La privatización de la Comunidad

¡Ay de los que juntan casa a casa y añaden hacienda a hasta ocuparlo todo! ¿Habitaréis vosotros solos en medio de la tierra?
Isaías 5:8

Highlander Las reglas del enfrentamiento entre fabricantes de software son como las de Los Inmortales: sólo puede quedar uno. Bueno, en realidad, es una mezcla entre Inmortales y Borgs: o mueres o eres “asimilado” que viene a ser lo mismo.

Ahora Los Inmortales se han puesto de acuerdo para decapitar a Red Hat. La existencia de Red Hat no le interesa a nadie: ni a Microsoft, ni a Novell, ni a Oracle, ni IBM, ni a Sun. Es un contendiente demasiado molesto. Oracle, en su habitual costumbre fagocitaria, ya se ha propuesto engullirlo. Microsoft, fiel a su tradición de competencia por aplastamiento militar, se ha aliado con Novell para debilitarlo.
Red Hat no interesa porque ha llegado la hora de privatizar La Comunidad. Es muy americano pensar que si existe una fuente de riqueza, alguien tiene que se necesariamente el propietario de esa fuente. Así que si hay riqueza (del tipo que sea) en La Comunidad, entonces alguien debe ser el propietario de dicha riqueza. Yo creo que las palabras de Steve Balmer pensando en Novell como un proxy con los clientes son toda una revelación.
A ver, tienes un portfolio de patentes de software por un lado, que te ha costado una pasta registrar. Y por otro lado hay una masa de usuarios “gorrones” que no quieren pagar ni un duro por esas patentes. Ya se ha comprobado (con Napster, AudioGalaxy, Kazaa, eMule, BitTorrent, etc.) que es imposible querellarse contra la muchedumbre en su conjunto. Porque tan pronto como cierras una fuente de violación de los presuntos derechos de propiedad intelectual aparece otra aún más sofisticada, popular y perversa.
Entonces introduces una entidad jurídica interpuesta. Alguien que de alguna forma ya esté haciendo dinero de La Comunidad pero con quien te puedas querellar y reclamarle royalties por las patentes vía judicial. Así cambias tu negocio de fabricar y comercializar algo, por el de sencillamente sentarte a esperar cómo te llueve el dinero.
La existencia de compañías como Red Hat o MySQL, que van por ahí navegando al estilo del capitan Jean-Luc Picard en su flamante Enterprise, es en si misma un desafio obsceno a la mentalidad latifundista de los grandes fabricantes.
Posts relacionados:
Microsoft llega a un acuerdo de cooperación con Novell (Sergio Montoro Ten)
Microsoft: Si te pasas a Linux podrás correr pero no esconderte (Sergio Montoro Ten)
Are you assimilated? (Matt Asay)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Mercado y Oportunidades de Negocio, Modelos de Negocio, Organizando la Comunidad. Modelos de Desarrollo, ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.