BitNami

Ya vamos para 4 años con hipergate, de modo que hay algunas cosas que puedo contar acerca de lo que es fabricar y distribuir un producto libre con ambiciones globales. Entre ellas que de lo que más se queja la gente es de la dificultad de la instalación. Quienes se acercan a probar esperan que el Software Libre venga con un InstallShield para Windows de esos de Siguiente→Siguiente→Siguiente orientados a usuarios terminales. No pocos se sorprenden de encontrar un amasijo de fuentes con un readme.txt de 40 líneas y ningún Setup.exe por ningún lado.
En el caso de hipergate, al menos, la dificultad princiapl no estriba en instalar el CRM en sí mismo, ya que se puede empaquetar en un archivo WAR más una exportación nativa del SGBDR. Lo más complicado es instalar toda la infraestructura subyacente, en particular la base de datos y Tomcat.
Facilitar la entrada a los usuarios menos expertos es un factor clave para lanzar con éxito un producto Open Source. Ese fue uno de los secretos del éxito de MySQL 3: que comparativamente es era una base de datos sencilla de instalar y mantener.
Debo reconocer que desde el momento en que fundaron su empresa, he sentido simpatía por lo chicos de Bitrock. Hace falta un buen grado de coraje para montar una empresa de software con vocación multinacional en Sevilla. Y aún más habilidad para convencer a algunos de los productos estrella estadounidenses de que compren su tecnología.
Quizá por eso no me sorprendió esta reseña en FOSSwire acerca de los nuevos stacks BitNami destinados a facilitar la adopción de Software Libre.
Este tipo de nuevas utilidades acercan el Software Libre a aquel mítico “Don’t make me think!” De Jacob Nielsen, en unos tiempos en los que necesitamos apremiantemente simplificar y reducir la complejidad de las cosas que nos rodean.
Artículo relacionado: Bitrock and Bitnami (Stephen Walli)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Tecnologías Libres. Guarda el enlace permanente.