Facebook hacia un modelo freemium

Matt Silverman publica en Mashable un artículo titulado 7 Bad Moves That Hurt Facebook, en el cual expone los cambios tras la salida a bolsa para obtener ingresos por el uso además de ingresos por publicidad.

Cita la nueva funcionalidad de promocionar actualizaciones de estado por siete dólares, el que cualquiera pueda enviarte un mensaje por un dólar, los perjuicios del EdgeRank a los comentarios realmente interesantes frente a los que simplemente son polémicos debido a que considere relevante sólo aquello con lo que la gente interactúa, el cambio en la política de Instagram que les permite cobrar a terceros por los contenidos de los usuarios.

Ahora que la compañía es pública habrá que esperar a que se vayan conociendo desgloses de ingresos. Pero mi opinión es que tanto la publicidad como el comercio electrónico siguen dando resultados más pobres de lo esperado en Facebook.

Si continúa la tendencia, al muro de Facebook le pasará lo mismo que a los primeros resultados de Google, lo primero que veremos serán algunas actualizaciones de estado promocionadas por marcas o personas interesadas en difundir un mensaje, luego hacia la mitad de la página estarán los resultados verdaderamente relevantes y el resto de la morralla de ahí en adelante.

También van limitando las externalidades. Ya prohibió vender actualizaciones de estado, y conviene recordar que Zynga ha perdido un 80% de su valor en bolsa y ha cerrado 11 juegos debido a que su excesiva dependencia de Facebook ocasionase que sufriesen una fuerte erosión de beneficios por los cambios de política de la red social y por los intentos de controlar el ciberdinero.

No sería nada extraño que Facebook empezara a seguir los pasos de LinkedIn, donde paulatinamente cada vez se pueden hacer menos cosas (sin pagar) fuera del control del sitio.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Modelos de Negocio, Usos sociales de la tecnología. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *