PharmaMar vs. Burrocracia

Elena Hita publica hoy en la edición impresa de El Pais el anuncio de que PharmaMar, la filial de biotecnología de Zeltia vuelve a examinarse ante la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) para obtener el registro del anticancerígeno Yondelis.
La EMEA ya se negó hace tres años a conceder la autorización para la venta del fármaco contra el sarcoma de tejidos blandos provocando un desplome del 22,8% en la cotización bursátil de Zeltia.
Zeltia también está investigando otro compuesto llamado Aplidina para combatir el melanoma y el cáncer de colon y páncreas.
Es increíble el poco apoyo que se está dando para que sea aprobado el primer producto de PharmaMar. Aunque en principio está indicado sólo para el tratamiento del sarcoma de tejidos blandos que supone el 2% de los tipos de cancer, también está prevista su utilización para otros tumores como mama (16%) o próstata (15%).
No es lógico que se invierta tanto dinero en hablar e innovar sobre cosas como llevar tecnología 3G a los teléfonos móviles, mientras que la investigación médica de enfermedades como el alzheimer, que afecta en España cada año a 600.000 personas, siga siendo responsabilidad exclusiva de un sector privado que lucha contra todas las trabas regulatorias imaginables.
¿Qué puñetas hacen los políticos cruzados de manos mientras el buque insignia de la biotecnología española lucha a brazo partido con la Unión Europea? El futuro de Zeltia depende del Yondelis. Zeltia ha perdido 21,3M€ por inversiones en I+D en el primer semestre, y está usando los ingresos de sus filiales de barnices y pinturas para sostener a PharmaMar y Neuropharma. ¡Qué vergüenza! Una ventana abierta a la esperanza para muchas personas, que está pendiente de un hilo por un montón de burrocracia e insensibilidad ante un problema de salud que afecta a tanta gente.
Artículo relacionado:
La Ley del Medicamento desincentiva la inversión de las compañías farmacéuticas (Manuel Llamas, Expansión)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Software Libre y Desarrollo Social. Guarda el enlace permanente.