Sobre la Propiedad de las Redes Públicas

Estupendo artículo de Lawrence Lessig en Wired sobre la propiedad de las Redes de Fibra Avanzada.
El artículo en cuestión versa sobre los redes de fibra avanzada (AFNs -Advanced Fiber Networks) y de cómo estas se convierten en monopolios por la escasa implantación que las mismas pueden tener en una misma ciudad (sólo hay espacio para una) según argumenta Lessig citando a un economista, Alan McAdams, y el empuje que éstas están teniendo en estados como Vermont.
Si un proveedor tradicional de red tuviera en propiedad una AFN en un área particular, el proveedor de la red, actuando de una manera racional, cargaría a los consumidores un precio de monopolio, o restringiría el servicio para obtener su beneficio monopolístico. Pero si el cliente fuera el dueño de la red, entonces el cliente podrá tener el mismo acceso a un precio más bajo y estaria libre de restricciones. McAdams está presionando -y Burlington y otras ciudades está implantando, AFNs cuyos dueños son los clientes (…)
[en referencia a las Operadoras de Telefonía] estas empresas no son dueñas de las redes que construyen, al igual que los contratistas de carreteras no son dueños de las mismas. Porque se opera en un mercado competitivo, el servicio que ellos proveen está tarificado de una manera eficiente. Ellos construyen las redes que los clientes son dueños, escapando de esta manera la carga del monopolio del proveedor. La clave es la propiedad, y los diferentes incentivos que la propiedad crea.

Ya lo recogimos en La Pastilla Roja en el capítulo sobre las amenazas al Patrimonio Común de Innovación (Innovation Commons) como la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones , se había pronunciado sobre este aspecto a mediados de este año.
El tener una infraestructura básica de comunicaciones debe ser una máxima para todas nuestras ciudades. La innovación será directamente proporcional al acceso que las mismas deben tener. Desde luego que se merece una reflexión más en profundida sobre este tema, pero está claro que, la creación de infraestructuras locales de alta velocidad debe ser una máxima para todos los entes locales…y esa será una de las grandes batallas que habremos de luchar en los próximos años.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Patrimonio Común de Innovación. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *