Cómo comprar Bitcoins de forma anónima sólo con un smartphone

Hace unos días alguien me escribió consultándome cómo comprar criptomonedas. Normalmente escribo artículos largos y didácticos. Pero en esta ocasión voy a intentar hacerlo corto y muy práctico. Para ello tendré que introducir algunos product placements pero este no es un artículo patrocinado por nadie. Lo que describo es un procedimiento casi anónimo. Casi porque para un anonimato total no se puede usar Android sino que habría que usar una distribución de Linux en un PC, lo cual es impráctico para la gran mayoría de los usuarios.

En primer lugar, lo difícil del anonimato no es conseguirlo, sino mantenerlo. Todo el mundo nace siendo anónimo hasta que se registra su partida de nacimiento. Las formas de vincular nuestra actividad en Internet a nuestra identidad real son básicamente tres:

  1. Identificando el hardware y vinculándolo a nosotros.
  2. Identificando la red o localización desde la que nos conectamos y vinculándola a nosotros.
  3. Identificando que usamos y vinculándolo a nosotros.

Esto quiere decir que para ser mantenerse anónimo no se puede utilizar ningún dispositivo físico que haya sido comprado con una identificación o que se haya conectado alguna vez a Internet desde la red WiFi de casa o del trabajo.

Creación de una cuenta anónima

Los pasos pues son los siguientes:

  1. Comprar un móvil Android de segunda mano pagando en efectivo.
  2. No ponerle nunca ninguna tarjeta SIM al móvil.
  3. No activar nunca el GPS ni el Bluetooth.
  4. Mantener el teléfono siempre apagado excepto para realizar transacciones.
  5. Borrar todas las cuentas que haya en el móvil (si tiene)
  6. Desinstalar todas las aplicaciones terceros e inhabilitar todas las de Google.
  7. No navegar por Internet en el móvil.
  8. Desde una red WiFi pública, crear una cuenta de Google con un nombre falso y una fecha de nacimiento distinta de la personal.
  9. Descargar las apps Mycelium y OpenVPN de Google Play Store.
  10. Borrar la cuenta de Google del dispositivo y no volver a usarla nunca más. La cuenta de Google se puede vincular al dispositivo físico, la dirección IP y la red WiFi que se ha usado para crearla. Por consiguiente, si se crea desde la red de casa, todo el proceso deja de ser anónimo.
  11. Inhabilitar la Google Play Store.
  12. Crear una billetera en Mycelium. Hay un tutorial en video aquí incluyendo cómo crear la copia de seguridad. Aceptar que Mycelium instale Orbot para usar la red Tor cuando pregunte durante la instalación.
  13. Encontrar un cajero en Bitcoin ATM Radar. Antes de ir, hay que mirar si, según la comunidad de usuarios, el cajero está operativo y no requiere identificación. Los cajeros de Bitcoin no son cómo los de una entidad bancaria sino que los compra un particular para explotarlos, por consiguiente, su disponibilidad depende de que el dueño los mantenga actualizados y reparados. El cajero en sí mismo no requiere identificación pero alguños dueños la requieren para usarlos. En todo caso suele haber un límite máximo entre 1.000€ y 3.000€ para transacciones anónimas.
  14. Ir al cajero seleccionado con el smartphone y la cantidad de dinero en efectivo que se desee convertir en Bitcoin. El cajero solicitará un código QR 2D que Mycelium muestra en la pantalla del smartphone para identificar la billetera Bitcoin de destino.
  15. Una vez que se ha realizado la operación, el dinero puede tardar hasta media hora en aparecer en la billetera. No alarmarse si el cajero Bitcoin se traga los billetes y estos no aparecen inmediatamente en la cuenta del smartphone.
  16. Los cajeros cargan un porcentaje por conversión de moneda que no es bajo (entre el 7% y el 10%). Además de un coste mínimo por transacción que puede rondar los 20€. Es decir, convertir moneda fiat en Bitcoin no es barato.
  17. Una alternativa a los cajeros es comprar una tarjeta de débito de prepago y comprar con ella Bitcoins en LocalBitcoins o Paxful.
  18. Contratar un servicio de VPN que se pueda pagar con Bitcoin, por ejemplo anonymous-vpn.biz. Y configurar OpenVPN en Android para que lo use.
  19. Activar la VPN en el smartphone. Y utilizarla para todo en lo sucesivo. Nunca conectarse a Internet desde la red de casa, ni siquiera con la VPN activada.
  20. Para pagar, el vendedor genera una transacción con un periódo de vida corto (unos 15 minutos). El comprador recibe un código QR con la transacción, lo escanea con el móvil y aprueba el pago.

En este punto es endemoniadamente difícil averiguar de quién son los Bitcoins en la billetera, incluso para un hacker de los de las películas de cine. Pero es extraordinariamente fácil perder la privacidad. Por ejemplo, si compramos algo en una tienda online con nuestro nombre y dirección reales y pagamos con Bitcoin, entonces el receptor del pedido se puede asociar con la cuenta de Bitcoin que realizó el pago.

Realización de transacciones anónimas

Para evitar ser identificados a través de las transacciones, los vendedores y los compradores utilizan un servicio escrow. Escrow consiste en que un intermediario mezcla transacciones de muchas personas para dificultar el trazado del origen. Supongamos que cuatro personas Fulano, Mengano, Zutano y Perentano. Quieren comprar en las tiendas Alfa, Beta, Gamma y Delta. Si Fulano le paga a Alfa, aunque no se sepa quienes son en realidad Fulano y Alfa lo que sí se sabe es que Fulano le ha pagado a Alfa en una determinada transacción. Lo que hace el intermediario escrow es enviar parte del dinero de Fulano, Mengano, Zutano y Perentano a la transacción con Alfa, parte a la transacción con Beta y etc. Entonces no es posible saber con certeza quién le pagó a Alfa. Alfa sólo sabe que recibe una cantidad en concepto de una operación comercial pero no sabe cual es la cuenta de origen de la que partió la criptomoneda usada cómo pago. No voy a detallar cómo usar escrow la forma de operar con Bitcoins tras abrir una cuenta sería objeto de otro artículo entero. Lo que sí conviene saber es que, incluso usando escrow, la privacidad del propietario de una cuenta puede verse comprometida mediante técnicas de clustering. Debido a que todas las transacciones de Bitcoin están publicadas en un registro público accesible a todo el mundo, es posible estudiar estadísticamente qué cuentas de origen pagan sistemáticamente a las mismas cuentas de destino, o buscar cantidades fijas de dinero pagadas a intervalos regulares de tiempo. Lo que los mixers hacen para evitar el clustering es coger pagas y distribuirlos a través de un montón de cuentas aleatorias en cada transacción que son las que le pagan al destinatario, además el mixer puede cargar una cantidad también variable aleatoriamente de manera que no se puedan cuadrar los pagos con los ingresos, los detalles pueden encontrarse en el denso estudio estudio Research on Anonymization and De-anonymization in the Bitcoin System.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Bookmarks
Esta entrada fue publicada en Capitalismo de la Vigilancia, Criptomonedas. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.