Los medios de desinformación y la rana hervida

Rana Hervida Dicen, los entendidos, que para hervir una rana nunca hay que echarla directamente sobre el agua en ebullición, porque salta y se escapa. Lo que hay que hacer, en cambio, es meterla en agua fresca e ir calentando la cazuela muy lentamente, de ese modo, la rana se relaja hasta que se marea y finalmente pierde el conocimiento y acaba hervida.

Sea correcto o no, el método de hervir rana ilustra que las peores (y las mejores) cosas en la vida ocurren lentamente. Y casi siempre pasan desapercibidas a la prensa y a la mayoría de las personas.
Ricardo Galli ha publicado en su blog un video bastante elaborado titulado Menéame, medios, noticias y desinformación en la que muestra muchos ejemplos de mala prensa y explica sus causas: sensacionalismo, interpretración errónea de cifras, conspiranoia, sesgo por creencias previas, etc. También ofrece algunos consejos para interpretar bien las noticias.
En teoría, existe un criterio, que nadie cumple a la hora de publicar, sobre cómo medir la relevancia de una noticia.
Sobre el video de Ricardo, a mi me gustaría resaltar sólo un par de puntos:
1º) La gente necesita una explicación sencilla para las cosas, pero el mundo es un lugar intrínsecamente complejo en el que rara vez es verídica una explicación sencilla de nada. Además, para que sea atractiva a los lectores, dicha explicación debe venir en la forma de una dramática falacia narrativa en la cual el azar no debe tener ninguna cabida.
2º) Como consecuencia del streaming social, la epidemia de déficit de antención y su consiguiente déficit de intención, es relativamente sencillo confundir a la audiencia y manipular su opinión haciendo que pierdan de vista los detalles importantes.
Por fortuna, existen rayos de esperanza. Por ejemplo, Mar Monsoriu, enlazaba hoy en su Facebook un ártículo de Laura Lucchinni en El Pais comentando que el diario alemán Die Zeit triplicó sus beneficios y aumentó su difusión un 60% en 6 años a base de ignorar los consejos de los asesores y seguir publicando artículos largos, documentados e incluso difíciles de leer.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Desmitificando FUDs, ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.