El koan de la tarjeta de visita

Keichu Bundo, era un maestro Zen de la escuela Rinzai en la era Meiji. Un dia, el gobernador de Kyoto fue a visitarle por primera vez.
El ayudante de Keichu le trajo la tarjeta del gobernador, en la que se podia leer:
Kitagaki, Gobernador de Kyoto
“No tengo nada que hablar con esta persona”, dijo Keishu a su ayudante, “dile que se vaya de aquí”.
El ayudante devolvió la tarjeta al gobernador entre disculpas. “Ha sido culpa mia”, dijo el gobernador, tacho de la tarjeta el título “Gobernador de Kyoto” y dijo al discípulo: “Preguntale de nuevo a tu maestro.”
“¡Oh! Es Kitagaki”, exclamo el maestro al ver la tarjeta por segunda vez. “Me gustaria verle”.
Fue Lord Acton quién acuño el conocido aforismo: “El poder tiende a corromper. Y el poder absoluto corrompe absolutamente. Por eso los grandes hombres son casi siempre hombres malvados“. Y yo por eso cada día desconfío más de nadie con un título rimbombante en su tarjeta de visita.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Mitos, arquetipos y filosofía. Guarda el enlace permanente.