Mozilla amaga con deshacerse de Thunderbird

¿Qué pasa con todas las aplicaciones relacionadas con el correo que parecen ser una bomba de tiempo para el que las desarrolla?
Las empresas empiezan a desarrolar productos fantásticos, como Evolution, o Hula, o Thunderbird y luego, de repente se quedan sin fuelle incluso aunque cuenten con una amplia base de usuarios. Y hay que buscarles una salida vendiendo el producto a un tercero o simplemente abandonándolo.
Una cosa sí se a ciencia cierta, que fabricar un cliente de correo es la segunda cosa más fastidiosa que he tenido que programar en mi vida (la 1ª es escribir una herramienta de instalación de software). Básicamente debido a que los estándares RFC 822 de 1982 y RFC 1341 de 1992 describen lo que yo diría que es básicamente un chorizo de cantimpalo con el que tu cliente debe lidiar teniendo, además, en cuenta, todas las trampas y engañifas usadas por los spammers para confundir al receptor.
El pasado 26 de julio Barrapunto se hacía eco de que Mozilla quiere deshacerse de Thunderbird.
Qualcomm anunció que dejaría de vender Eudora a partir del 1 de mayo de 2007 para concentrarse en la versión Open Source que sería desarrollada por Mozilla.
El pasado 5 de septiembre, Mozilla anunció la primera beta de Eudora 8.0 cuyo nombre en clave es Penelope, justo un mes después de lanzar la actualización de seguridad 2.0.0.6 de Thunderbird.
Mitchell Baker, el CEO de Mozilla Corp., ha insistido en su blog en que la idea de dejar de desarrollar Thunderbird no tiene que ver con si genera o no ingresos, y en que no ha habido ninguna presión de Google para descontinuar Thunderbird como una forma de fortalecer GMail.
Pero lo cierto es que el cliente de correo carece de un caudal de ingresos fijo como los ~75M$ que genera Firefox gracias a los acuerdos para búsquedas con Google, Yahoo!, eBay, Amazon, Answers y Creative Commons.
La principal razón aducida es que Thunderbird es un producto con personalidad propia suficiente como para ser desvinculado de Firefox. Aunque parece más probable que Mozilla Corp. simplemente no desee desviar más ingresos de Firefox para financiar Thunderbird sin tener un modelo de negocio claro para el mismo.
Sobre la mesa hay tres opciones para la continuidad del proyecto:
1ª) Crear una fundación propia para Thunderbird.
2ª) Crear una empresa con las mismas atribuciones y responsabilidades que Mozilla Corp. pero sólo dedicada a Thunderbird.
3ª) Dejar el proyecto como Software Libre 100% en manos de la Comunidad exclusivamente.
Por la red pululan otras razones: que si se sabe y está más que demostrado que los usuarios domésticos prefieren usar Webmails, que si se ha comprobado que nunca podrán conquistar el entorno corporativo con un producto como Thunderbird, y etcétera.
Algunos opinamos que aunque Microsoft haya tenido éxito mezclando el e-mail con la agenda (muchos usuarios no quieren abandonar Outlook para no perder la agenda). En realidad no tiene mucho sentido fusionar el cliente de correo con la herramienta de calendario y planificación de tareas. Y de hecho, la agenda de Thunderbird es bastante pobre y poco práctica. Si uno se fija, el único punto en el que ambas aplicaciones interactúan es cuando se envía un mensaje de notificación de convocatoria o de confirmación de asistencia, lo cual puede hacerse fácilmente coordinando dos aplicaciones diferentes que no estén necesariamente estréchamente integradas.
La verdad es que en mi opinión no necesitamos media docena de clientes de correo libres a medio gas, lo que necesitamos es un producto libre indiscutiblemente fuerte que pueda reemplazar Outlook. Si la decisión de Mozilla de desviar recursos de Thunderbird hacia la versión libre de Eudora sirve para concentrar fuerzas, entonces ello será una buena noticia para los usuarios de Software Libre.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Liberando Aplicaciones, Mercado y Oportunidades de Negocio, ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.