Microsoft limitará la distribución de parches a versiones legales de Windows

En cnet news puede leerse la noticia de que Microsoft limitará la distribución de parches y actualizaciones a versiones legales de Windows a través de la iniciativa Windows Genuine Advantage.
En mi opinión (y en esto coincido con Ina Fried la periodista de cnet) la medida se produce ahora porque la piratería es un problema relativamente llevadero en los paises desarrollados pero alcanza cotas extremadamente elevadas en paises en vías de desarrollo.
Microsoft está tratando de bajar la barrera de entrada del precio al tiempo que ordeña el máximo de la vaca lechera de las licencias EULA ofreciendo a los clientes incentivos coordinados para que legalizen su software.
Bajar los precios de Windows es una forma eficaz de retardar la entrada de Linux en el escritorio. A menor precio, menos ganas tienen los usuarios de cambiar.
No obstante, combinar estos descuentos con una política de inspección online de licencias es un craso error fruto de quienes no son capaces de cambiar la mentalidad del software cerrado basada en la defensa a ultranza de los derechos monetarios sobre la propiedad intelectual.
Hace tan sólo unos días decía que los usuarios no tienen ninguna razón compulsiva para cambiar a Linux. Pues bien, Microsoft ya les ha dado una y muy buena: la defensa de su privacidad.
Otro factor a tener en cuenta es que en mercados de muy bajo poder adquisitivo quién tiene presupuesto cero tiene presupuesto cero. Hay gente que utiliza software libre porque es gratis, ni más ni menos. Al cliente de presupuesto cero le da igual que una licencia cueste cincuenta dólares o cien, porque en presencia de dos productos substitutivos, uno gratuito y otro de pago ligeramente mejor, el cliente cero escogerá siempre el producto gratuito.
Es por este efecto de presupuesto cero que en software libre el negocio funciona al revés: la aplicación original es gratis y se paga por las actualizaciones. Esto permite a los clientes entrar sin restricciones e ir pagando según su nivel de demanda de nuevos servicios y actualizaciones.
No pretendo dar a entender que todo lo que hace Microsoft está mal. De hecho el sistema de actualizaciones online es fantástico, o, al menos, a mi me funciona muy bien y con eso me vale. Lo que creo es que Windows Genuine Advantage no es la solución apropiada a la piratería. La solución a la piratería es utilizar licencias de software libre con las cuales, sencillamente, no tiene ningún sentido hablar de software pirateado en el sentido clásico del término.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Mercado y Oportunidades de Negocio. Guarda el enlace permanente.