Recurre todas las multas siempre

Cuando hacía la mili, iba todos los días al comedor, cogía mi cuesco de pan, lo rompía y lo tiraba a la basura. Esto era debido a que si el cuesco de pan se quedaba en la cesta, lo congelaban, y al día siguiente nos lo volvían a servir, pero si estaba roto, entonces tenían que poner pan fresco. Yo no como pan, sólo era una medida de solidaridad con mis compañeros.
La DGT va a sacar una nueva normativa que sancionará circular a más de 120Km/h en autopistas (hasta ahora hasta 133Km/h no te multaban). La multa será de 100€ pero, sin embargo, no ocasionará retirada de puntos. ¿Por qué? Pues simplemente para evitar que recurras la multa.
Lo que la DGT no quiere que sepas es que el 30% de las multas se quedan sin cobrar. Y que el sistema de puntos a originado una avalancha de recursos de multas, no tanto por el dinero (que la gente puede pagar) sino por la retirada de puntos que te puede acabar dejando sin carnet.
Las multas hay que recurrirlas siempre, incluso si las tienes perdidas de saque. Esto es debido a que la única forma de que dejen de perseguir a los ciudadanos que no incrementan la mortandad (circular por autopista a 120 ó 133 no tiene ninguna incidencia en el número de muertos) y se dediquen a perseguir a los auténticos infractores, es usar su propio procedimiento en contra de ellos.
Este mecanismo de el poder de muchos se puede aplicar a muchas cosas. Si todo el mundo que compra un DVD fuese a pedir la devolución del canon tras grabarlo argüyendo que no contiene material sujeto a copyright, se acabaría aboliendo este gravamen, ya que sería imposible gestionarlo.
Aplícate el cuento: piensa globalmente y actúa localmente. Si quieres que cambien las leyes y regulaciones hay muchas pequeñas formas (legales) de resistencia pasiva que puedes poner en práctica.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Off-topic. Guarda el enlace permanente.