Las redes como causa de la crisis

La economía es como una manguera de agua a presión: tan pronto como tapas una vía de agua en un lado, el líquido empieza a escapar por otro lugar.
Charles Leadbeater y James Meadway publican en NESTA un interesante ensayo titulado Attacking the Recession en el que plantean las siguientes cuestiones:
1ª) La causa más novedosa del cataclismo económico mundial ha sido la naturaleza hiperconectada de las nuevas finanzas.
2ª) Debido que es un problema fuertemente vinculado con la economía en red, la solución debe incluir no sólo medidas financieras a corto plazo sino también una remodelación de la estructura y uso de las redes.
3ª) Las redes precisarán pues de medidas eficaces para ser gobernadas.
4ª) Las redes jugarán un papel crucial en la recuperación. Tanto en la cooperación entre instituciones como entre empresas y particulares.
5ª) Todas las crisis acentúan la urgencia de más y mejores innovaciones.
6ª) Las innovaciones necesarias no sólo son de tipo técnico, sino que debemos afrontar múltiples retos sociales y medioambientales: cómo recolocaremos a los trabajadores de sectores económicos que simplemente han desaparecido, cómo nos relacionaremos con los nuevos mercados, partners y competidores asiáticos, cómo influirá la web del futuro y la biotecnología, cómo conseguiremos un crecimiento ambientalmente sostenible con menos emisiones de CO2, qué haremos respecto del envejecimiento de la población.
7ª) La innovación basada en invenciones será probablemente una de las primeras víctimas de la crisis, debido a la reducción de los presupuestos en I+D de las empresas. Sin embargo, los inventos son sólo una parte de la innovación. En los años futuros la mayor contribución de la innovación a la economía se producirá en aplicaciones para el sector servicios.
8ª) Se necesitan sobre todo innovaciones que reduzcan los costes y hagan más eficientes a las empresas.
9ª) Mirar hacia afuera es crucial. Las redes deben abrirse a nuevos actores. Trabajando sólo con los mismos incumbentes e insiders de siempre sólo conseguiremos más de lo mismo.
10ª) Hay que limitar en la medida de lo posible el daño económico a largo plazo causado por el aumento súbito del desempleo, pero no a costa de reducir el crecimiento económico durante una década. Hay que mover a todos los trabajadores que se pueda hacia industrias emergentes y hacia trabajos de valor añadido en conocimiento.
Las conclusiones del estudio, aunque enfocadas en el Reino Unido, son muy aplicables también a España. Veamos primero cómo se distribuye el PIB:
PIB España Tercer Trimetre 2008
Fuente: INE
La primera conclusión del estudio aplicable a España es que hay que reubicar a los trabajadores de la construcción en el sector servicios y en industria. La medida de Zapatero de sacar 32.000 obras públicas para crear 300.000 empleos puede servir como parche temporal. Pero sólo es un huída hacia adelante. A la postre esos 300.000 trabajadores tendrán que recolocarse en otros sectores.
El gobierno debe orquestar una política de inversiones públicas y privadas y un fuerte emprendizaje concentrado en unos pocos sectores de alto potencial de crecimiento.
En mi modesta opinión, estos sectores estratégicos deben ser los siguientes:
• Tecnologías de la información en general, y, en particular, Software Libre.
• Industria aeronáutica y aeroespacial.
• Biotecnología.
• Energías renovables y energía nuclear. Si, he dicho bien, apostar por la energía nuclear, por mucho que no guste es la mejor forma de abaratar el recibo de la luz.
• Turismo. Hay que recuperar el liderazgo indiscutible mundial de España como destino turístico.
• Nuevos productos y servicios para la tercera edad.
¿Imposible de hacer? En absoluto… El ensayo de Leadbeater y Meadway cuenta que un colapso igual de brutal le sucedió a los finlandeses entre 1990 y 1993 cuando su economía fuertemente dependiente de los rusos se vio arrastrada por el colapso de la antigua Unión Soviética. El paro subió al 20% y el déficit público alcanzó el 70% del PIB y, aún así, se las arreglaron para reconducir su economía basándola en la sociedad del conocimiento lo cual les condujo a un crecimiento del 30% durante la siguiente década. España es un país con nueve veces más población que Finlandia. Aquí costará más reubicar a toda la masa de trabajadores del ladrillo. Pero más nos vale dejar de marear la perdiz y empezar…
Post relacionado: Las TIC al rescate de la economía

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Mercado y Oportunidades de Negocio. Guarda el enlace permanente.