Nueva ronda de subvenciones a PYMEs


José Luis me ha enviado esta mañana un enlace al post Los políticos empresarios de Onésimo Alvarez-Moro en El Blog Salmón, referido a la cobertura de M. G. de Paz y L. Junco en Expansión de la visita de la vicepresidenta Mª Teresa Fdez. de la Vega a Expopyme en la cual declaró que el gobierno destinará en 2006 8.000 millones de euros al Plan de Fomento Empresarial con la misión de incrementar en un 25% el ritmo de creación de pequeñas y medianas empresas.
Onésimo se lamenta de que, de nuevo, ayudar a las PYMEs sea sinónimo de darles dinero, a modo de caridad. Y yo estoy de acuerdo. No es que a los empresarios, ni a nadie, les moleste recibir dinero, es que a mi, personalmente, me parece humillante la presunción de que nuestro negocio no saldrá a flote si no recibimos ayuda externa.
No quiero que parezca que los pequeños empresarios protestamos por todo: cuando nos dan y cuando no nos dan. Si hay dinero para el fomento de la creación de empresas, pues bienvenido sea. En momentos de necesidad el maná bien puede suplir a las cosechas.
No obstante hay cosas mejores que se pueden hacer, en mi opinión:
Rebajar el impuesto de sociedades a las PYMEs
El impuesto de sociedades graba el dinero que la empresa puede ahorrar a fin de año. Yo creo que es el impuesto más antiecnómico que hay, porque te quita un tercio del dinero que la empresa tiene para crecer. Si mi empresa no pagara sociedades quizá podríamos contratar 1 ó 2 personas más al año. Si tienes una sociedad limitada que no cotiza en bolsa, lo mejor es gastarse todo el dinero antes del fin del ejercicio para eludir el pago de impuestos. Yo creo que este impuesto existe por presión social y sindical, y porque va bien para recaudar de otra fuente más.
Facilitar la entrada de PYMEs en contratos públicos
La mayoría de los contratos públicos cierran la puerta a las PYMEs. Los avales y otros requisitos que se imponen, hacen que en la práctica las PYMEs no tengan ninguna oportunidad si no van de la mano subcontratadas de otra gran empresa que se lleva un buen tajo a cambio de poner el nombre y poco más. Las compras públicas suponen el 16% del PIB español según datos oficiales, una buena oportunidad es usar dicho poder de compra para favorecer a la economía PYME local.
Ayudas a la exportación
Ya he mencionado en otro post que mi valoración es que el problema de España es que el mercado es demasiado pequeño para determinados productos de nicho. Hay que ayudar a las PYMEs a salir al exterior, lo que, de paso equilibraría un poco nuestra maltrecha balanza comercial.
Aliviar la tensión de tesorería
Cuando tienes una empresa pequeña, el problema más acuciante es la constante falta de caja líquida. Esto es debido, en gran parte, a que el plazo medio de cobro de cualquier producto es de 3 a 6 meses o incluso más. Cuanto más creces, más dinero tienes que poner de tu bolsillo personal para financiar crecimiento. Los bancos son reacios a dar líneas de crédito a empresas sin garantías reales. El gobierno podría hacer dos cosas: 1ª) nar ejemplo pagando todas sus factura a 30 días y 2ª) negociar con los bancos un tipo de línea de crédito a bajo coste para el descuento inmediato de efectos comerciales a cobrar, algo similar al préstamo tecnológico a interés 0% que existe en la actualidad para la adquisición de nuevas tecnologías.
PYMEs ¿Para qué?
Una última reflexión me gustaría hacer, Mª Teresa Fdez. dice que el objetivo es incrementar en un 25% el ritmo de creación de PYMEs. Bien ¿esto qué sentido tiene? Hay una forma fácil de incrementar la creación de PYMEs, cogemos las empresas que existen y las partimos en dos y en un año hemos duplicado la cantidad de empresas. Las empresas funcionan bien cuando tienen entre 10 y 10.000 trabajadores. Por debajo de 10 empleados, suelen tener muy poca capacidad operativa y por encima de 10.000 se convierten en mastodontes pesados e ineficientes. Lo que hay que fomentar es la creación de un tipo de empresa mediana, estable, competitiva y basada en el conocimiento. Aquí los empresarios somos pocos y no nos ponemos de acuerdo, la unión hace la fuerza, creando una miriada de microPYMEs descoordinadas no hay sinergia.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Análisis Financiero del Software Libre. Guarda el enlace permanente.