Windows Live

Ya lo había adelantado Steve Ballmer en una entrevista para BusinessWeek online : We will win the Web.
Ahora Bill Gates ha anunciado en una conferencia de prensa el 1 de Noviembre que Microsoft lanzará complementos online para Windows y para Office.
La versión beta de Windows Live parece, de momento, orientada a cerrar el paso a Google Personalized Search y Google News con el relanzamiento de servicios MSN, incluyendo blogging, Messenger y redes sociales.
Con una combinación de la nueva tecnología AJAX y los controles ActiveX sobre IE, Microsoft lo tiene fácil para sacar versiones de Office basadas en web que sean lo bastante potentes y usables como para atraer a un buen número de usuarios.
No existe, como ha veces se comenta en la red, la visión escritorio-céntrica (Microsoft) vs. internet-céntrica (Google). Microsoft ha estado desde el año 95 con sus ojos puestos en la red y ha estado, desde el principio tanto en el mercado de contenidos como en el de aplicaciones. Lo que sucede es que Microsoft no siempre ha tenido un éxito rotundo en todas sus iniciativas; e incluso las que han cuajado al principio, como HotMail, se han visto posteriormente superadas por otras como GMail. Pero este mismo efecto de pírrica victoria podría sucederle a Google porque la fidelidad de los usuarios en la web es mínima, apenas existen barreras para entrar ni para salir de un servicio online típico.
Cuando Molly E. Holzschlag respondía en su blog a Steve Ballmer que: “La web pertenece a todo el mundo. La visión básica de la web y su valor es ser independiente de la plataforma”. Perdía de vista en este comentario que Steve no se refería, por supuesto, a la web en si misma sino al mercado publicitario que representa.
Microsoft podría obtener muchas ventajas de una versión Office Live. Para empezar, ingresos publicitarios de una gran masa de usuarios [piratas] de Office que ahora mismo no están pagando nada. Pero, sobre todo, generar adherencia (stickiness) sobre las aplicaciones de Microsoft para solucionar el problema de la baja fidelidad de los internautas que comentábamos anteriormente.
Lo que me parece una soberana tontería es esa propuesta de hacer dos servicios Windows Live uno gratuito con publicidad y otro de pago sin ella. Que sólo se le puede haber ocurrido a alguien que no entienda nada de nada del mercado publicitario. En primer lugar sugiere implícitamente que la publicidad es algo intrínsecamente nocivo para la usabilidad del sistema y, en segundo lugar destruye el valor para los anunciantes que buscan volumen. En publicidad los clientes más rentables son los que van al mogollón, venden coches o galletas y contratan carísimos espacios exclusivos en partidos de fútbol o en Gran Hermano. Estos anunciantes lo que quieren es que haya audiencia, cuanta más mejor.
De hecho, mi opinión, es que Google, lejos de ser el siguiente mata-gigantes, está aún en una posición desventajosa. Yo no creo que Google vaya a por el mercado de Office, es más bien que no les queda otro remedio que defenderse porque MSN va a por el suyo, de esto va el don’t be evil de su código de conducta corporativo. Hasta ahora Google ha conseguido hacerlo espléndidamente bien con su política de desarrollo interno, en contraposición a otros como Microsoft, eBay u Oracle que se han sacado el talonario para comprar filtros anti-spam, Skype o incluso directamente a la competencia como en el caso de Siebel.
Google a respondido con algunas contrataciones estrella como las de Vint Cerf y Kaifu Lee y con una alianza con Sun, de la que Sun saca apoyo para Java, más mano de obra para OpenOffice y unas cuantas ventas adicionales de máquinas para los data centers de Google.
La teoría más extendida es que Google pretende posicionarse como un distribuidor universal de aplicaciones para cualquier tipo de dispositivos; lo cual podría venir avalado por las compras de fibra oscura de la compañía.
Leer noticia relacionada en c|net : Windows Live rooted in MSN’s past

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Iniciativas que cambiarán el mundo. Guarda el enlace permanente.