Facebook quiere ser tu mejor amigo y tu psicoterapéuta

Facebook South ParkLeo con estupor en Wired que en el laboratorio de modificación conductual de Facebook, más conocido cómo Facebook Artificial Intelligence Research (FAIR) están trabajando en un asistente que te avise si estás intentado publicar una foto embarazosa en tu muro —quizá borracho con amigotes y compañías de dudosa reputación—.

Creo que tengo unos pocos amigos abstemios. Pero con la mayoría me he tomado un vino, cuando no varios, y no me sorprendería verles borrachos en una fotografía, por consiguiente, no comprendo en qué afecta eso a su reputación, cuando hasta Jesucristo era bien conocido por convertir el agua en vino siempre que le apetecía.

No entiendo el neuroticismo moral de las redes sociales. Por una parte comparto la postura oficial de Mark Zuckerberg sobre que si te preocupa que algo se publique en Facebook entonces es que no deberías estar haciéndolo. Pero, por otra parte, Facebook manipula los contenidos para que todo el mundo parezca políticamente correcto. Es por esto que Facebook es tan mortalmente aburrido, pues, como escribió Risto Mejide, si consigues decir algo, lo que sea, sin ofender absolutamente a nadie entonces es que lo que has dicho carece por completo de contenido.

Supongo que lo próximo será un analizador de texto que al comentar algo estilo “esa gilipollez que has dicho es una mierda como una casa de doce pisos” te sugiera: “¿quiso usted decir ‘esa proposición tuya se fundamenta en hipótesis poco sólidas’?”. Y entonces ¿qué tenemos? ¿la misma mierda con distinto nombre?

Sumemos esto a la paradoja estadística de que nuestros amigos tienen siempre (en media) más amigos que nosotros. Entonces tendremos una sociocosa en la que, si nos ponemos a compararnos, no podemos sentirnos de otra manera que desgraciados por la vida (aparentemente) color de rosa que tiene todo el mundo excepto nosotros.

La dinámica de Facebook es como la del Cuento del Traje Invisible del Rey Desnudo. Aquí vamos unos y otros en pelota; no, diré más: vamos en pelota picada y, sin embargo, nos paseamos por la calle fingiendo que vestimos de seda igual que todo el mundo.

Post Relacionado:
Un nuevo concepto de privacidad.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Bookmarks
Esta entrada fue publicada en Usos sociales de la tecnología. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Facebook quiere ser tu mejor amigo y tu psicoterapéuta

  1. Pingback: Los adolescentes en las redes sociales | La Pastilla Roja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *