Lo relevante es aquello con lo que interactuas

Hace ya unos años una persona me dijo: “Yo soy muy tolerante con todo aquello que no me afecta”. Me quedé pensando en aquella frase hasta que descubrí que prácticamente le afectaba todo, ergo no era tolerante con nada.
Hace un par de semanas, Catherine Lockey escribía que Facebook está perdiendo su mojo (para las empresas) porque con su nuevo y muy poco publicitado método de filtrado de contenidos el muro tiene tendencia a mostrar sólo actualizaciones de estado sólo de personas con las que interactuamos. Por consiguiente, si simplemente nos hacemos fans de una página pero nunca comentamos nada en ella con el paso del tiempo las actualizaciones de dicha página se volverán invisibles para nosotros.
A mi me parece una forma fantástica de ocultar automáticamente contenidos irrelevantes. Pero ciertamente coincido con Lockey en que a los que pretenden usar Facebook como plataforma publicitaria no les hará ni pizca de gracia.
De todos modos yo detesto el uso del muro con fines publicitarios, de modo que opinio que en el fondo Facebook les está haciendo un favor a los pseudo spammers ocultándoles antes de que yo les borre definitivamente de mi lista de amigos.

Para indicar Facebook que muestre las actualizaciones de estado de todos los amigos y no sólo de los que él considere oportunos, hay que editar las opciones disponibles en el triangulito situado a la derecha de Más recientes.

¿Hasta dónde seguirá llegando Facebook en el proceso de decidir por su cuenta lo que nos interesa y lo que no?

Facebook see relevant

Artículos relacionados:
New Facebook Patent: the Huge Implications of Curated Search (Erik Sherman)
The Future of Social Search (Jennifer Van Grove)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Usos sociales de la tecnología. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lo relevante es aquello con lo que interactuas

  1. Pingback: Poti‐poti #2 | Ivan. Loves. Gazpacho.

  2. Pingback: Facebook hacia un modelo freemium | La Pastilla Roja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *