Facebook podría convertirse en el mayor banco central del mundo

Se van acumulando los rumores de que Facebook está preparando el lanzamiento de su propia criptomoneda. El New York Times publicó un artículo en febrero diciendo que Facebook seguiría los pasos de Telegram, que tras su I.C.O. (Initial Coin Offering) de 1.200 millones de dólares consiguió una ronda de financiación de 850 millones de dólares y tiene en curso otras dos por otros 850 cada una.

En breve entraré en los pocos detalles conocidos de los planes de Telegram y Facebook. Pero lo fundamental es que si Facebook hace una I.C.O. exitosa entre sus 2.700 millones de usuarios (combinando Facebook, Instagram y Snapchat) podría convertirse en poco tiempo en el banco central más grande del mundo ya que Facebook dispondría de una ingente cantidad de criptomonedas respaldadas en todo tipo de divisas y eso es, en el fondo, lo que hacen los bancos centrales: emitir moneda respaldada en reservas de divisas.

Cada vez que aparece un invento útil se deben cumplir al menos cinco requisitos para que llegue al mercado de consumo masivo:

  1. Que funcione lo bastante bien
  2. Que sea lo suficientemente asequible
  3. Que no haya fricción en la adopción
  4. Que se produzca un “efecto llamada” desde los usuarios existentes a los nuevos
  5. Que sea legal

El freno a la expansión de las criptomonedas ha sido causado por su deficiente cumplimiento de estos requisitos. (1) Existen muchas tecnologías similares pero incompatibles entre ellas (algo así cómo lo que sucedió durante la guerra de los formatos en los reproductores de video en los 70). (2) Para los usuarios es peligroso tener criptomonedas debido a su altísima volatilidad. (3) Es demasiado difícil para el usuario medio conseguir una cartera de Bitcoin o cualquier otra crypto. (4) Las cuantiosas pérdidas de los inversores ingénuos en la burbuja y la altísima volatilidad han causado que las criptomonedas no sean un buen refugio cómo el oro (5) Cada vez hay más leyes que requieren la identificación de las partes intervinientes en una transacción con criptomonedas lo cual desvirtua el uso original para el que fueron creadas: la tenencia y transferencia anónima de riqueza.

Facebook podría sortear de un plumazo todos estos obstáculos dando paso a una nueva era en el comercio. No sólo podrían convertir en irrelevantes a los bancos para las transacciones de compra/venta de pequeña cuantía y a los servicios cómo Western Union para las remesas de dinero , sino que también podrían desintermediar a los emisores de tarjetas cómo VISA y MasterCard. Por poner sólo un ejemplo de la escala, según el Banco Mundial, los hindues residentes fuera de India enviaron en 2017 70.000 millones de dólares a su pais de origen.

Facebook podría crear un stablecoin, un tipo de criptomoneda que, a diferencia de Bitcoin, no cambia de valor rápidamente debido a que está respaldada por un fondo de divisas (tipicamente dólares americanos,  euros, francos suizos y otras) y, además, no existen más criptomonedas que divisas.

Según los rumores, Facebook se está tomando el proyecto muy en serio, con el ex-presidente de PayPal David Marcus en nómina a la cabeza en el más riguroso secreto.

Personalmente, opino que el impacto de que Facebook lance una criptomoneda difícilmente puede sobrevalorarse. No sólo por su grado de disrupción sino por sus consecuencias potenciales para Facebook. Ya de un tiempo a esta parte hay quienes andan haciendo lobby en el Congreso Estadounidense para que a Facebook se le apliquen leyes antimonopolio similares a las que se impusieron a AT&T (léase, por ejmplo, Zucked) . Además, existe una incompatibilidad fundamental entre el anonimato que proporciona valor fundamental a las criptomenedas y el espionaje sistemático a ultranza de Facebook.

La oportunidad en criptomonedas es tan grande que por supuesto habrá muchos competidores además de Facebook. Otras aplicaciones de chat tales cómo Kik, LINE, Kakao y Status bien tienen planes cripto bien han hecho ya ICOs por centenares de millones de dólares. En febrero de 2018 Forbes calificó la ICO de Telegram cómo la madre de todos los timos. Pero hay que tener en cuenta de que Telegram hizo la clásica ICO de moneda creada a partir de la nada, a diferencia de lo que sería el hipotético stablecoin de Facebook. Sobre la tecnología de Telegram, se ha llegado también a escribir que es 600 millones de toneladas de mierda por motivos demasiado técnicos para detallarlos aquí. Pero es asimismo dudoso que Facebook produzca una mierda cómo el Empire State Building, o, al menos, no es eso a lo que nos tiene acostumbrados.

 

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Bookmarks
Publicado en Criptomonedas | Deja un comentario

El boom de los asistentes de voz y sus implicaciones

 Hace unos días me encontré un vídeo de Xabi Uribe-Etxebarría acerca de los asistentes de voz y Sherpa. En realidad, discrepo con la tesis fundamental del vídeo afirmando que los asistentes de voz llegarán a ser cómo nuestra conciencia (luego contaré mis razones) pero el vídeo me impresionó igualmente y la evolución última de los asistentes no los hace menos útiles hoy, ni tampoco resta su capacidad expansión desde que vienen pre-instalados en los smartphones. Tanto Google cómo Amazon se enzarzaron en 2018 en agresivas campañas navideñas abaratando precios para colocar centenares de millones de dispositivos Echo y Google Home en los hogares.
Cómo en otros artículos anteriores, voy a empezar comentando lo menos técnico y más asequible para todos los públicos e iré profundizando paulatinamente en la tecnología para que cada cual pueda abandonar la lectura cuando prefiera.

Penetración de los asistentes de voz

Vayamos primero con las cifras. Un informe de Kantar and Sonar estima que actualmente 600 millones de personas usan un asistente de voz al menos una vez por semana. Estados Unidos, Alemania y España llevan la delantera en cifras de penetración.

Amazon declaró a finales de 2018 que había vendido en total más de 100 millones de dispositivos Echo, se estima que Googe lleva vendidos 52 millones de dispositivos Google Home y hay más de otros 100 millones de Baidu DuerOS en Oriente.

Las cuotas de mercado podría variar según vayan entrando en el mercado nuevos competidores, pero lo que parece claro es que el porcentaje de gente usando asistentes de voz sigue aumentando vertiginosamente.

Para qué se usan los asistentes de voz

Yo soy un escéptico tecnológico. Por consiguiente, todavía no he conseguido entusiasmarme con ningún uso de los asistentes de voz pues creo que son cómo las apps que informan sobre el tiempo, que la gente se ha acostumbrado a usar porque han perdido la capacidad de evaluar las condiciones meteorológicas mirando por la ventana. Sin embargo, las navidades pasadas tuve una epifanía: mi tío cogió su iPad y le preguntó de viva voz: “¿pueden los jilgueros vivir en cautividad?” Mi tío tiene acento andaluz ergo la consulta sonó más bien cómo: “¿pueden lo hilguero viví en cautividá?” Estaba esperando a que me pidiese ayuda pero, sorprendentemente para mi, encontró lo que buscaba sin dificultad. Me sorprendí porque, según una encuesta sobre asistentes de voz con 1.000 personas en Gran Bretaña, casi la mitad de los británicos reciben respuestas extrañas porque el asistente de voz no entiende su acento. Descubrir esto me hizo sentirme menos culpable de mis limitaciones para entender el inglés oriundo de ciertos condados.

La anécdota no es puntual. La mayoría de las interacciones con los asistentes de voz son para buscar información en Internet o hacer preguntas sobre productos o sobre cómo llegar a un sitio. Con la particularidad de que el primer resultado de la consulta es probablemente el único que el usuario tendrá en consideración.

Fuente: Kantar & Sonar

Aunque se intuye que hay una buena oportunidad para el comercio electrónico la tendencia hacia el aumento de compras mediante interfaces de voz aún no está del todo clara. Un informe de Accenture afirma que al 60% de los británicos que tienen un Echo le gustaría usarlo para comprar, pero sólo el 7% ha hecho alguna compra mediante el interfaz de voz. También existen evidencias de que los interfaces de voz promueven el up selling y las compras recurrentes, cosa que no es de extrañar, ya que cualquier interfaz que facilite el proceso de compra y lo haga más ubicuo tendrá sin duda el efecto de incrementar las ventas.

Por el momento, los colectivos que parecen mejor público objetivo para los asistentes de voz son cuatro: 1) adultos ocupados con tareas, 2) niños que aún no han aprendido a leer bien, 3) personas mayores con dificultades para ver bien las letras en un smartphone y dificultades para entender cómo se usan las aplicaciones y 4) personas con discapacidad visual.

El 25% de los usuarios se llevan el loro a la cama, lo cual adivino que es para que les despierte en la mañana. El 15% lo usan para mantener a sus hijos entretenidos.

Fuera de casa, el uso más común de los asistentes de voz que llevan los smartphones es en el automóvil.

El mayor obstáculo para la penetración es que la gente intenta evitar el uso los asistentes de voz en público.

Para qué no sirven los asistentes de voz

Algunos tienen la visión de los asistentes de voz cómo sistemas que eventualmente evolucionarán hacia convertirse en un eficiente ayudante para completar las necesarias tareas contextuales en nuestra vida diaria. Yo personalmente opino que esa creencia está basada en un entendimiento erróneo de lo que es la inteligencia artificial en realidad.

Voy a exponer lo que es en el fondo la I.A. con la mayor brevedad que me es posible.

Consideremos la siguiente tabla de valores:

x y
3 5
8 10
14 16
37 39

Hasta un niño preescolar conocedor sólo los rudimentos más básicos de la aritmética podría darse cuenta de que la tabla contiene los valores de una función f(x) tal que f(x)=x+2 Eso es en esencia lo que hace la inteligencia artificial, averigua cual es la función que convierte los valores de la columna de la izquierda en valores de la columna de la derecha. Lo que sucede es que los datos pueden ser infinitamente más complicados. Sólo por poner un ejemplo: supongamos que estamos intentando hallar el significado de una frase de cinco palabras sobre un vocabulario de veinte mil palabras. Entonces la cantidad de frases posibles es 3,2 × 10²¹ muchas de ellas sin significado, o con un significado que no se puede desambiguar.

La inteligencia artificial, actualmente, no comprende ni razona, ni entiende el significado real ni mucho menos es capaz de aconsejarnos sabiamente. Sólo identifica patrones y encuentra relaciones.

He escrito en un post anterior sobre los desafíos de la incertidumbre en el lenguaje natural. Sería estupendo si pudiésemos decir:

— “Alexa, si hay tráfico en la Autopista Tres envía un correo electrónico a los asistentes de mi próxima reunión avisándoles que llegaré quince minutos tarde”.

Muy bien pero ¿Cual es el umbral de intensidad del tráfico tiene que haber en la Autopista Tres (medido en cantidad de vehículos por hora que pasan por un punto) para que Alexa ejecute este mandato? ¿Y qué sucede si el tráfico aumenta súbitamente debido a un accidente cuando el conductor ya ha rebasado el lugar del accidente? Lo que la máquina debería entender es realmente cual es nuestra intención y reinterpretar lo anterior en algo así cómo:

— “Alexa, monitoriza constantemente mi posición GPS durante los próximos treinta minutos y si calculas que voy a llegar más de cinco minutos tarde a mi reunión de las nueve entonces envía un correo electrónico a los asistentes a la reunión [de las nueve] avisándoles de mi retraso estimado”.

Hay incluso quienes sugieren que los asistentes de voz deberían llamar a la policía automáticamente si detectan que se está produciendo un crimen.

Además, cómo explica María del Carmen Martínez Carrillo en sus artículos Knowledge and Conversation y Repair Sequences existen muchos problemas abiertos en las conversaciones hombre-máquina; cómo el que los humanos a menudo expresan sus deseos indirectamente con frases del estilo:

— “¿Tienes apuntes de la clase del viernes?
cuando realmente quieren decir
— “¿Puedes prestarme tus apuntes de la clase del viernes?”.

O también que en las conversaciones en lenguaje natural se producen muchos errores que los interlocutores reparan sobre la marcha:

— “¿Sabes dónde está esa cervecería en la cual venden cervezas a 50€?
— “¿Quieres decir cervezas a 50¢?

Es posible entrenar a la inteligencia artificial para que sea sensible al contexto y pueda seguir la secuencia de la conversación. Por ejemplo, con una pregunta:

— “¿Quién fue el undécimo presidente de Estados Unidos?
seguida de otra pregunta
— “¿Entre qué años gobernó ese señor?

y que el asistente entienda que “ese señor” se refiere a James Knox Polk. Hoy en día Google puede hacer esto, Siri todavía no.

Falta aún un largo camino por recorrer. Las utilidades existentes actualmente son en el fondo sólo sofisticados reconocedores de patrones y el modelo de desarrollo no es escalable para manejar conversaciones (en el apartado dedicado a la tecnología utilizada por los asistentes de voz explicaré por qué). Hay decenas de miles de aplicaciones a medida para Alexa (conocidas cómo Skills) pero más de la mitad de las carecen de evaluaciones de usuario, menos de diez tienen más de mil evaluaciones y diez de las quince primeras en el ranking sirven para reproducir música ambiente gracias a que alguien tuvo la fantástica idea de que además de aceptar comandos de voz los asistentes contasen con altavoces de calidad.

En los próximos años asistiremos a una mejora vertiginosa en los interfaces de lenguaje natural porque el número de patrones es grande pero no infinito y porque al proporcionar herramientas cómo el Skills de Alexa los proveedores podrán aprovecharse del crowsourcing para mejorar el entendimiento de la máquina y sus respuestas interactivas.

¿Nos espían constantemente los asistentes de voz?

Por ahora, los asistentes de voz no nos espían todo el tiempo pero lo harán. Actualmente, los asistentes escuchan permanentemente en busca de una frase de inicio cómo “OK Google” o “Hey Cortana” A partir de ese momento empiezan a enviar toda la conversación que sigue a un servicio de grabación y análisis en la nube en el cual es posible revisar y eliminar conversaciones grabadas. No obstante, tanto Amazon cómo Google han solicitado sendas patentes de algoritmos que identifican palabras clave e inician un análisis de lo que se está diciendo para detectar oportunidades comerciales. Conversaciones cómo “Cariño, recuerda que el mes que viene caduca el seguro del coche y hay que renovarlo” son oro puro para los departamentos comerciales de las aseguradoras.

Incluso ya han empezado a aparecer los equivalentes de los bloqueadores de anuncios y rastreadores web cómo Project Alias, un “parásito” Open Source DIY basado en Raspberri Pi que impide a Amazon Echo o Google Home escuchar cuando no están siendo utilizados.

Project Alias

Google Home con un parásito Alias impreso en 3D

En Estados Unidos hay al menos un caso conocido, en el cual la policía solicitó las grabaciones de un asistente de voz para investigar un crimen. Finalmente el asunto se resolvió porque el sospechoso accedió voluntariamente a permitir el acceso policial a las grabaciones. Pero eso no sienta ningún precedente legal en cuanto a si Amazon o Google deberían entregar la información de que disponen a las autoridades ante la sospecha de una vulneración de la ley. También hay otro caso, por cierto, en que la policía solicitó las lecturas de un medidor de agua para investigar si la escena de un crimen había sido lavada con anterioridad a informar sobre lo sucedido.

De un tiempo a esta parte, las empresas dominantes en software web y móvil han demostrado sistemáticamente su total falta de respeto por la privacidad de los usuarios. Los sucesivos escándalos en Facebook han enmascarado que Google y Amazon y todos los que pueden hacen el mismo uso y abuso de tanta información cómo puedan recabar sobre los usuarios.

¿Pueden los asistentes de voz ser perniciosos para los niños?

El efecto que los asistentes de voz pueden tener en el comportamiento y desarrollo infantil es aún desconocido. Las preocupaciones varían desde temer que el niño atribuya rasgos antropomórficos al dispositivo hasta que el niño piense que Alexa es un dios todopoderoso.

Algunos padres se quejaron de que los asistentes no requieren ser tratados con amabilidad y esto podría fomentar el uso de lenguaje abusivo. La respuesta de Amazon y Google fue crear “palabras mágicas” que proporcionan refuerzos positivos al usuario cuando dice “por favor” y otras expresiones de cortesía.

Otra cuestión abierta es que los padres querrán que los asistentes de voz den respuestas diferentes a los niños de las que les darían si fuesen adultos. Por ejemplo, supongamos que un niño de 4 años pregunta: “Alexa ¿quién es Papá Noel?“.

¿Pueden los asistentes de voz ser sexistas?

Creo que hoy en día es imposible tratar ningún tema sin que aparezca la cuestión de género. Los asistentes de voz están en la picota por fomentar presuntamente actitudes machistas. ¿La razón? Pues simplemente porque tienen voz de mujer. Durante las pruebas con usuarios, todas las empresas cómo Amazon, Apple, Google o Microsoft probaron voces femeninas, masculinas y neutras (técnicamente es posible sintetizar una voz en la que no se pueda identificar claramente el género). Los usuarios de prueba expresaron mayoritariamente su preferencia por las voces femeninas y cómo consecuencia las empresas le pusieron a los asistentes voz de mujer. La explicación es que se identifica un asistente de voz con una diligente secretaria o una abnegada esposa que organiza el día y se ocupa de las tareas contextuales. Sin embargo, IBM le puso voz masculina a su sistema experto de diagnóstico médico basado en Watson y le hizo hablar con frases cortas y asertivas. En este caso por la imagen de un médico es eminentemente una figura masculina que hable con frases cortas y asertivas.

Cuales son las tecnologías en las que se basan los asistentes de voz

La primera versión de Dragon NaturallySpeaking capaz de convertir un dictado continuo de voz a texto data de 1997. Siri ha estado entre nosotros desde el iPhone 4S lanzado en 2011 con tecnología proveniente de Nuance.

Para que los asistentes domésticos de voz pudieran convertirse en un artículo de consumo masivo se requería la convergencia de cuatro tecnologías:

• Micrófonos de campo lejano cómo los que llevan Google Home y Amazon Echo capaces de separar la voz del ruido de fondo. Incluyendo no sólo el hardware, que no es ninguna novedad, sino también nuevos algoritmos para discernir y seguir la voz por una habitación.
• Suficiente ancho de banda, el cual se ha expandido en los hogares gracias a la fibra óptica y LTE.
• Capacidad de procesamiento en la nube.
• Inteligencia artificial para el procesamiento de lenguaje natural (NLP).

También se necesitan, por supuesto, los servicios que utiliza el asistente, evidentemente las capacidades de búsqueda de Google Home no existirían si no estuviese el buscador de Google por detrás.

Conversión de voz a texto

Los primeros reconocedores de voz estaban basados en Modelos Ocultos de Márkov (HMM) y necesitaban horas de entrenamiento antes de poder reconocer bien la voz del usuario. A partir de 2009 empezaron a usarse las redes neuronales profundas (DNN) para el reconocimiento de voz. Entre lo más novedoso a fecha de este artículo en redes neuronales está la línea de investigación en Deep Jointly-Informed Neural Networks (DJINN).

Reconocimiento de emociones en la voz

Otra característica técnica que pueden incorporar los asistentes de voz son los Hybrid Emotion Inference Models (HEIM). Se trata de un modelo de machine learning que combina asignación latente de Dirichlet (LDA) para detectar temas en un texto y memoria bi-direccional y multi-dimensional de largo a corto plazo (LSTM) para identificar las emociones a través de las características acústicas de la voz. Es decir, el HEIM detecta de qué estamos hablando y cual es nuestro estado emocional sobre el asunto.

Aplicaciones para crear chatbots

Existen decenas de herramientas para crear chatbots. Por citar sólo las más conocidas Alexa Skills Kit, Amazon Lex, DialogFlow, Microsft Bot Framework, Watson Assistant.

Por cuestión de espacio, aquí voy a recorrer sólo Alexa Skills Kit.

La diferencia principal entre Alexa Skills Kit y Amazon Lex es que Skills está específicamente ligado a Amazon Echo y Alexa mientras que Lex soporta tanto voz cómo texto y permite ser desplegado en smartphones y aplicaciones de mensajería.

Un custom skill para Alexa está compuesto de cuatro partes:

  1. Invocation (invocación)
  2. Utterance (declaración)
  3. Intents (intención)
  4. Slots (entidades)

La invocación simplemente la palabra clave “Alexa” con la que se inicia el diálogo.

La declaración es la frase enunciada por el usuario, por ejemplo “cuéntame cual es el tiempo previsto para el veintiséis de mayo en Pernambuco”.

La intención es la descripción de acciones que la máquina debe emprender en respuesta a la declaración, cómo empezar a hablar de la temperatura, humedad, etc.

Las entidades representan información específica en la declaración relevante para elegir la intención correcta, en este caso se indica que de todos los días y lugares posibles se requiere sólo la predicción para el veintiséis de mayo en un estado brasileño.

No es necesario especificar todas las variantes de la declaración, Alexa se encarga de ello, pero aún así es fácil intuir que este mapeo de declaraciones a intenciones no es práctico para definir flujos en diálogos largos y complejos cómo puede apreciarse en el siguiente ejemplo de diálogo para pedir un servicio de Uber.

Uber Ordering Dialog Flow

Fuente PolyAI

El modelo es demasiado simple, y Amazon lo ha intentado hacer aún más fácil con la introducción de los Alexa Blueprints que son plantillas para crear cosas como un juego de preguntas y respuestas o un cuestionario.

Procesamiento de Lenguaje Natural (NLP)

Existen innumerables start-ups que están intentado ir más allá del reconocimiento de patrones y palabras clave para dar autentico significado a las frases del usuario. Además de las empresas cómo MeaningCloud que llevan décadas con esa misión.

El proceso (hasta dónde yo sé) consiste básicamente en lo siguiente:

  • Preproceso.
    1. Identificar el idioma.
    2. Separar las palabras. Cada idioma tiene necesidades específicas. Por ejemplo, en alemán hay que descomponer las palabras cómo “freitagmorgen” que significa viernes por la mañana. También se aplican otras técnicas que no detallaré aquí tales cómo la lematización y el stemming para reducir el número de palabras.
    3. Separar las frases.
  • Macro entendimiento.
    1. Categorizar el contenido. Por función, intención, propósito, área temática, sentimiento o cualquier otra categoría que se considere relevante.
    2. Agrupar el contenido. Para identificar los temas principales del discurso y/o descubrir nuevos temas y similaridades entre textos.
    3. Evaluar el sentimiento general
  • Micro entendimiento.
    1. Extraer las entidades. Nombres de personas y empresas, acrónimos, cantidades numéricas, palabras clave, etc.
    2. Crear listas. Por ejemplo cuando se citan varias ciudades.
    3. Extraer hechos. Que se puedan almacenar en una base de datos de forma estructurada.
    4. Establecer relaciones entre los hechos.
    5. Imputar sentimientos a las entidades.
    6. Atribuir frases a personas. Quién dijo qué.
    7. Resolver referencias. ¿A qué persona mencionada previamente se refiere el pronombre “ella”?

Para el micro entendimiento existen básicamente tres estrategias:

  1. De arriba a abajo (top-dowm). Identificar la estructura de la frase: sujeto, verbo, objeto, predicado, adjetivos, adverbios.
  2. De abajo a arriba (bottom-up). Crear un gran número de patrones ad hoc y atribuir un significado a cada uno.
  3. Estadística. Similar a de abajo a arriba pero casa los patrones usando una base de datos generada mediante juegos de entrenamiento

Cada estrategia tiene sus ventajas y desventajas.

La estrategia de arriba a abajo sirve para procesar patrones nunca vistos anteriormente pero para funcionar medianamente bien todavía requiere una considerable cantidad de identificación de identificación de patrones tras el barrido inicial de arriba a abajo.
La estrategia de abajo a arriba requiere un mantenimiento constante de actualización de patrones conocidos.
La estrategia estadística requiere de un conjunto de entrenamiento bastante grande.

Herramientas populares

Frameworks para NLP

  • Apache Open NLP. Contiene muchos componentes y es bastante potente y complejo. Principalmente de estrategia de arriba a abajo.
  • Apache UIMA. Tiende hacia un enfoquede abajo a arriba y estadístico. No es fácil de implementar y requiere mucha programación.
  • GATE. Estrategia de abajo a arriba configurable, más sencillo que UIMA, aunque todavía requiere que sean programadores quienes definan los patrones.

SaaS para NLP

Compartir:

  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Bookmarks
Publicado en Inteligencia Artificial, Usos sociales de la tecnología | Deja un comentario

Tipos de Incertidumbre

Hace poco encontré un excelente libro de matemáticas escrito en 2010 y titulado An Introduction to the Mathematics of Uncertainity escrito por Mark J. Wierman. Nunca he publicado un resumen de un libro en La Pastilla Roja, pero creo que este merece una excepción. Sólo voy a comentar la introducción, pero en total hay 339 páginas para quien se atreva con ellas.

La gestión de la incertidumbre es crucial en computación porque prácticamente cualquier sistema de inteligencia artificial debe tenerla en cuenta de una forma u otra.

Para empezar, consideremos este ejemplo procedente de Representing Uncertain Knowledge por Paul Krause y Dominic Clark. En el cual se enuncian catorce posologías del medicamento Piperol estudiando el grado de incertidumbre de cada una. Y que ilustran distintos tipos de incertidumbre: imprecisión, vaguedad, márgen de confianza, ambigüedad, inconsistencia, generalidad, anomalía, incongruencia, ignorancia, negación, irrelevancia.

Experto Tratamiento prescrito Comentario
A 100mg cada 12 horas Hay poca incertidumbre en esta frase. Se trata de una prescripción precisa. La única duda podría ser a qué hora debería el paciente tomar su primera dosis. Pero esa es una incertidumbre de la ejecución, no de la definición.
B 80-100mg dos veces al día Esta es imprecisa porque 80-100mg es un intervalo. ¿Cómo decidir cual es el mejor valor dentro del intervalo? Este tipo de instrucciones son comunes cuando la substancia está disponible en diferentes dosis, entonces depende del paciente tomar suficiente cantidad, pero no demasiada.
C Alrededor de 120mg 2-3 veces al día Aquí la cantidad es más o menos precisa. Pero 2-3 veces no es un intervalo. Este tipo de prescripción es frecuente para los analgésicos dado que cada paciente se siente de forma diferente respecto al dolor.
D Probablemente 200mg dos veces al día Esta es una prescripción basada en la variabilidad de la dosis en función de la dolencia. Casi siempre, el Piperol se receta para el Síndrome de Beamer en cuyo caso la dosis es de unos 500mg/día. Pero puede recetarse también para otras dolencias en cuyo caso la dosis varía.
E ¿30mg? u ¿80mg? dos veces al día (el primmer dígito no se lee bien) En este caso es difícil determinar si el primer dígito es un 3 o un 8 debido a un problema de impresión. El resultado es una ambigüedad.
F 200mg cuatro veces al día o 100mg una vez al día Aquí las alternativas son inconsistentes. El paciente puede determinar con bastante exactitud qué hacer pero las instrucciones parecen contradictorias.
G 150mg Aquí la información es incompleta. La prescripción debería decirno no sólo cuánto tomar sino también cuándo y cómo.
H Al menos 100mg dos veces al día Esta información es muy imprecisa. 100mg parece el mínimo, pero ¿cual es el máximo? Si las píldoras disponibles son de 80mg ¿cuántas tomar y cada cuánto tiempo?
I La dosis usual es 100mg dos veces al día La pregunta inmediata es ¿sufre el paciente la dolencia habitual?. La información es demasiado genérica.
J 1g dos veces al día ¿Es esto un error tipográfico? La dosis es desproporcionadamente alta comparada con las anteriores. La prescripción es precisa y no habría motivo para dudar de ella excepto porque es cuantitativamente muy diferente de todas las anteriores.
K Búscalo en Google El experto evita la cuestión. Esto es incongruencia.
L Nunca he oído hablar de ese medicamento En esta ocasión resulta que el experto consultado no es un experto después de todo.
M No tomes esa droga Es equivalente a recomendar que la dosis óptima es cero en cualquier caso. Aunque no se justifican las razones. Podría ser que el medicamento tenga potencialmente más efectos adversos que beneficios. Sin embargo, el experto no justifica debidamente su recomendación.
N 13 Rue del Percebe El experto no ha entendido nada de la pregunta, y, por consiguiente, la respuesta no guarda ninguna relación.

Tipología de Morgan y Henrion

La tipología de M. Granger Morgan y Max Henrion se creó principalmente para gestionar el riesgo y evaluar políticas. Combina aspectos que se tratan mejor de forma probabilística (error aleatorio, coeficiente de variación) con aspectos que se gestionan mejor mediante teoria de conjuntos borrosos (imprecisión lingüística). He aquí una breve enumeración de las incertidumbres en la tipología de Morgan y Henrion:

  • El error aleatorio y el coeficiente de variación se dan cuando se mide cualquier cosa tal cómo la velocidad de un automóvil.
  • El error sistemático ocurre porque los dispositivos de medición no son perfectos o porque no se usan correctamente.
  • El juicio subjetivo ocurre cuando no se interpretan correctamente los resultados.
  • La imprecisión lingüística se da al proporcionar una descripción que no es cuantificable de forma precisa, por ejemplo “un coche rápido”.
  • La variabilidad es aquello por lo que dos automóviles fabricados en serie no se comportarán de forma idéntica en la carretera.
  • La impredictbilidad es lo que hace que un automóvil no sea capaz de alcanzar la velocidad máxima que se supone que debería.
  • La incertidumbre de los expertos es facilmente verificable en las valoraciones dispares que puede recibir el mismo modelo de automóvil.
  • La aproximación se crea al redondear la velocidad al número entero de kilómetros por hora más próximo.
  • La incertidumbre del modelo ocurre cuando se modeliza el tiempo de vida útil de un automovil basándose en los resultados tests previos.
  • Tipología de Smithson

    Otra tipología procedente de las ciencias del comportamiento es la elaborada por Michael Smithson en Ignorance and Uncertainty: Emerging Paradigms. A la cual, según M. J. Wierman habría que añadirle una rama más para la estupidez.

    Tipología de Klir

    Es una tipología creada por George J. Klir y Mark J Wierman orientada a medir la incertidumbre en sistemas matemáticos y computacionales. En su libro Uncertainty-Based Information distinguen dos grandes clases de incertidumbre: la vaguedad y la ambigüedad. La vaguedad surge como efecto de los límites imprecisos de los conjuntos borrosos debido a la falta de distinción clara entre los elementos que pertenecen al conjunto y los que no. La ambigüedad refleja la multipicidad de elementos distintos de un conjunto que pueden cumplir con una definición.

    Tipología cibernética de Potocan, Mulej y Kajzer

    Potocan, Mulej y Kajzer aplican principios de cibernética y teoría de sistemas a la gestión de negocios. En lugar de una clasificación jerárquica cómo las anteriores, enumeran ocho aspectos de incertidumbre que un sistema puede contener o no. Introducen también otras consideraciones cómo la diferencia entre sistemas abiertos versus cerrados, o naturales versus artificiales. Algunas de sus ideas pueden encontrarse aquí y aquí.

    Compartir:

    • Twitter
    • Meneame
    • Facebook
    • Google Bookmarks
Publicado en Minería de Datos | Deja un comentario

La guerra de destrucción mutua garantizada en las noticias falsas

Facebook ha pasado un par de años realmente malos con las noticias falsas. La gente parece haberse obsesionado con el tema, cómo si las cadenas públicas de televisión no hubiesen estado nunca manipuladas informativamente. Ahora la moda es acusar a los rusos y a Donald Trump de publicar noticias falsas sobre Ucrania y todo tipo de bulos para alterar los resultados electorales. Pero conviene recordar que el primero en dar la campanada en EE.UU. con el uso de las redes sociales para recaudar fondos y movilizar votantes fue Barrack Obama.

Todas las redes sociales importantes han iniciado algun tipo de acción contra las noticias falsas. Una métrica creada por University of Michigan’s Center for Social Media Responsibility afirma que el porcentaje de contenido dudoso en Facebook alcanzó su máximo en marzo de 2017 con un 8,1% de noticias dudosas y que cayeron hasta el 3,2% en noviembre de 2018. Una tendencia similar se observa en Twitter con una reducción de noticias dudosas desde el 5,6% en noviembre de 2016 hasta el 4,2% en noviembre de 2018. Es decir, al menos hasta cierto punto, las políticas de las redes sociales contra las noticias falsas están funcionando. La red que lo tiene más difícil es WhatsApp debido a que los mensajes están encriptados en los servidores y, por consiguiente, no es posible leerlos con algoritmos de inteligencia artificial para filtrar contenidos automáticamente. Otra cuestión a debatir sería si las medidas se adoptaron a tiempo o si las plataformas deberían autoregularse más cómo si fuesen un medio de comunicación en vez de un medio a través del cual cualquiera puede compartir cualquier cosa.

Es innegable que las redes sociales tienen una fuerte influencia en las noticias. Según un estudio de Pew el 68% de los estadounidenses se nutren de noticias a través de las redes sociales al menos de vez en cuando. Y de ellos el 57% creen que las noticias en las redes sociales tienden a ser inexactas. Es decir, la mayoría de la gente ya no se cree lo que lee.

Yo dudo que nadie haya obtenido una ganancia significativa con las noticias falsas. Las redes han visto erosinada su credibilidad. Los usuarios cada vez se fian de lo que leen y de todas formas las noticias más dudosas tienden a circular entre grupos de personas que ya estaban radicalizadas.

Los recuentos de influenciadores clasificándolos por su orientación política muestran que hay aproximadamente la misma cantidad de trolls de derechas que de izquierdas. Y ya en 2014 el Huffington Post llamaba a la movilización para combatir a la derecha con sus mismas armas de desinformación.

La página en Wikipedia sobre el sesgo informativo en los medios estadounidenses explica cómo crucificaron a Donald Trump antes y después de las elecciones. Y con esto no pretendo sugerir que la campaña de Trump estuviese exenta de controversias o que la propaganda electoral en redes sociales no sirva para nada, sí que sirve y en ocasiones cualquier pequeña ventaja marca una diferencia crucial. En 2000 George W. Bush ganó el estado de Florida (clave para acceder a la presidencia) por tan sólo 327 votos de diferencia frente a Al Gore en el recuento inicial. En 2016 65.853.514 (48,2%) votantes eligieron a Hillary Clinton frente a 62.984.828 que eligieron a Donald Trump (46,1%). Sin embargo, Trump acabó ganando las elecciones porque obtuvo mayoría en 30 estados de la Unión frente a los 20 de Hillary y, según la ley electoral estadounidense, quien saca más votos en un estado obtiene todos los representantes de ese estado. Si combinamos esto con un análisis de las llamadas (neutrales) que Facebook hizo para fomentar la participación electoral, según el cual centenares de miles de personas se animaron a ir a votar tras ver que lo habían hecho sus amigos, es fácil intuir que la red social pudo tener una influencia decisiva en el resultado final de la votación.

Según varios estudios, en Estados Unidos los seguidores de derechas tienden a estar más agrupados un menos medios, mientras que los de izquierdas usan más fuentes (aunque no necesariamente más imparciales). En EE.UU. los conservadores se agrupan en torno a Fox News mientras que los liberales se reparten entre CNN, MSNBC, NPR y NYT. En España, sin embargo, hay más medios de derecha que de izquierda. Mi conclusión personal es que no importa mucho la concentración o dispersión de medios porque la gente tiende a leer sólo la información que confirman sus creencias previas excepto por un pequeño porcentaje de excépticos que en no pocas ocasiones han sido el factor decisivo en unas elecciones.

El grave problema de la personalización de contenidos es que debido a los filtros burbuja, cada usuario ve unas noticias personalizadas diferentes de las que ven los otros usuarios. La piedra angular del consenso democrático es que los ciudadanos tomen decisiones basadas en un conjunto de hechos compartidos. Pero si no leen las mismas noticias entonces tendrán puntos de vista diferentes hasta el punto de ser posiblemente irreconciliables. La tecnología no puede por sí sola solucionar la ignorancia de la gente cuando un porcentaje significativo de la población cree ciegamente en cosas que son demostrablemente falsas.

Adicionalmente, el microtargeting electoral ha pervertido la esencia de las campañas políticas, que debería ser atraer a la mayor cantidad posible de votantes hacia un conjunto de valores compartidos. En lugar de eso, se le dice a cada elector lo que quiere oir, sacando ventaja del hecho bien conocido de que los electores no evalúan en conjunto todas las propuestas de un candidato sino que seleccionan sólo tantas propuestas cómo se pueden contar con los dedos de una mano y votan a un partido político basándose sólo en tres o cuatro cosas.

No parece haber un vencedor claro en las guerras de desinformación, sin embargo, existen precedentes de que a corto plazo las batallas las gana el que apela al corazón de las personas antes que a su cabeza. Esto es en parte porque los mensajes con carga emocional se viralizan más que los emocionalmente neutros. Un ejemplo utilizado con frecuencia es el resultado inesperado de la votación sobre el Brexit en 2016. Los británicos partidarios de quedarse en Europa pensaban que ya tenían un buen acuerdo, incluso el mejor acuerdo posible. Por consiguiente, lo mejor era dejar las cosas cómo estaban. Los partidarios de la salida, en cambio, optaron por argumentos más emocionales, cómo culpar a los inmigrantes de los problemas en el Reino Unido o argumentar que un presunto ahorro de la salida de la Unión Europea estimado 350 millones de libras semanales se destinaría a mejor el sistema de salud pública en un país con suficiente presupuesto cómo para mejorarlo si realmente existiese voluntad política. Según las evidencias, la desinformación y las noticias falsas se comparten un 70% más que la verdad y se propagan seis veces más rápido, y esto es obra de humanos, no de bots, lo cual indica que las redes sociales adolecen de un mal sistémico basado en la tendencia de los usuarios a compartir información sobre los peores aspectos del género humano.

Por último, la mentira lleva ventaja porque el espacio para la falsedad es mucho mayor que para la verdad. Sólo puede informar de lo que es cierto pero se puede desinformar de cualquier cosa inventada sin límite para la imaginación. Además, los psicólogos han comprobado que cuando las personas no están profundamente involucradas en un asunto o no son capaces de pensar con detenimiento, entonces tienen más en cuenta el número de argumentos a favor o en contra de algo que la calidad de los mismos.

Artículo relacionado: Propaganda 2.0.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Bookmarks
Publicado en Usos sociales de la tecnología | Deja un comentario

Por qué contratar sólo a primeras bailarinas no garantiza el éxito

Probablemente la recomendación sobre recursos humanos más repetida por los ejecutivos cuando son entrevistados es “rodéate de personas más inteligentes que tú”. Yo creo que tal consejo es un mensaje más dirigido al ego de sus propios subordinados que a la audiencia en general. No es que la calidad de los recursos no importe, de hecho muchos líderes victoriosos dejaron de serlo tanto cuando la cantidad y calidad de los recursos de los que disponían empezó a declinar, cómo le sucedió, por ejemplo, a Napoleón tras el desastre de la Grande Armée en Rusia en 1812. Sin embargo, también se pueden encontrar muchos ejemplos hoy en día de buenos negocios que están basados en mano de obra que no requiere ninguna cualificación especial. Incluso en los sectores donde el talento es presuntamente la piedra angular del éxito, como el software, la tendencia es hacia reemplazar las organizaciones basadas en personas por organizaciones basadas en procesos repetibles.

Reclutamiento Global

Lo primero que hay que tener en cuenta es que reclutar a los mejores es un concepto relativo a la ubicación geográfica. En España una empresa espera contratar a programadores sobresalientes por alrededor de 50.000€/año pero en el Reino Unido la misma empresa tendría que ofertar no menos de 80.000£ y en Estados Unidos no menos de 100.000$ Además, el nivel medio en cada uno de esos países varia debido a la emigración de trabajadores cualificados hacia las zonas con mejores sueldos.

Si el objetivo es maximizar el talento de los programadores, probablemente la mejor estrategia es el reclutamiento global a través de varios centros de trabajo, que es lo que muchas multinacionales ya están haciendo actualmente.

Caza de talento

Ya he escrito anteriormente sobre las Guerras por el Talento. Mi opinión es que la obsesión por robar trabajadores a la competencia es excesiva, a menos que lo que se pretenda sea destruir a la empresa competidora por la vía de desposeerla de mano de obra lo cual es posible en algunas ocasiones.

Existen casos de éxito notables en los cuales un nuevo directivo superestelar consiguió grandes progresos, pero también existen incontables fiascos. En media, las estadísticas muestran que la correlación entre los traspasos estelares y la mejora de resultados es baja. Sin embargo, lo que sí influye enormemente en el rendimiento —y rara vez se tiene en cuenta— es el salario medio ofrecido a los trabajadores alta cualificación. En lugar de gastar cantidades astronómicas de dinero en contratar a una persona en particular, las empresas conseguirían mejores resultados esforzándose en ofrecer mejores sueldos que su competencia. Esto, por supuesto, no implica que aumentar los sueldos vaya automáticamente a aumentar la productividad, podría ser incluso al contrario. De lo que se trata es de hacer ofertas económicas suficientemente atractivas para atraer a los buenos candidatos.

Hay algunas empresas que definitivamente necesitan personas capaces de demostrar el Último Teorema de Fermat o la Hipótesis de Riemann. La inmensa mayoría, no obstante, lo que necesitan son ingenieros capaces de funcionar continuamente de forma eficaz con pequeños avances sobre las mejores prácticas conocidas en el sector. Muchas start-ups triunfan gracias a un puñado de programadores heroicos trabajando sobre una plataforma diferente, como por ejemplo, el caso contado por los fundadores de Whatsapp en su elección de Elixir y Erlang (algo poco común en entorno WWW) para el desarrollo. Pero la misma start-up debe evolucionar desde el modo heroico hacia el modo gestionado en algún momento de su vida o no sobrevive a largo plazo.

Si lo que se buscan son pequeñas mejoras, la forma más barata de mejorar la eficiencia es reemplazar primero a los peores empleados. Esto no producirá un cambio cualitativo en la situación pero lo que es evidente es que un equipo de fútbol tiene menos probabilidades de ganar un partido si su portero es malísimo.

Perfiles de asentamiento

Los trabajadores pueden catalogarse en varios grupos según su criterio a la hora de elegir un puesto de trabajo. En primer lugar está la división entre los que buscan empleo fijo y los que buscan empleo temporal (típicamente asalariados versus autónomos). Y dentro de ambos grupos hay otros cuatro subgrupos: los perfeccionistas, los satisfacedores, los oportunistas y los supervivientes. Esta clasificación está basada en la Teoría de la Racionalidad limitada de Herbert Simon y las posteriores aportaciones de D. Kahneman y R. Thaler.

Los perfeccionistas son aquellos trabajadores que necesitan tener la sensación de haber encontrado el trabajo perfecto. En general, bien nunca estarán del todo contentos con su situación bien desarrollaran mecanismos psicológicos para justificarse ante sí mismos por qué tienen un trabajo inmejorable.

Los satisfacedores emplearán una cantidad acotada de tiempo y esfuerzo en buscar un trabajo, luego simplemente cogerán el primero que les parezca aceptable y se quedarán en él durante una cantidad relativamente prolongada de tiempo.

Los oportunistas son verdaderos cazar recompensas que están siempre disponibles para el mejor postor con poca o ninguna lealtad a su empleador actual.

Por último, los menos afortunados son supervivientes cómo buenamente pueden en un mercado de trabajo que les ofrece poca o ninguna capacidad de negociación.

Normalmente, las empresas tienen una mezcla de estos perfiles con perfeccionistas y satisfacedores en los puestos de mayor duración y oportunistas y supervivientes en los trabajos por obra. En general, el grupo más feliz y estable son los satisfacedores.

Guardia pretoriana

Es habitual que cuando llega un nuevo jefe se desperdicie una cantidad significativa de dinero en contrataciones innecesarias. Esto es porque el recién llegado necesita comprar lealtad pero también debido a que en su ilusión de hacerse cargo piensa que podrá hacerlo mejor que su predecesor en lo relativo a la configuración óptima del equipo. Es muy frecuente que un nuevo directivo alegue que no puede cumplir con los objetivos designados porque carece del equipo adecuado.

Un efecto aún más perverso es la degradación o marginación de empleados históricos simplemente porque no forman parte del nuevo establishment.

Paracaidistas

En todas las empresas que atraviesan una fase de crecimiento rápido aparecen inevitablemente los paracaidistas. Estos son nuevos empleados presuntamente muy competentes que son contratados por recomendación de los inversores, por miedo, para decírselo a los medios, o simplemente por desbordamiento de capacidad en los departamentos existentes.

Los paracaidistas, incluso aunque sean individuos competentes y bienintencionados son una fuente de múltiples quebraderos de cabeza por razones que expondré a continuación.

En primer lugar, los paracaidistas suelen ser introducidos por reclutadores profesionales que cobran un porcentaje del sueldo del candidato, por consiguiente, al reclutador, a menudo les interesa colocar al candidato más caro.

En segundo lugar, los paracaidistas suelen ser recomendados en base a sus éxitos recientes. Pero puede que estén cansados y hastiados y éxito y que lo que necesiten sea una etapa más tranquila en su vida tras una década de frenética carrera hacia el ascenso profesional.

En tercer lugar, la recolocación puede mermar significativamente la productividad de una persona por motivos personales y familiares. Aunque la mayoría de las multinacionales ofrecen facilidades para buscar casa, colegio y coche, el impacto emocional de una mudanza no debe minusvalorarse.

Por último, pero no menos importante, los paracaidistas tienden a generar una fuerte animadversión entre los trabajadores históricos.

Lo que se puede hacer para reducir el riesgo de rechazo y fracaso entre los paracaidistas es lo siguiente:

Involucrar desde el principio a los empleados en el proceso de selección. No sorprenderles bruscamente. Incluso aunque ya se haya pre-seleccionado al candidato desde la alta dirección, puede ser una buena idea presentar a otros alternativos de manera que los empleados tengan oportunidad de comparar y discutir.

Designar un coach, sponsor o “hermano mayor” para el paracaidista. Esto es una práctica habitual en los colegios cuando llega un alumno nuevo. El hermano mayor se encarga de introducir al recién llegado para que haga amigos, le aconseja sobre la cultura de la organización y le defiende de los bullies.

Asegurarse de que las necesidades familiares del empleado están correctamente atendidas. Esto incluye hasta los detalles aparentemente menos importantes. No tiene sentido gastar una gran cantidad de dinero en alguien para que sea productivo si luego éste tiene emplear la mayor parte de la tarde en encontrar un pintor porque su cónyuge no puede vivir en una casa con las paredes de color manzana.

Procurar que la retribución económica sea equitativa. Las personas tienen un sentido de la justicia muy agudizada, en especial en todo lo que se refiere a la igualdad. Es posible que los trabajadores de menor rango acepten una considerable diferencia salarial con respecto a los más respetados. Pero es fácil que se enfaden y no colaboren si perciben que alguien gana más dinero sin tener ni puñetera idea de lo que está haciendo.

Prestar atención a los sesgos cognitivos en la elección de los candidatos. En una ocasión escuche a un programador bromear diciendo que en cualquier equipo de desarrollo aquel considerado como el mayor experto teórico será el que tenga acento alemán. El aspecto, la edad y la nacionalidad de las personas influyen en la elección. A veces se piensa ingenuamente que el que tiene más trienios y quinquenios de experiencia lo hará mejor que el joven brillante sin tener en cuenta que lo único peor que un joven loco es un loco viejo. En otras ocasiones es todo lo contrario, se desprecia a los senior simplemente porque, en su ignorancia, los que toman decisiones consideran la sabiduría cómo algo del pasado y de lo que pueden escapar.

Porqué el talento no importa en las empresas.
Consejos para elegir un candidato o un puesto de trabajo.
Los siete grandes errores cometidos durante la búsqueda de talento real.
El problema con los superhéroes.

Compartir:

  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Bookmarks
Publicado en Tecnología y Empleo | Deja un comentario

¿Qué necesidades psicológicas satisfacen las redes sociales?

Era tentador titular este artículo “adicción a las redes sociales” o “daños psicológicos provocados por Facebook”. Eso probablemente generaría más tráfico de lectores a costa de un injusto sensacionalismo ludita. Corren tiempos duros para Facebook en forma de múltiples críticas y demandas legales. Mas yo no creo que su espíritu sea demoníaco. Creo que, cómo en las películas de ciencia ficción, la inteligencia artificial y el uso que la gente hace de la tecnología se les ha ido de las manos en perjuicio de ellos mismos y de toda la sociedad.

Cada generación piensa que la siguiente está en serio peligro de retroceder intelectualmente debido al efecto nocivo de las nuevas tecnologías. En los ochenta estaba bien pasarse horas colgados del teléfono pese a las críticas de los padres. Ahora esos mismos que usaban y abusaban de la línea fija de comunicación acusan a los adolescentes de estar atontados con el móvil. No es que los móviles sean psicológicamente inofensivos, para nada, de hecho todo lo contrario, son herramientas extraordinariamente peligrosas por su potencia de comunicación y la adicción que generan fácilmente. Pero voy a intentar ser imparcial en el análisis de los beneficios del progreso tecnológico versus los daños que causa su mal uso.

Este es un artículo de opinión, que voy a intentar respaldar con tantos datos cómo me sea posible, pero en un ejercicio de humildad debo avisar al lector que probablemente casi todo lo que afirmo es razonablemente discutible.

¿Por qué necesitamos chequear las redes sociales constantemente?

Yo diría que se debe a cuatro razones:

1ª) el mecanismo de recompensa de la dopamina
2ª) la necesidad de una validación social
3ª) el deseo de paliar la soledad sin sacrificar la intimidad.
4ª) el miedo a perderse algún acontecimiento importante (Fear Of Missing Out, o FOMO).

La recompensa de dopamina fue abiertamente reconocida en 2017 por Sean Parker (ex-presidente de Facebook). Consiste en que cada vez que recibimos un Like u otro refuerzo positivo en las redes sociales, nuestro cuerpo libera una pequeña cantidad de un neurotransmisor que nos produce una sensación placentera. Los críticos de Facebook (incluido el propio Parker) dicen que la red se diseño premeditadamente para explotar esta vulnerabilidad psicológica con el fin de acaparar nuestra atención. Puede que esto sea cierto, pero no es menos cierto que Facebook no es para nada la única empresa que actualmente trata de explotar la recompensa de dopamina.

La segunda razón es la necesidad de validación social. Una gran parte de las decisiones y el comportamiento de una persona no emanan de su propio juicio sino de la observación del comportamiento y las opiniones de los individuos que la rodean. Cuanto más insegura se siente una persona más necesita que los demás validen su visión de la realidad: “¿me queda bien este vestido?”. Relacionada con la necesidad de aceptación social se encuentra la superación por asociación. Cuando las personas no pueden alcanzar logros notorios por sus propios medios entonces se unen a grupos exitosos para gozar de una porción de la victoria. Hacerse hincha de un equipo de fútbol proporciona la misma emoción de un partido y el dulzor de ganar sin necesidad de correr 90 agotadores minutos detrás del balóon. Twitter e Instagram proporcionan el medio perfecto para la dinámica de superación por asociación.

La tercera razón es que todos los seres humanos sentimos miedo de quedarnos solos. Esto es normal debido a que nuestra supervivencia como especie se basa en nuestra capacidad para operar en grandes grupos. Por consiguiente un ser humano aislado corre peligro. Entonces tratamos de acercarnos a los demás para sentirnos menos solos. Las relaciones sólidas se fundamentan en el pilar de la confianza y la confianza se consigue mayormente mediante la relación íntima con otra persona. Pero abrir nuestra intimidad nos hace sentirnos vulnerables. Entonces nos encontramos con un montón de personas que, por un lado, quieren sentirse menos solas, pero, por otro, no quieren sacrificar su intimidad. La solución que adoptan estas personas es presentar al público una versión censurada de sí mismas que les permita conectar con los demás pero sin exponerse al riesgo de la decepción. Y las redes sociales son la herramienta perfecta para la publicación de este tipo de personalidades adaptadas a lo que se considera socialmente aceptable.

La primera buena noticia es que una vez que nos hacemos conscientes de las tres trampas anteriores es posible poner en práctica mecanismos para defendernos de ellas.

La forma de superar la adicción a la dopamina es la misma que para dejar de fumar o dejar de beber. Se trata de apagar el móvil y meterlo en un cajón durante la mayor parte del día. Nunca mirarlo durante una cena, ni viendo la televisión, ni de forma casi inconsciente durante un tránsito en metro.

Con respecto a la necesidad de validación social, la solución consiste en volverse lo suficientemente fuerte psicológicamente como para dejar de necesitar el refuerzo de los demás. En lugar de convertirnos en marionetas cuyo comportamiento está dictado por el número de followers y likes, debemos emanciparnos de los controles sociales y buscar la felicidad como recompensa al ejercicio de las acciones correctas y la gratificación que nos puede proporcionar el momento presente de forma privada.

Sobre el miedo a la intimidad, opino que lo único que podemos hacer es aceptar que todos somos humanos e imperfectos. Aceptar que algunas personas en las que confiamos nosdecepcionarán y que nosotros también le fallaremos a otras. Aceptar que algunas relaciones futuras fracasarán igual que fracasaron las pasadas. Comportarnos con amabilidad y rectitud esforzándonos en hacer lo correcto de manera que se minimizen las acciones de las que más tarde tengamos que arrepentirnos. Y de ahí en adelante abrazar el caos inherente a la condición humana.

¿Por qué es tan nocivo el secuestro de la atención?

Una consecuencia del razonamiento anterior, es que cuando las redes sociales secuestran nuestra atención, de forma colateral también secuestran nuestra felicidad al privarnos de la posibilidad de concentrar nuestros esfuerzos en la consecución de nuestros objetivos vitales en lo que se ha llegado a conocer cómo Trastorno de Déficit de Intención.

¿Cuáles son los principales trastornos mentales que causan las redes sociales?

Los estudios como #StatusOfMind de la Royal Society for Public Health sugieren que el uso excesivo de redes sociales (más de dos horas al día) incrementa los casos ansiedad y depresión en los jóvenes. Además, según los estudios, las mujeres son más vulnerables que los hombres probablemente debido a que tienen más problemas de autoestima y, por consiguiente, son más dependientes de la validación social.

A la cabeza del ranking en efectos nocivos para la salud mental se encuentra Instagram, seguida de Facebook. Y en último lugar YouTube cuyo peor efecto parece ser la pérdida de tiempo que implica su uso. A Instagram se le imputa principalmente fomentar la envidia y el ego e inducir en los seguidores la idea de una falsa vida idealizada que poco o nada tiene que ver con la realidad.

¿Por qué no existen los votos negativos en Facebook?

Si cada 👍 “Me Gusta” recibido es capaz de inducir una pequeña gratificación, cabe preguntarse que pasaría con cada hipotético 👎 “No Me Gusta”. La respuesta es que la intensidad del estímulo negativo es mucho más fuerte que la del positivo. Cuando los usuarios sufren un impacto emocional se enfadan y se vuelven propensos a darse de baja en la red. Es por esto que las redes sociales emplean una gran cantidad de esfuerzo y recursos para impedir que sus usuarios vean nada que les perturbe. El problema (para las redes sociales) es que, como ya he escrito en otra ocasión, las flame Wars son muy difíciles de evitar. En Facebook es cómo si de un tiempo a esta parte no se pudiera publicar nada significativo sin ofender a alguien.

Los propios adolescentes señalan el ciberbullying cómo el principal efecto negativo de las redes sociales. Aunque no es difícil intuir que por muy malo que sea el cyberbulling, el BULLYING en persona y a diario es mucho peor.

Y no son sólo los comentarios negativos lo que puede inducir a un usuario a abandonar una red social. Los contenidos, aunque veraces, también causan bajas si son en exceso impactantes. Creo que esto es especialmente cierto entre la gente que tiene una vida fácil y cree que el progreso se produce de forma espontánea anclado en un conjunto de creencias y valores dogmáticos. Cuando se enfrentan a noticias adversas estas personas se enfadan pero también pierden rápidamente el coraje para cambiar la situación cayendo en el odio, la ansiedad y la apatía. Es por eso que, si lo que se pretende es retener a los usuarios, las noticias no deben poner en tela de juicio las creencias que les hacen sentirse seguros. Incluso las buenas noticias pueden incrementar la tasa de abandono. Entre los científicos de datos de Facebook es sabido que existe una tendencia en las mujeres solteras a ocultar todas las actualizaciones de una amiga tras que esta anuncie que se va a casar o que ha tenido un hijo.

¿Reducen las redes sociales nuestra capacidad de comunicación?

Supongo que cuando se inventó el teléfono mucha gente pensó que se multiplicaría el analfabetismo y la gente perdería la capacidad de hablar cara a cara. Pero ninguna de esas cosas sucedió. Ciertamente casi nadie envía ya cartas manuscritas y cada vez es menos importante hacer acto de presencia en las efemérides. Pero todos los indicadores sobre expresión escrita y comunicación interpersonal siguieron mejorando tras la invención del teléfono.

Análogamente, algunos psicólogos y una buena parte de la población madura piensan que Internet y las redes sociales reducen la capacidad los usuarios para interactuar en persona. Yo no conozco ningún estudio estadísticamente significativo que demuestre esto.

Es cierto que millones de personas viven voluntariamente recluidas en Matrix. Pero no es menos cierto que de toda la vida han existido personas quienes decidieron aislarse de la sociedad.

Es cierto que ante una presión social que les resulta insoportable algunas personas tiran la toalla y deciden esconderse de sus semejantes refugiándose en un mundo virtual que les permita sentirse menos ansiosos y más seguros.

Es posible que, desprovistos de habilidades sociales por el abuso de Internet, algunos individuos tiren la toalla y se refugien en la red. Pero es mucho más probable que primero sufriesen el fracaso y el acoso en persona y como consecuencia se escondiesen en la red. Es decir, mi conjetura es que huir a la seguridad de un avatar es el efecto y no la causa.

Por último, conviene tener en cuenta que los jóvenes usan Snapchat para entablar una serie de conversaciones profundas que las personas maduras nunca mantendrían por chat. Para la gente mayor, las cosas serias se trantan cara a cara, pero para los jóvenes es perfectamente normal hablarlo por chat. Es por eso que la funcionalidad de que los mensajes del chat “se los lleve el viento” cómo ocurre con durante la expresión oral es fundamental en el éxito de Snapchat.

¿Por qué los adolescentes están abandonando Facebook en favor de Instagram y Snapchat?

Según muestran los estudios de PEW Research y la propia Facebook ha reconocido, el uso de Facebook entre los más jóvenes (de 13 a 17 años) está descendiendo a favor de Instagram y Snapchat. En 2014 el 71% de los adolescentes afirmaban usar Facebook mientras que en 2018 la cifra para el mismo estudio es del 51% frente a un 52% de Instagram y un 41% de Snapchat. El traspaso hacia a Instagram puede que a Facebook le resulte mayormente indiferente debido a que Facebook compró Instagram por 1.000 millones de dólares en 2012. Sobre Snapchat, Facebook ha estado copiando algunas funcionalidades en Whatsapp también adquirida en 2014 por 19.000 millones

No obstante lo anterior, en 2018 Facebook continua siendo la red social con mayor penetración.


Los adolescentes exponen las siguientes razones para abandonar Facebook:

• La presencia parental en su grupo de amigos les hace sentirse controlados y alienados.

• No confían en Facebook. Según una encuesta de Bloomberg Businessweek, sólo el 9% de los adolescentes creen que Facebook es confiable.

• Piensan que es demasiado intrusivo con la vida de las personas.

• No están totalmente cómodos con los requerimientos de identidad real y veracidad de los contenidos que exige Facebook. Entre los adolescentes es frecuente tener dos cuentas de Instagram, la real, y otra imaginaria con un avatar.

• Debido a que su vida y su aspecto cambian rápidamente, muchos adolescentes no quieren que sus publicaciones de años anteriores sigan estando disponibles. Instagram, en cambio, ofrece la posibilidad de caducar y eliminar contenidos automáticamente. En Snapchat se pueden programar los mensajes para que se autodestruyan entre uno y diez segundos después de haber sido leídos.

• Los adolescentes prefieren aplicaciones simples de mensajería con respuestas rápidas e inmediatas.

Yo no creo que se deba permitir el uso ilimitado de redes sociales entre los adolescentes. La razón es que las redes no se diseñaron para ellos, o si se diseñaron para ellos entonces el que las diseñó no tenía nada bueno en mente. De todas ellas la que mejor se ha adaptado a la personalidad adolescente es Instagram por los siguientes motivos:

• En Instagram prima lo visual sobre lo textual en un mercado en el que la gente cada vez lee menos porque les cuesta más centrar su atención y porque los smartphones no son un dispositivo idóneo para leer ni para escribir.

• Instagram es ideal para la fase apolínea de la vida en la cual la persona aún no está orientada al logro ni a servir a los demás sino tan sólo intentando descubrirse a si misma y mostrarle al mundo quien es para ser aceptada en el grupo.

• Instagram ofrece inmediatez e historias furtivas que deben ser leídas poco tiempo después de ser escritas porque desaparecen. Esto genera la paranoia de perderse algo importante si no se están chequeando los contenidos compartidos con mucha frecuencia.

• Instagram permite un control absoluto de la conversación por parte del iniciador. Facebook y Twitter también permiten eliminar de forma inmisericorde del hilo de conversación cualquier comentario indeseable pero en ninguna otra red cómo en Instagram es tan sencillo mantener a los trols y a los criticones silenciados.

Es por las mismas razones anteriores que Instagram puede ser nocivo para los jóvenes ya que es un buen medio para la propagación de la envidia, la comparación enfermiza, la adicción a las estadísticas de seguidores y la idealización de una falsa vida que presuntamente llevan los demás.

¿Por qué los adultos se quedan en Facebook?

Algunas de las razones que impulsa a los adolescentes a abandonar Facebook son las mismas que retienen a los adultos. A medida que las personas envejecen tienden a reducir la velocidad con la que crean nuevas conexiones sociales. Esto es comprensible debido a que de jóvenes la mejor estrategia es explorar el mayor número posible de opciones pero a medida que se encuentran los mejores amigos es mejor concentrarse en explotar la relación con ellos en lugar de invertir tiempo en probar nuevas relaciones que probablemente rindan peores resultados que las ya conocidas. Existe un punto de inflexión en el cual la retención de viejos amigos se convierte en más rentable que la inversión en hacer nuevos amigos. Muchas personas llevan esto demasiado lejos y envejecen prácticamente solas. Durante este proceso, Facebook facilita a sus usuarios mantener el contacto con personas del círculo interesante de amigos y paliar la nostalgia de otros tiempos u otros lugares.

Posts relacionados:

Los adolescentes en las redes sociales.
Paradojas de Internet.
Cómo Internet modifica nuestras capacidades intelectuales y sociales.
Facebook quiere ser tu mejor amigo y tu psicoterapéuta.

Compartir:

  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Bookmarks
Publicado en Usos sociales de la tecnología, ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos? | 2 comentarios

Qué hacer cuando se va un programador

Hace años conocí a un emprendedor cuyo responsable técnico era conocido cómo “El Hechicero”. Al parecer todo el mundo en la empresa pensaba que lo que aquel programador hacía era Magia Negra. Por consiguiente, es predecible que el aviso de su baja voluntaria causase cierta ansiedad respecto del futuro. En este post explico cómo paliar los efectos indeseables de la pérdida de conocimiento que acarrea la marcha de un trabajador con conocimientos únicos.

El proceso de transición

Para empezar, nadie es irremplazable. Creo que en treinta años nunca me he encontrado ninguna empresa que quebrase porque se marchó un programador. Si se marcha un equipo entero la situación puede ser más peligrosa, pero sobre eso escribiré más adelante. Es decir, ante todo: calma. Lo cual no implica ignorar el suceso y no hacer nada en absoluto al respecto.

A continuación, yo recomiendo la siguiente secuencia de pasos:

1) Hacer una lista de los conocimientos, competencias y responsabilidades diarias que tiene la persona que se marcha. Estimar cual es la curva de aprendizaje de los conocimientos y cuánto tiempo dedica la persona a cada tarea rutinaria a su cargo.

2) Decidir quién se hará cargo de las funciones asignadas a la pesona que se marcha. Puede que sea otra persona de la empresa, o un departamento, u otro empleado a contratar o un proveedor externo. O una combinación de todo lo anterior.

3) Enumerar y producir la documentación que será necesaria. Esta documentación debe incluir, cómo mínimo:

• Especificaciones funcionales.
• Arquitectura y diseño del sistema.
• Modelos y flujos de datos.
• Manual de operación diaria del sistema.
• Procedimientos de despliegue.
• Procedimientos de pruebas.
• Lista de defectos software conocidos y funcionalidades pendientes de implementar.

4) Recopilar todas las credenciales de las que dispone el causante de la baja. Y acordarse de cambiarlas o cancelarlas inmediatamente en cuanto se haya ido.

5) Diseñar un plan de transferencia de conocimiento. Este plan debe incluir, al menos:

• Producir toda la documentación necesaria.
• Llevar a cabo sesiones de formación con quien vaya a asumir la responsabilidad. Idealmente todas estas sesiones deben ser registradas y grabadas en video.
• Realizar ejercicios prácticos de mantenimiento del sistema con quien vaya a encargarse del mismo.

6) Hacer un inventario del código fuente. Debe haber un hito formal de traspaso del código. Conviene llevar a cabo este paso concienzudamente porque los programadores que llevan mucho tiempo trabajando en solitario tienden a ser nefastos en su sistema de control de versiones.

7) Informar a los compañeros de trabajo, inversores y clientes. Los compañeros necesitan saber que la persona que se marcha debe estar dedicada 100% al plan de transferencia de conocimiento y que, por consiguiente, durante la etapa de transición no puede asumir ninguna otra tarea. Los inversores necesitan saberlo para ajustar sus expectativas. Puede que tengan que poner más dinero debido a la pérdida temporal de eficiencia o que tengan que esperar más tiempo hasta la próxima release. Comunicárselo a los clientes puede ser bastante más peliagudo. Yo he visto clientes amenazar con cancelar un contrato si se iba una determinada persona. Es por eso que conviene notificárselo al cliente sólo cuando esté perfectamente definido el plan de transición.

8) Ofrecer al empleado una referencia profesional justa y equitativa con respecto al trabajo que ha realizado. Algunas empresas se niegan a proporcionar ningún tipo de información acerca del desempeño profesional de ex-empleados incluso a petición de este mismo. Yo no entiendo bien por qué hacen eso. Puede que piensen que así no proporcionan información de valor a la competencia, o que no quieran asumir responsabilidades. En cualquier caso, las referencias profesionales tienen un peso importantísimo en el mercado laboral. Por tanto, negárselas a un ex-empleado es un acto poco ético. Los ex-empleados pueden ser una fantástica fuente de buenos clientes. De hecho, una parte de la estrategia comercial de las consultoras es colocar gente en los clientes para que en el futuro pidan ofertas de servicio a la misma consultora que antaño les empleó.

9) En algunas ocasiones existen cláusulas de no competencia según las cuales un ex-empleado no puede irse a trabajar a una empresa competidora ni crear su propia empresa relacionada con el trabajo que tenía. Aunque algunas empresas son muy agresivas en sus amenzadas, estas cláusulas son difíciles de ejecutar en la práctica a menos que exista un robo muy claro de activos intelectuales o que el ex-empleado reciba una pingüe retribución por no trabajar en absoluto durante un tiempo.

10) Organizar una fiesta y regalarle algo al que se va es una buena idea. Todo fin necesita un funeral, preferiblemente alegre.

Bajas conflictivas

Los conflictos más comunes en las bajas voluntarias son la extorsión y los motines.

La extorsión más habitual es cuando el programador intenta secuestrar una parte del código o del conocimiento y pide un rescate al empleador. Esto simplemente es ilegal. Según la ley, a propiedad intelectual de todos los trabajos realizados por un empleado en horario laboral pertenece al empleador. Por consiguiente, un empleado o proveedor no puede exigir una cantidad de dinero adicional a cambio de entregar el código. Negarse a entregar el conocimiento es igualmente un acto delictivo ya que supone causar un daño económico premeditado a la empresa por el cual esta podría demandar una compensación.

El montín es una forma superlativa de extorsión. Se produce cuando un grupo de empleados amenaza con marcharse en bloque a menos que la empresa modifique sus condiciones laborales. No pretendo defender la explotación laboral. Las huelgas se inventaron por razones perfectamente justificables. Incluso en el sector informático que, teoricamente, debería ofrecer buenas condiciones para los trabajadores, hay empleados en condiciones bastante precarias e injustas. Pero una cosa es una huelga y otra considerar la oferta de un competidor hostil que pretende comprar un equipo entero a golpde talonario para liquidar a la empresa atacada. Este tipo de maniobras suelen terminar mal para todos. Para el atacante porque en definitiva está contratando a una banda de traidores. Y para los amotinados porque es muy común que una vez logrado el objetivo de defenestrar a la empresa atacada, el atacante pretenda reducir costes reemplazando a los amotinados por otros recursos humanos más baratos.

Compartir:

  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Bookmarks
Publicado en Entorno laboral, Tecnología y Empleo | Deja un comentario

Errores que comenten los programadores novatos

Llevo suficientes años programados cómo para acordarme de cuando había que escribir programas re-entrantes en ensamblador de 8 bits. Afortunadamente la programación ha progresado muchísimo desde entonces. No obstante, hasta las mejores herramientas pueden usarse mal, cómo cuando se pone un mono a los mandos de una excavadora. El agravante en desarrollo de software es que a la inexperiencia se suele sumar la inagotable arrogancia de muchos programadores la cual debería ser sorprendente en una profesión dónde se piensa que las opiniones son cómo los culos (todo el mundo tiene uno) hasta tal punto que es muy probable que cierren un comentario en Stackoverflow sólo por escribir “yo opino que…”. Voy a enumerar algunas de las malas ideas que he ido viendo a lo largo del tiempo, no necesariamente en orden de importancia.

Errores de diseño

• Si te pones a desarrollar un sistema sin haber pensado previamente de forma concienzuda sobre su arquitectura entonces es que probablemente estás trabajando en algo que tendrás que tirar a la basura.

Si descubres una solución nueva a un viejo problema es que probablemente no has entendido bien todas las sutilezas del problema. En esto son legendarios los desarrolladores de frameworks JavaScript todos los cuales empiezan y terminan igual: con un “¡Hola Mundo!” que parece super güay pero que a la postre muta en un amasijo críptico de comportamiento oculto ad-hoc y mal documentado.

Los lenguajes de scripting con tipado dinámico no se inventaron para escribir sistemas de producción. Son cómo si un día se te rompe un bolígrafo y lo arreglas con pegamento. Entonces te maravillas de lo rápido y eficaz del resultado y decides que los ladrillos del nuevo tabique que estás poniendo en tu casa los vas a unir con pegamento también.

Los frameworks no son una solución mágica, con frecuencia acaban causando más problemas de los que solucionan. Un problema de sufren muchos programadores jóvenes es que no les interesa nada que no puedan aprender en un fin de semana. Ven un tutorial de Java y cómo no se aclaran con la configuración de Tomcat entonces deciden pasarse a Node.js porque es en apariencia más sencillo. Incluso si se quedan con Java, deciden usar Spring Boot porque todavía no saben cómo levantar un Tomcat embebido en el proyecto de desarrollo. Pero estos atajos sólo son una forma de diferir una curva de aprendizaje que tendrá que ser superada igualmente más adelante.

Problemas de rendimiento

La escalabilidad por diseño es un buen comienzo pero no se puede saber cómo de escalable es un sistema al menos hasta que se prueba un prototipo con una infraestructura y carga lo suficientemente similar a la del entorno de producción. Las pruebas de carga y rendimiento que no se pueden mapear a indicadores de negocio sirven de bien poco. En un benchmark lo que importa son las transacciones por segundo, el tiempo medio de servicio y la latencia en el peor caso.

Que una subrutina parezca muy sencilla y elegante no implica en absoluto que se ejecute de forma eficiente. Durante años la tendencia en los lenguajes de programación ha sido hacia incrementar la diferencia entre lo que el programador escribe y lo que la máquina ejecuta realmente. Últimamente parece ser que hay un cierto retorno a aproximarse de nuevo al hardware con lenguajes como Rust o Go.

Defectos de codificación

Ocultar la complejidad no la reduce. Si tu mando de la tele tiene 20 botones y metes 15 debajo de una tapa para que parezca más sencillo de usar, entonces no estás ayudando realmente al usuario, sólo estás haciendo que se pregunte dónde rayos está el botón que necesita. Análogamente, externalizar el comportamiento de un sistema en un fichero XML no reduce su complejidad, puede que aumente la distinción entre lo que es el algoritmo y lo que es su parametrización, lo cual es bueno, pero no simplica la solución al problema.

Lo más difícil cuando tienes que mantener código legado es averiguar qué tenia en la cabeza el programador cuando lo escribió. El código “autodocumentado” explica lo que hace pero no por qué lo hace así. Hay un consejo de Dave Carhart en el cual recomienda escribir código cómo si el que lo fuere a mantener sea un psicópata homicida que conoce la dirección de tu casa.

Los mejores programadores escriben código que es aburridamente narrativo. Cualquier programador puede escribir código que la máquina ejecute correctamente haciendo uso de las funcionalidades incluidas en la última version del lenguaje. Lo difícil es escribir código que un humano pueda “ejecutar” mentalmente. Hace un par de meses un programador veterano me dijo: “lo que no me gusta de los programas escritos en Java es que se componen de centenares de clases que indivicualmente no hacen prácticamente nada”.

Los mapeadores objeto-relacional no son excusa para que no aprendas SQL. La razón es que empezarán a generar el SQL por ti y cuando salgas a producción no tendrás ni idea de lo que está haciendo tu aplicación realmente con la base de datos.

Ponerse a refactorizar un código que no se conoce bien es un craso error. La razón es que ese horrendo código espagueti que te han asignado mantener no empezó siendo un espagueti. En realidad el programador que lo escribió originalmente era un tipo bastante capaz excepto que al principio no conocía bien los entresijos del problema, luego, según le llegaban incidencias y lo depuraba lo fue parcheando para cubrir todos los casos particulares pero nunca tuvo tiempo de refactorizarlo él mismo. Cada IF metido a capón en medio del código es una pizca de conocimiento que no figuraba en las especificaciones originales. Entonces si lo cambias de arriba a abajo por las buenas estás inexorablemente avocado a repetir todos los mismos errores que el programador que te precedió.

Fallos en las pruebas y monitorización

Los logs son una forma paupérrima de monitoriar el funcionamiento de un sistema. La trazablidad de un sistema debe ser parte de su diseño. No es que los logs sean supérfluos, todo lo contrario. Pero volcar todo lo que va pasando en un archivo de texto te acarreará muchisimo trabajo posterior de escribir y mantener expresiones regulares para extraer la información y mover los archivos de un lado para otro.

Ningún juego de tests puede reemplazar a la evidencia estadística de horas de funcionamiento libre de fallos en un sistema. Enhorabuena si eres un fanático del TDD, pues te ahorrarás muchas horas depurando tu propio código. Pero que un software pase un juego de pruebas no implica para nada que esté listo para ir a producción.

Sólo el mayor de los ingénuos espera que los usuarios proporcionen las entradas correctas al sistema. Las entradas no sólo no serán correctas sino que serán literalmente cualquier mierda.

Ninguna red es fiable. El protocolo TCP/IP está diseñado para trabajar con una tasa permanente de errores de transmisión. Si diseñas tu aplicación basándote en la premisa de que la red siempre estará en funcionamiento entonces sufrirás inexorablemente muchas desagradables e inesperadas paradas de servicio, o peor, corrupción de datos, etc.

Ideas erróneas en la gestión de proyecto

Agile es tu peor enemigo. ¿Te parece bien que el cliente te pueda cambiar las especificaciones cada dos semanas? ¿Tener que asistir a un daily todos los dias antes de las nueve de la mañana para explicar continuamente lo que estás haciendo? ¿Que te interrumpan por Skype o por teléfono dos veces cada hora? ¿Mirar de reojo cada vez que lees una página web que no está directamente relacionada con tu tarea en curso? ¿Tener que justificar al milímetro todo lo que haces y convertirte en una trituradora humana de tickets?

• Ninguna propuesta de mejora técnica supera el filtro gerancial si no puede ser explicada cuantitativamente en términos de retorno de la inversión.

Post relacionado: Hackers vs Space Cowboys.

Compartir:

  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Bookmarks
Publicado en Casos Prácticos, Organizando la Comunidad. Modelos de Desarrollo | Deja un comentario

Cómo saber cuándo hay que parar de hacer algo

Una de las decisiones más difíciles de tomar es la de cuándo parar de hacer algo. Es más difícil saber cuándo hay que detenerse que saber cuándo hay empezar con cualquier cosa. Algunas personas que han tenido éxito afirman que la clave reside en una obstinación empedernida hasta conseguir los objetivos. Pero es posible demostrar que esta no es la mejor estrategia en la mayoría de los casos. Es frecuente durante la revisión histórica de los casos de éxito el olvidarse del cementerio, de todos aquellos que intentaron lo mismo, o muy parecido, y no lo lograron. Otros piensan que para tomar buenas lo que hay que hacer es enumerar todas las opciones, sopesarlas detenidamente y elegir la mejor. Pero rara vez se dispone de tiempo, recursos e información suficiente para evaluar todas las opciones. La buena noticia es que para muchos desafíos concretos sí existe una solución óptima conocida para el problema de la detención, y de eso es lo que va este post.

Cómo elegir una pareja en un sitio de dating

Voy a empezar por un problema tipo, no porque sea el más importante o, bueno, para algunas personas a lo mejor sí, pero seguro que es el que despierta más curiosidad y se puede aplicar en múltiples situaciones. Los sitios web de dating son cómo cualquier otro proceso de recursos humanos: se busca un candidato óptimo para un perfil, pero se dispone de una candidad limitada de candidatos y de una cantidad limitada de tiempo para encontrar uno. Además, sobre el papel, muchos candidatos son muy similares y parecen igualmente adecuados para el puesto. Entonces no queda otro remedio que cribar a los candidatos entrevistándoles, lo cual tiene un coste en tiempo y dinero. Lo primero que hay que decidir para empezar a solucionar este problema de forma óptima es de cuánto tiempo se dispone y cuántos candidatos se pueden evaluar por unidad de tiempo. Por ejemplo, si el tiempo máximo son tres años y se pueden evaluar dos candidatos cada mes entonces el total de candidatos es treinta y seis. Obviamente esta no es la cifra total de perfiles en un sitio de dating, es la cantidad de los que han pasado una fuerte criba inicial por ubicación geográfica, nivel de estudios, ingresos, edad, altura, etc. La solución óptima no es ver a todos los candidatos en persona y luego elegir el mejor, para empezar porque si resulta que el mejor era el tercero o el cuarto probablemente ya no estará disponible en el mercado de intercambio horizontal tres años después cuando se termine de evaluar al trigésimo sexto.

La técnica óptima se compone de dos fases:

Fase 1: Recopilación de sujetos comparables. Durante esta fase inicial lo que hay que hacer es entrevistar candidatos y descartarlos a todos sistemáticamente sin importar lo buenos que parezcan. Pero al mismo tiempo se creará un criterio comparativo entre ellos.

Fase 2: Caza del mejor partido disponible. Tras la primera fase lo que hay que hacer es seguir entrevistando candidatos y elegir al primero que sea mejor que todos los vistos anteriormente.

Y ¿cuándo hay que pasar de la Fase 1 a la Fase 2? Pues resulta que matemáticamente se puede demostrar que lo óptimo es hacerlo tras haber visto al 37% de los candidatos. Es decir, en este caso concreto, con treinta y seis candidatos en total, habría que evaluar y descartar a trece y luego del decimocuarto en adelante escoger el primero que supere a todos los anteriores.

No voy a entrar en los detalles de dónde sale el porcentaje mágico del 37%. Intuitivamente, tiene que ver con que si hemos visto sólo un candidato entonces la probabilidad de que el segundo sea mejor que el primero es del 50%. Pero para el quinto la cantidad de ser mejor que todos los anteriores es sólo del 20%. Por supuesto podría ser que el candidato óptimo fuese el primero de todos. El procedimiento no garantiza encontrar al mejor candidato de todos, sólo maximiza la probabilidad de encontrar alguien realmente bueno.

El procedimiento anterior se conoce también cómo el Problema de Encontrar Secretaria. Fue publicado por Martin Gardner en Scientific American en 1960 aunque el primer descubrimiento de la solución se atribuye presuntamente a Merrill Flood en 1958. Está descrito con mayor detalle en el libro Algorithms to Live By the Brian Christian. Es lo mismo para reclutar una secretaria que para encontrar un apartamento de alquiler.

Hay dos salvedades que hacer al procedimiento anterior que tienen que ver con la psicología. La primera es cómo se hace la criba inicial desde los miles de candidatos que hay en un sitio de dating hasta sólo treinta y seis (o los que sean). La segunda es el factor aburrimiento.

Se sabe y es bien conocido que cuando la cantidad de opciones es abrumadora los humanos a menudo nos bloqueamos y no sabemos cual elegir. Esto sucede siempre ante la carta de un restaurante cuando es en exceso extensa. Y de ahí (entre otros factores) el éxito de sitios cómo Tinder que reducen drásticamente el número de opciones disponibles en cada momento.

Por otra parte, supongamos que debido a que elegir el cónyuge correcto es una de las decisiones más importantes en la vida entonces decidimos asignar una buena cantidad de tiempo, digamos diez años, y ponerlos realmente en la labor para no perdernos a Mister Perfecto entrevistado un candidato cada día. Aunque pudiera, es altamente improbable que una persona tenga la paciencia de entrevistar a tres mil seiscientos cincuenta candidatos para elegir al mejor de todos.

Cómo reclutar al que mejor sabe inglés

La estrategia de dos fases: recopilar + cazar, se aplica a problemas en los cuales se desconoce a priori la idoneidad absoluta del candidato. Si se puede especificar un criterio riguroso con un punto de corte entonces es posible parar en el mismo instante en que aparezca el primer candidato que supere el punto de corte del criterio. Para las pruebas de idiomas es posible usar una variante basada en percentiles. Los test de conocimiento están estandarizados de modo que es posible colocar a cada candidato dentro de un percentil. Entonces sólo hay que escoger el umbral de percentil a partir del cual escogeremos a un candidato.

Cómo vender la casa

Este caso es intermedio entre el desafío de encontrar secretaria, en el que no se dispone de ninguna información, y el de encontrar al que mejor sabe inglés, en el que se dispone de toda la información. La casa sabemos que está en un rango de precio de mercado, digamos entre 300.000 y 330.000. Las casas son un producto muy caro en Europa y por ello los compradores potenciales suelen mirar mucho antes de decidirse por una. A menos, claro que por casualidad aparezca el comprador que la considera la casa de sus sueños en cuyo caso estará dispuesto a pagar más, pongamos, hasta 350.000. En este supuesto, la clave está en el coste de la espera. Si la casa no está hipotecada y el precio de mercado no tiende a la baja y no necesitamos el dinero, entonces podemos esperar indefinidamente a que aparezca alguien dispuesto a pagar 350.000. Si, por el contrario, estamos pagando una hipoteca de 2.000€ al mes de los cuales 800€ son de intereses, entonces cada mes que pasa nos cuesta 800€

Cómo en el caso del dating, vender la casa puede estar sujeto a otros factores, por ejemplo la necesidad de mudarse en unas determinadas fechas. Puede que aparezca un comprador con una excelente oferta excepto que quiere entrar en la casa mañana cuando al vendedor le resulta imposible salir de ella.

Este mismo sistema donde la espera tiene un coste se aplica a buscar, por ejemplo, a buscar trabajo cuando cada mes desempleado supone falta de ingresos.

Cómo aparcar

Un problema algo más complicado de modelizar es el aparcamiento en zonas urbanas con tráfico denso. En el proceso hay que tener en cuenta el tiempo de espera hasta encontrar un hueco comparado con el tiempo caminando si el hueco está lejos del destino. Además pueden tenerse en cuenta otros factores cómo el coste del carburante versus el coste de un slot de pago y este coste varía si se divide entre el número de pasajeros. La variable principal que gobierna este proceso es la tasa de ocupación. Lo que sucede es que cuando el aparcamiento en una zona conveniente es gratuito todo el mundo intenta aparcar en ella y se produce un colapso. La solución habitual es instalar parquímetros para reducir la tasa de ocupación por debajo del 100%. Idealmente, los parquímetros deberían cambiar su precio en función de la demanda aunque las ciudades suelen aplicar un precio fijo por día y hora. En su libro The Cost of Free Parking el urbanista Donald Shoup muestra que cuando la tasa de ocupación pasa del 85% al 90% sólo acomoda un 5% más de coches pero al conductor le cuesta el doble de tiempo encontrar un hueco. La mejor técnica a seguir en este caso es determinar una distancia máxima y a partir de ella escoger el primer sitio que se encuentre disponible. La distancia de corte depende de la tasa de ocupación.

Cuándo dejar de robar

Para mi, un fenómeno socialmente y psicológicamente curioso es el de las personas quienes habiendo amasado una considerable fortuna por medios dudosos continúan exponiéndose al peligro de ser atrapados y encarcelados perdiéndolo todo. Supongo que la dinámica de obtener dinero se convierte en una adicción y no pueden parar. Pero también existe una métrica para calcular el número óptimo de fechorías. En este caso depende de la ganancia en cada golpe y de la probabilidad de ser atrapado. Si la probabilidad es del 50% lo mejor es no dar nunca un segundo golpe tras el primero exitoso. Pero si la probabilidad es del 10% entonces compensa dar otros ocho golpes más.

Cuantas veces intentar montar una empresa

El caso del emprendizaje no es estrictamente modelizable cómo los anteriores. El coste del fracaso es muy subjetivo y las ganancias potenciales son difíciles de predecir. Además la gente monta empresas por muchas razones que no son económicas. Aunque en realidad la única buena razón para montar una empresa es con el propósito de ganar dinero. Cualquier otra razón es equivocada ya que todas las empresas están sujetas a las implacables reglas del mercado que sólo les permite sobrevivir si son eficientes y rentables.

Los emprendedores en serie que he conocido pueden dividirse en tres grupos:

1) Los que montaron su primera empresa y tuvieron suerte, luego montaron otras con igual o peor suerte.
2) Los que montaron una empresa, fallaron y no les quedaron ganas de volverlo a intentar nunca.
3) Los que montaron una empresa, fallaron y luego decidieron montar otra y otra y otra. Este tercer grupo puede subdividirse en dos: los que a la postre triunfaron, y los profesionales en hundir empresas que van de una quiebra a otra con la más absoluta indolencia.

He escrito en el pasado sobre las consecuencias potencialmente devastadoras de un naufragio empresarial, en posts cómo No es país para viejos o El emprendedor descuartizado. Resumidamente, la primera cosa que hay que tener en cuenta antes de montar una empresa es la red de seguridad para evitar que el posible fracaso cause una catástrofe irreparable. Todos los emprendedores principiantes piensa en cuánto dinero ganarán pero los veteranos saben que el primer objetivo de una empresa de reciente creación es dejar de perder dinero.

Yo no siento gran admiración por las personas que montaron su primera empresa y les fue bien. La razón es que en la mayoría de los casos se trató de pura suerte y apenas aprendieron nada en el proceso. Los que sufrieron tribulaciones, en cambio, tienden a saber muchísimo más. La clave reside en crear un sistema y medir la tendencia. En su libro How to fail at almost everything and still be successfull, Scott Adams (el creador de Dilbert) dice que los objetivos son para perdedores y los sistemas son para ganadores. Puede que, como emprendedor, quieras ser el próximo Facebook. De acuerdo, ese objetivo no sirve para nada. Lo que sirve es tener un sistema para captar nuevos usuarios, medir su coste de adquisición, calcular su rentabilidad y minimizar la tasa de abandono. La tendencia es lo que determina si se deben seguir asumiendo pérdidas o no. En 2017 leí que las pérdidas trimestrales de Netflix eran algo así cómo de 500 millones de dólares cada trimestre. La cifra exacta no importa. Lo que importa es por qué Netflix seguía asumiendo pérdidas a pesar de que incrementar el precio de 9$ a 12$ mensuales les haría alcanzar de un plumazo el punto de equilibrio. El motivo es que la tendencia de Netflix era hacia liderar el mercado y destruir a sus competidores como Amazon Prime y las cadenas de televisión por cable. Muchos de los llamados “unicornios” de la actualidad están basados en la estrategia de perder una enorme cantidad de dinero mientras se destruye a toda la competencia para luego poder disfrutar de una cómoda posición inexpugnable en el mercado.

Como consecuencia de lo anterior, tras cada intento fallido de montar una empresa lo que hay que preguntarse es cual ha sido el progreso. ¿Cuánto hemos aprendido? ¿Qué viejos errores hemos evitado? ¿Qué nuevos errores hemos cometido? ¿Cuánto nos hemos acercado al objetivo? Si con cada intento nos acercamos más a la meta entonces merece la pena seguir intentándolo siempre y cuando el coste del fracaso no sea letal, en cuyo caso nos encontramos con un escenario similar al de los ladrones excepto que la probabilidad de que una empresa no sobreviva a sus primeros 5 años es del 80%

Cuánto hay que testear un software

En el desarrollo de software existen múltiples problemas de detención. Empezando por el problema de la parada para máquinas de Turing que es indecidible. Este es un problema de informática teórica muy técnico que no voy a abordar. Pero en el día a día los equipos de desarrollo se encuentran con problemas prácticos relacionados con la detención.

Uno de los desafíos más importantes es saber cuándo se ha probado suficientemente un software. Resulta que, por desgracia, se sabe que es imposible en la práctica demostrar por completo que un programa no trivial está absolutamente libre de errores. Entonces lo único que se puede hacer es un conjunto de pruebas lo bastante extenso cómo para poder esperar cierto grado de fiabilidad.

La fiabilidad de un software depende de cuántas horas haya estado funcionando sin errores. Siempre y cuando este funcionamiento sea en condiciones normales de uso, por supuesto, no cuentan horas de funcionamiento instrumentado con un robot que fuerza al programa a hacer exactamente lo mismo una y otra vez. Por consiguiente, lo que hay que medir es la cantidad de errores encontrados por hora de pruebas y establecer un criterio de cuántas horas queremos que el software funcione entre cada fallo. Es por esto que Facebook tiene un subconjunto de aproximadamente un millón de usuarios llamado Tier 1 que utilizan las nuevas funcionalidades por un tiempo antes de que estén disponibles para el resto de los usuarios. En este Tier 1 una vez apareció un bug que cambió el estado de la cuenta de Mark Zuckerberg a Muerto por un breve espacio de tiempo. Es sorprendente que la mayoría de los planes de pruebas en los equipos de desarrollo de software ignoren la métrica de errores encontrados por hora de testeo. Lo que se hace habitualmente es definir un plan de pruebas y si el software las pasa pues ya está: ¡a producción!

Cuándo nunca hay que abandonar

Por último, existe una clase de problemas donde, de hecho, se puede demostrar que la mejor estrategia es no detenerse nunca. Un caso trivial es la apuesta “doble o nada”. Donde si se dispone de una cantidad infinita de dinero entonces es fácil comprobar que lo mejor es seguir siempre doblando la apuesta.

Otras veces uno simplemente no quiere dejarlo estar. La Humanidad también progresa gracias a avances imposibles y contra todo pronóstico llevados a cabo por personas que no eran conscientes o no les importaban sus probabilidades. En una biografía de Francisco Franco leí que el Caudillo dijo en una ocasión a sus soldados que “la vida no tiene sentido si no es para quemarla por una gran causa”, supongo que ese es el único pensamiento razonable cuando estás a punto de correr colina arriba en dirección a un nido de ametralladoras.

Post relacionado: Dinámica social en los sitios de dating.

Compartir:

  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Bookmarks
Publicado en Emprendizaje, Mitos, arquetipos y filosofía, Modelos de Negocio | Deja un comentario

Cómo buscar trabajo o emprender en Inglaterra y Estados Unidos

Hace ya casi un lustro que inicié mi migración desde España a Inglaterra. Desde entonces han sido bastantes los españoles que me han preguntado sobre la emigración. En este post comparto mis lecciones aprendidas durante el proceso. Lo voy a contar desde la óptica de las necesidades de alguien que busca empleo fijo más que de las de quién pretende montar una empresa cómo ha sido mi caso. Mi experiencia es exclusivamente en el sector del desarrollo de software que tiene una gran demanda en países anglosajones y en el norte de Europa. Aunque, en general, la tasa de desempleo en Inglaterra y EE.UU. es muy inferior a la española, las condiciones para trabajos fuera del sector de tecnología pueden resultar mucho menos interesantes debido al mayor coste de vida y menor dinamismo del mercado laboral en otros sectores.

Prerequisitos

Antes de empezar a relatar nada, cualquiera que pretenda seguir los consejos descritos aquí debe cumplir al menos tres requisitos.

1º) La voluntad y posibilidad reales de emigrar. Algunas personas piensan en obtener un trabajo en remoto porque no quieren o no pueden salir de su pueblo. Esto es posible, pero, en general, la inmensa mayoría de los clientes buscan candidatos on-site y prefieren pagar más para verle a diario la cara y ojos al trabajador en persona. Es factible explicarle al reclutador y al cliente que no se es todavía residente, al menos en Inglaterra, porque para EE.UU. el empleador es consciente del coste de traslado desde Europa. Es decir, para buscar trabajo en Inglaterra no es imprescindible irse primero a vivir a Inglaterra, pero para EE.UU. es casi inevitable tener que mudarse previamente tras haber obtenido el permiso de trabajo.

2º) Un nivel aceptable de inglés hablado. Si no puedes mantener una conversación telefónica en inglés es mejor que te apuntes a clases antes de intentar siquiera conseguir un empleo.

3º) La elegibilidad legal para trabajar. Con un pasaporte de la Unión Europea no hay (ni probablemente habrá) absolutamente ningún problema para trabajar en el Reino Unido. Sin un pasaporte UE, el permiso de trabajo puede ser difícil o incluso prácticamente imposible de obtener en el Reino Unido. En Estados Unidos hay que aplicar siempre previamente a un visado mediante un proceso que describiré más adelante.

El curriculum vitae

Una de las primeras cosas que me encuentro cuando evalúo candidatos españoles es lo mal redactado que está su CV en relación a lo que los empleadores van buscando. Demasiadas personas cuentan un rollo macabeo acerca de su vida que no le importa a nadie. En cambio, lo único que se van a leer es cuales son las competencias técnicas y cuántos años de experiencia en cada una. Lo que hay que conseguir en primer lugar es pasar el triaje inicial y para eso lo único que importa es la primera página del curriculum. En la cuarta o quinta página se puede poner si quieres que eres un ludópata pervertido, al seleccionador le va a dar lo mismo quien seas porque sólo le importan tus competencias profesionales. De modo que puedes ahorrarte frases pomposas cómo “soy una persona proactiva y automotivada”, etc. etc.

Es decir, el curriculum debe comenzar con TRES (3) líneas que digan: “Soy un programador junior/senior especializado en esto y aquello y busco un puesto de desarrollador/arquitecto/devops/CTO en …”. Y nada más.

A continuación debe figurar un listado de tecnologías y años de experiencia en cada una tipo: Java (5 años), Python (3 años), JavaScript (2 años), etc. Hay que tener en cuenta que la mayoría de las empresas de reclutamiento usan máquinas para hacer la criba inicial de curriculums. Esto implica que el curriculum debe estar escrito para que lo lea en primer lugar una máquina. Las máquinas no entienden de explicaciones complicadas, tipos de letra bonitos o formatos originales. Las máquinas entienden de palabras clave que les han ordenado buscar. De modo que lo mejor es un curriculum en Arial o Times que ponga énfasis en las palabras que está buscando la máquina.

Por último, debe figurar la relación de proyectos en los que se haya trabajado y para cada proyecto las fechas y las tecnologías empleadas poniendo mucho cuidado en que no haya huecos en blanco entre un puesto y el siguiente.

El proceso de contacto

La búsqueda de clientes para una empresa es esencialmente la misma en Inglaterra que en cualquier otro pais. Ya he escrito varios artículos describiendo técnicas cómo venta guerrillera o venta por dominio, ergo no voy a repetir aquí cómo encontrar un cliente. Una ventaja es que tanto en Inglaterra cómo en Estados Unidos el canal de colocación es el mismo para empleados que para autónomos y microPyMEs. De modo que no es imprescindible aspirar a una nómina y, de hecho, probablemente es mejor no tener una, sino que se pueden encontrar proyectos por obra en los mismos sitios de empleo que publican ofertas de puestos fijos.

Cómo en cualquier mercado, el acceso a los clientes está acaparado por los intermediarios. Lo que hay que entender sobre los intermediarios es básicamente que no se comportan cómo seres humanos sino como cyborgs en una maquinaria. Y ellos no tienen la culpa. El reclutador sólo busca colocar a un candidato lo más rápido posible ya que su comisión depende de ello. Además, si no coloca rápidamente un candidato probablemente no lo coloque en absoluto ya que los clientes casi nunca otorgan un mandato de búsqueda exclusivo a una única agencia.

Si se dispone de tiempo y energías suficientes, es posible evitar a los intermediarios. Muchas empresas son receptivas a curriculums técnicos y pueden contratar directamente. Lo que no recomiendo en ningún caso es intentar puentear al intermediario una vez que se ha iniciado un contacto a través de él.

Si no se reside en el Reino Unido, yo recomiendo tener al menos un teléfono de contacto inglés ya que de lo contrario el reclutador tendrá dudas acerca de las intenciones reales del candidato. Un móvil de prepago o una línea de voz IP son suficientes para evitar sospechas infundadas. Es probablemente más barato viajar a Inglaterra para cada entrevista que vivir allí sin trabajo, debido a que se necesitan entre 2 y 5 entrevistas para conseguir una oferta. A 300€ de gastos por viaje eso supone entre 600€ y 1.500€, cantidades que son insuficientes ni siquiera para dejar una fianza de alquiler por un mes.

Las ofertas de empleo (y los candidatos) duran muy poco tiempo en el mercado, a menudo sólo algunas horas, de modo que hay que estar atento a las novísimas ofertas. Y cómo candidato hay que actualizar el currículum al menos una vez por semana. Yo recomendaría cambiarlo semanalmente en CV-Library, Monster, Jobsite y Reed. Los reclutadores tienen sistemas que les alertan sobre quién acaba de actualizar su curriculum. Y hay que estar preparado para recibir llamadas inmediatamente. Si el curriculum es bueno, es posible recibir entre seis y ocho llamadas en las cuatro horas siguientes su actualización.

Todo el proceso puede durar desde dos semanas hasta dos meses. No hay que desalentarse por oportunidades perdidas. Cómo ya he comentado, el mercado laboral es muy dinámico y es perfectamente normal ser descartado de un proceso por ningún buen motivo excepto que súbitamente ha aparecido otro candidato aparentemente más idóneo.

Las pruebas de selección

Para los técnicos, las pruebas de acceso pueden llegar a ser muy duras, mucho más duras que en España. Lo que sucede es que todas las empresas viven obsesionadas con reclutar al Top 1% de los candidatos. Entonces compiten de forma absurda por contratar a un perfil de empleado que realmente no necesitan. Casi siempre hay una entrevista telefónica con un programador o jefe de equipo. Algunas empresas envían un test para completar desde casa. Yo recomiendo no pretender que se tiene ninguna competencia que no se tenga realmente, porque lo van a intentar verificar. Recomiendo también evitar las entrevistas “de pizarra blanca” esas en las que ponen al desdichado candidato delante de una pizarra y entre tres programadores pretenden que escriba con un rotulador una aplicación distribuida en JavaScript. En general, cuanto más jóvenes son los interlocutores más duras son las entrevistas ya que, por alguna razón desconocida para mi, parece ser que experimentan algún tipo de placer sádico cuando cazan al candidato en algo que no se sabe, lo cual puede ser el más nimio u oscuro detalle de implementación de la última tecnología que salió anteayer al mercado.

Las referencias

Algunas empresas comprueban meticulosamente las referencias, otras no. En 2003 se creó una regulación llamada Conduct of Employment Agencies qué es un código ético opcional para los intermediarios. Los candidatos y los clientes pueden optar a liberar al intermediario de cumplir con código, porque, entre otras cosas, obliga a comprobar fehacientemente todas las referencias aportadas por los candidatos. Aunque a veces el opt-out no sirve para nada. A mi me ha pasado aceptarlo para luego descubrir que el intermediario estaba investigando meticulosamente todas las referencias de todos los miembros del equipo y creando un verdadero follón con llamadas telefónicas en frio a terceras empresas preguntando por consultores colocados por mi.

La negociación salarial

Para los programadores, el salario bruto anual puede ser muy variable, desde 30.000£ a 120.000£ (o más si se trata de dólares en Silicon Valley). Las tarifas por día oscilan entre 250£ y 700£ por día. Casi siempre el cliente echa un ancla de precio. Hay que ser muy agresivo negociando la paga al principio ya que a posteriori es prácticamente imposible renegociar el salario. El intermediario le cobra al cliente entre un 5% y un 20% del salario que percibe el empleado. Y para los autónomos un detalle importante es si el contrato está dentro o no del IR35 lo cual muy resumidamente quiere decir si lo que paga el cliente se considera fiscalmente cómo salario del autónomo o cómo ingreso de una sociedad mercantil. La legislación del IR35 ha creado un auténtico embrollo en el mercado laboral hasta el punto de que las propias empresas públicas están buscando formas de soslayarlo debido a que muchos de los mejores consultores no quieren trabajar dentro del IR35.

El neto que el empleado se lleva a casa a fin de mes es substancialmente diferente si trabaja como asalariado o cómo autoempleado. Cómo asalariado percibirá menos neto aunque tendrá otro beneficios: pensión, vacaciones pagadas, etc. Lo que en cualquier caso recomiendo evitar son los tax loans como medio de pagar menos impuestos.

Si no se sabe cual puede ser el mejor salario alcanzable ni el lugar más idóneo, hacer lo siguiente:

1. Autoasignar una cantidad límite de tiempo para encontrar empleo, por ejemplo, 3 meses, dependiendo de la urgencia y necesidad.

2. Durante el 30%-40% inicial del tiempo asignado, entre cuatro y seis semanas, aceptar ofertas preguntando las condiciones pero decir “no” a todas ellas.

3. Durante el 60%-70% del tiempo restante, aceptar la primera oferta que sea mejor que todas las recibidas durante la fase prospectiva.

4. Excepto, claro está, que en cualquier mmomento se reciba una oferta que sería claramente estúpido rechazar.

Certificaciones de seguridad británicas

Para trabajar para el gobierno británico se requiren una certificación de seguridad llamada Scotland Disclosure. La más básica es el Baseline Personnel Security Standard (BPSS) la cual es esencialmente un certificado de estar libre de condenas penales pendientes. Pero para muchos contratos con el gobierno se requiere una certificación de seguridad que es imposible de obtener a menos que se lleven al menos cinco años viviendo en el Reino Unido.

Green cards estadounidenses

Para trabajar en Estados Unidos primero hay que conseguir una Green Card. Las hay de cinco tipos E1…E5 por orden de prioridad y normalmente se require un patrocinador, pero incluso con una E5 por cuenta propia es posible obtener un permiso. Los visados se solicitan a través de la embajada. Se trata de un laborioso proceso burocrático en el cual hay que estar muy atento a los requerimientos y los plazos. En general, el Gobierno Estadounidense no da muchas facilidades pero sí cumplen estrictamente con sus propias regulaciones. De modo que obtener un permiso es posible si se cumplen todos los requisitos y se siguen a rajatabla todos los pasos.

El clima laboral

Creo que una de las cosas en las que coincidimos todos los que hemos trabajado para clientes en Inglaterra y EE.UU. es la mala onda que impera entre los equipos de trabajo. En general, los anglosajones viven obsesionados con que les pillen en un error o, equivalentemente con pillar a otro en un error. Las buenas maneras son una farsa y en el fondo la tripulación es un montón de gente con una expresión amable en la cara y un cuchillo escondido en la espalda. Soy consciente de que este párrafo suena cómo uno de esos escritos nacionalistas que proclaman la supremacía intrínseca de una tribu sobre otra. Pero no puedo evitar confesar que, en mi experiencia, la palabra de un inglés no vale nada a menos que esté respaldada por un contrato por escrito. Nunca cumplen con sus acuerdos de palabra y siempre intentan cambiarlos en su beneficio apalancándose en la más mínima oportunidad. En resumen, diría que las empresas anglosajonas no son un buen lugar para hacer amigos. La prueba es que los adultos tienden a organizarse socialmente más alredor de las actividades escolares de otros padres antes que con compañeros del trabajo.

El punto de vista del empleador

Desde el punto de vista del empleador, el mercado laboral anglosajón es la locura más absoluta. Los buenos candidatos escasean, duran poco tiempo en el mercado y carecen de fidelidad a la empresa. La diversidad cultural complica aún más las cosas ya que cada candidato tiene su propia idiosincracia según su procedencia.

Hay muchos candidatos mentirosos, yo he leído numerosos currículums que son imposibles desde el punto de vista técnico como combinar en el mismo proyecto Python y Java y autoproclamarse un experto en ambos. Si se dispone de un técnico cualificado la mejor forma de descubrir a los impostores es interrogarles. En caso de que el responsable de toma de decisión de contratación no tenga perfil técnico, yo creo que lo mejor es investigar los perfiles sociales del candidato. ¿Tiene endorsements en LinkedIn? ¿Buena reputación en StackOverflow? ¿Un buen percentil en HackerRank? ¿Un blog popular? ¿Una página con buenos proyectos en GitHub?

La escasez es especialmente intensa entre las posiciones de empleo fijo ya que con un talonario suficientemente abultado siempre es posible conseguir consultores mercenarios. Encontrar un candidato leal y competente en las últimas tecnologías es cómo buscar una aguja en un pajar.

Entre los contratistas independientes el ratio de bajas voluntarias es del 20% en el primer mes. Es decir, por cada 4 puestos que se deseen cubrir hay que contratar a 5 personas. La gran mayoría de los contratistas que permanecen pasado un mes tienden a completar el contrato de 6, 9 o 12 meses.

Entre los asalariados, el porcentaje de bajas iniciales es menor, pero su burn-out es bastante rápido e impredecible. Según mis propias observaciones, un proyecto pierde entre un 20% y un 25% de su plantilla fija en 12 meses debido a bajas voluntarias.

El período de notificación previo al despido es típicamente de un mes, pero para los contratistas no es raro que sea de tan sólo una semana (para ambas partes). Lo cual es equivalente a que cuando un empleado llega a trabajar un lunes nunca sabes si el próximo viernes será su último día de trabajo.

La reubicación familiar

Si se tiene familia, reubicarla será sin duda problemático. El Thames Valley y Silicon Valley son buenos lugares para trabajar y ganar dinero, no buenos lugares para vivir. Los transportes y las carreteras funcionan fatal en comparación con España. El precio de la vivienda es exorbitante. Y el Síndrome de Ulises puede afectar grandemente al cónyuge especialmente si éste no habla inglés, sobre todo porque el español, si puede, jamás se muda a más de un kilómetro de distancia de la casa de su madre.

En el caso de los niños su facilidad de adaptación depende de lo bien que hablen inglés. Los colegios públicos ingleses son totalmente multirraciales. Que el niño sea latino es lo de menos porque en la clase hay de todo: ingleses, escoceses, irlandeses, latinos, africanos, árabes, chinos, hindúes, etc.

Otro problema derivado de la familia es la reducción de movilidad. Para aprovechar las oportunidades hay que estar abierto a mudarse, lo cual es tanto más complicado cuanto más anclado se está a una casa y a un colegio. A menos que se tenga una oferta de empleo muy sólida y muy estable, yo recomendaría que sea el cabeza de familia quien emigre primero y tras uno o dos años, cuando el resto de los miembros de la familia hayan tenido tiempo de aclimatarse, que se reagrupen todos.

Londres o San Francisco no son ciudades para vivir, al menos con una familia, sino para medrar y ganar dinero. Sin embargo, existen pueblos a lo largo del Valle del Támesis y de la 101 Californiana que son bastante buenos como lugar de residencia.

Retorno al país de origen

Por último, hay que tener en cuenta el síndrome del expatriado, o yo diría más bien síndrome del indiano. El expatriado que regresa a su país de origen ya nunca lo ve con los mismos ojos que antaño. El indiano se ha vuelto más observador y más objetivo respecto del funcionamiento social y económico. Algunos trabajan expatriados contando los días que les restan para poder regresar a su país, pero para otros el regreso se torna prácticamente imposible por razones psicológicas.

Posts relacionados:
Consejos para elegir un candidato o un puesto de trabajo.
Cómo hacer entrevistas de selección.

Compartir:

  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Bookmarks
Publicado en Mercado y Oportunidades de Negocio, Tecnología y Empleo | Deja un comentario