Gigantes con pies de barro

Rafael Chamorro hace algunas propuestas sobre lo que debe o no tener un plan impulso sociedad de la información.
Me gustaría hacer énfasis en dos puntos de los que ya he hablado hasta la saciedad con anterioridad, y con este post, dejo el tema, lo prometo:
1º) Los políticos se matan por hacerse la foto y ponerse medallas con planes pomposos y rimbombantes a los que luego asignan presupuestos irrisorios.
2º) Existe una obsesión enfermiza con ciertos indicadores. Algunos incluso que mezclan totalmente churras con merinas, como la Sociedad de la Información: una oportunidad para la igualdad que cita Juan L. en su comentario al discurso de Montilla.
A ver, un plan, cualquier plan, tiene al menos los siguientes ingredientes :
a) Objetivos concretos.
b) Medios materiales y humanos.
c) Un plazo.
d) Un responsable.
Aquí los planes son más bien informes, uno detrás de otro, seguidos de una declaración de intenciones o, en el mejor caso, una lista de recomendaciones y unas cuantas acciones tácticas coordinadas con el lobby de turno de las empresas que andan siempre de cabildeo por la esfera política.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Software Libre y Desarrollo Social. Guarda el enlace permanente.