Franquicias Open Source

Roberto Galoppini plantea en su post the franchising model que, según IDC y Forrester, prácticamente todas las empresas demandan servicios informáticos básicos. Pero que cerca del 60% deciden proveerse de ellos con recursos propios.
Esto puede significar 3 cosas: a) es mejor tener informáticos propios que subcontratarlos, b) no se sabe cómo montar una empresa rentable de servicios informáticos básicos, c) los servicios informaticos básicos se consideran algo demasiado crítico como para externalizarlos.
Los que se están llevando el gato al agua en el segmento de servicios básicos son ahora mismo las grandes empresas como HP e IBM. Existe, por supuesto, una miriada de PYMEs que prestan servicios de mantenimiento informático: instalar PCs, desarrollar pequeñas aplicaciones en Access, etc. Pero no hay prácticamente proveedores especializados en este tipo de servicios básicos.
Respecto del Software Libre, podría tener sentido un modelo de franquicia. Dado que existen bastantes productos Open Source “ahí fuera” y que es imposible para una empresa saber cómo funcionan todos ellos, en teoría, una red de franquicias especializadas en Software Libre podría ser un valor añadido en marca y en capacidad de servicio.
Digo “podría” porque como la mayoría de la demanda se concentraría en unos pocos productos (Linux, Apache, MySQL, Java), en la práctica en vez de especializarse, los franquiciados acabarían probablemente haciendo todos lo mismo y compitiendo con ferocidad.
Para empezar habría que ver quien pone el dinero para crear la franquicia. Como dice Galoppini podría ser ciertamente alguien como Sun, IBM o Novell, que a fin de cuentas ya hacen algo similar a través de sus programas de partners.
Y luego estarían las cuestiones relativas a cómo homogeneizar la calidad de los franquiciados (lo cual también es resoluble).
Pero quizá el mayor problema es que con el Software Libre es más difícil que con el propietario encontrar un modelo de negocio para los intermediarios. Las empresas como Microsoft llevan a sus partners de la mano a los clientes. Lo hacen porque el partner les ayuda a vender sus productos y éste, a cambio, se lleva un porcentaje de la venta de la licencia y lo que gana con los servicios profesionales que Microsoft no presta. Existen empresas de software propietario, como Oracle, que sí prestan servicios de soporte y desarrollo substitutivos a los de sus partners, y esto puede ser un problema. Pero, en el caso de las empresas de Software Libre la prestación de dichos servicios de soporte y desarrollo es precisamente el núcleo del negocio. No sólo es que el partner no pueda ganar un margen sobre la licencia sin hacer nada (porque es gratuita) sino que la mayoría de las veces el fabricante podría ser precisamente su mayor competidor en la cuenta.
Yo creo que es debido en último término a este problema no resuelto del modelo de negocio para los intermediarios que existen empresas como SourceLabs o SpikeSource, que hacen dinero esencialmente proporcionando soporte al stack completo y no sólo a algunas partes. Pero no existen auténticas redes de franquicias Open Source.
Artículos relacionados:
Software Libre y Canales de Venta
Haciendo dinero del canal

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Modelos de Negocio. Guarda el enlace permanente.