La tecnología es más importante que las competencias profesionales

IBM ha publicado un interesante estudio sobre 1.700 directores ejecutivos en 64 paises en el cual desvela cómo piensan los CEOs que está evolucionando su función, hallazgos que comentaré según mi propio criterio subjetivo.

Lo primero que me ha captado mi atención es que los CEOs consideren la tecnología como más importante que las competencias profesionales de sus empleados, y, en general, como el factor más importante de todos.

CEOs rank technology #1

Valorar la tecnología por encima de las competencias me ha recordado a lo que yo llamo el “organigrama de pirámide agüjereada” en el cual la empresa se compone de una élite bienpensante, por un lado, y de peones totalmente reemplazables por otro. La pirámide agüjereada es diferente de una una estructura horizontal o con pocos niveles jerárquicos puesto que la élite vive en una torre de marfil y está realmente aislada de la masa proletaria. La élite se dedica a diseñar procesos de negocio que puedan ser llevados a cabo por personas sin competencias profesionales difíciles de encontrar. Se trata, de hecho, de eliminar el factor humano del proceso mediante employee scripting. Este modelo puede encontrarse, por ejemplo, en las software factories orientadas a fabricar componentes ensamblables y también en algunas auditoras de negocio.

Pirámide Agüjereada

En segundo lugar, el informe de IBM destaca que la función del CEO se está socializando y que cada vez resultará más difícil para un director ejecutivo mantenerse al margen de las redes sociales. En realidad, la comunicación social no es una novedad en la función directiva, porque por mucho tiempo que se emplee en explicar las cosas nunca es suficiente y siempre hay alguien que no se ha enterado. Lo que ha cambiado es el medio. Yo, personalmente, creo que los CEOs no deberían twittear. Soy de esa opinión porque un CEO es invariablemente el twitiritero más coñazo del mundo. Lo que (debería) diferenciar a un blogger de un responsable de comunicación y de un periodista es que el blogger, en teoría, es un rōnin sin servidumbres y es en el ejercicio de esa libertad cuando puede aportar opiniones valiosas. Pero no hay persona con mayor servidumbre que un CEO, quien, a la postre, es en la cultura cristiana un líder sirviente. Escribía Risto Mejide que si consigues decir algo, lo que sea, sin ofender a nadie, entonces lo que has dicho no puede ser otra cosa que una gilipollez, mas es oficio de un CEO no ofender a nadie ergo ¿qué valor pueden tener sus opiniones públicas?

Por último, los directivos encuestados, destacan la capacidad para trabajar en equipo, colaborar y comunicarse como las habilidades más importantes que un trabajador debe tener. Esto me parece relevante porque todavía en España, y creo que fuera de ella también, se tiende más a contratar por competencias que por actitudes. Tengo un ejemplo muy actual, recientemente apliqué a un programa de emprendedores y me enviaron ¡un test de inteligencia! La carrera, dos masters, tres empresas, veinte años de experiencia y leyendo mi C.V. el reclutador aún está dispuesto a fijarse en los resultados de un test estandarizado ¡incluso para seleccionar a alguien que se supone que tiene que hacer algo absolutamente no-estándar! Por último, los problemas del trabajo en equipo no dejan de ser tambien en parte porque los superhéroes de la empresa piensan que en realidad consiste en convencer a los demás de que no tienen ni puta idea, y el mando intermedio lo concibe simplemente como la labor de dar patadas en el culo para que se haga cagando leches lo que dice el de arriba.

Post relacionado:
El perfil del empleado perfecto

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Usos sociales de la tecnología. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La tecnología es más importante que las competencias profesionales

  1. Pingback: Bocados de Actualidad (150º) | Versvs

  2. Pingback: Imperdibles (mayo 23rd – mayo 28th) » Hipertextos [desde La Plata]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *