Cambiar y mejorar la educación

Es imposible exagerar la importancia de cambiar y mejorar la educación. En las encuestas, la gente dice que el peor problema actual en España es el desempleo, pero se equivocan víctimas del fenómeno de la rana hervida, igual que se equivocaban cuando decían que el peor problema era el terrorismo etarra. Y del resto del mundo no hace falta ni comentar los gravísimos problemas que todos sabemos que existen. El mayor desafío actual de la Humanidad es mejorar la educación. Esto es debido a que, como dijo Richard Rowe en su charla en TEDx hoy, la ignorancia acaba, inevitablemente, ocasionando todos los otros problemas incluído el desempleo.

Yo no sé si es a propósito que no interesa que los niños desarrollen juicio crítico, o si es que no conseguimos reformar la educación suficientemente rápido para seguir el vertiginoso ritmo de cambio del mundo. Pero no puede ser que darles PCs haga que los niños saquen peores notas, y que los adolescentes estén deseando llegar a casa y conectarse a Internet para alejarse de la alienación que les produce el vetusto ambiente académico al que se ven forzados a someterse.

Y ¿en qué tiene que consistir la perentoria reforma educativa? Bien, ¿qué ha cambiado en el mundo?. Pues, a) que se ha globalizado, b) que se ha tecnificado, c) que evoluciona a un ritmo cada vez más rápido, d) que existen dinámicas sociales que no son sostenibles.

a) Globalización.
La globalización implica una mayor diversidad cultural y también una mayor interconexión. Ya no basta con enseñar a los niños inglés, hay que dotarles de una comprensión lingüística cultural más amplia para que puedan entender el mundo. La creciente interconexíón requiere de mayor habilidad para mantener muchas relaciones sociales de baja intensidad. ¿Cómo se lleva esto a la práctica? Pues, por ejemplo, Salman Khan explica en let’s use video to reinvent education que en lugar de impartir la teoría y mandar a los niños deberes para casa lo mejor es darles un video con la teoría y traerlos a hacer los ejercicios a clase. Esta dinámica permite al profesor intensificar su relación personal con el alumno en vez de hablarle desde una torre de marfil, pero además tiene otras ventajas, como potenciar la educación “peer-to-peer” en la cual los alumnos más aventajados tengan que colaborar con los más rezagados para resolver problemas juntos.

b) Tecnificación.
La tecnificación implica que las competencias profesionales siguen siendo muy importantes. Una persona que posee habilidad social y nada más es un político, y todos sabemos la antireputación que tienen actualmente los políticos… Es esencial que le hagamos comprender a nuestros hijos que para poder gestionar la complejidad del mundo que les aguarda necesitarán prepararse duramente durante 30 años y que, aún así, no podrán nunca dejar de aprender a diario o se quedarán atrás.

Me da un poco de miedo el discurso de que tenemos que dejar de presionar a los niños y adolescentes para que den rienda suelta a su creatividad. La charla “UnCollege” de Dale Stephens diciendo en una escuela de negocio que no hay que perder el tiempo yendo a la universidad es ciertamente paradójica. No estoy de acuerdo con el argumento de Antonella Broglia de explotar el deseo de los niños de 12 años utilizándolo para que se conviertan en emprendedores tempranos, porque, por muy arraigada en la filosofía judeo-cristiana que esté el DESEO como motor de cambio, no estoy seguro de que amaestrar a un emprendedor desde los 10 años no le imponga una presión de él consigo mismo imposible de soportar en su madurez. Pero lo que tampoco podemos hacer es simplemente dejar que los estudiantes se relajen. Uno de los inconvenientes de la educación flexible a la medida del alumno es que (aplicada de forma ingénua) tiende a reducir el nivel medio general ¡Ops! ¿estoy en contra de la educación a medida de cada alumno? ¡No! Lo que sucede es que, como decía Abraham Lincoln “la auténtica igualdad es tratar diferente a quien es diferente” que NO es lo que está sucediendo en la educación moderna. Resulta que como pasamos de tener 40 niños (o más) en cada clase a tener menos de 20, pues un porcentaje del profesorado empezó a adaptar las clases al nivel de los alumnos ¿y que sucedió? pues que para no dejar atrás a los más rezagados cada profesor, sin darse quizá cuenta conscientemente de ello, bajó el nivel “un pelín”. El problema es que si bajas el nivel tan sólo un 5% anual durante los 20 años que dura la educación básica el resultado acumulado neto es como haber bajado el nivel ¡un 100%! Bill Gates contaba en su video de TED que el recíproco tambiénn es cierto: un “buen profesor” hace que, en un periodo de (tan sólo) 12 meses los resultados académicos medios de una clase mejoren un 10%, es decir, en teoría, 5 profesores buenos durante 5 años consecutivos y prácticamente nadie suspenderia las pruebas de acceso a la universidad. Hay un experimento malicioso contra el Comunismo en el cual un profesor pacta con los alumnos que en vez de poner sobresalientes, notables, aprobados y suspensos, todo el mundo recibirá la nota media de la clase. En el primer exámen unos estudian mucho y sacan un 6 mientras que otros no estudian nada y sacan también un 6. Los alumnos que estudiaban más empiezan a estudir un poco menos porque, total, sacarán menor nota aunque estudien, mientras que para los vagos no existe ningún incentivo, porque aprueba igualemente hagan lo que hagan. El desenlace es que, al final, nadie estudia y acaban suspendiendo todos.

c) Ritmo de cambio.
Antaño uno podría adquirir un cuerpo de conocimientos y mantenerlo para toda la vida, incluso transmitirlo intacto a la siguiente generación. Pero eso ya no es así. No sirve de nada enseñar a los niños a ser monos repetición, porque, para cuando vayan a poder aplicar algo de lo que se les enseñó el 95% de tales conocimiento estarán obsoletos y necesitarán una actualización. Y no sólo eso, deberán adaptarse también a los cambios familiares, sociales y hasta climáticos. En el siglo pasado “papa” era el señor que vivía en la “mama” y además estaban casados. Hoy día yo creo que convendría separar más acentuadamente el término de padre del de progenitor y sobre lo que significa la palabra matrimonio ya ni hablemos… Los jóvenes tendrán que aprender a vivir manteniendo sus valores en medio de tanta ambigüedad.

d) Sostenibilidad.
La sostenibilidad tiene que ver con la capacidad para pensar a largo plazo y con la capacidad para percibir magnitudes absolutas que están varios órdenes de magnitud más allá de nuestra experiencia cotidiana. De hecho, yo iría incluso un paso más lejos y me atrevería a afirmar que, en general, la inteligencia está muy estrechamente correlacionada SIEMPRE con la capacidad para percibir la evolución a largo plazo de un sistema complejo analizando cuantitativamente las cifras implicadas en los procesos.

Posts relacionados:
Mi experiencia en la universidad (Carlos Rubio Martí)
5 innovative classroom management tools (Sarah Kessler)
La programación, la enseñanza y los niños (Enrique Dans)

Manifiesto relacionado: Stop Stealing Dreams (Seth Godin)

Actualización: La Comisión presenta la nueva estrategia Replantear la Educación

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Software Libre & Educación, Software Libre y Desarrollo Social, ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cambiar y mejorar la educación

  1. Pingback: TEDx PlazaCibeles | La Pastilla Roja

  2. Pingback: El papel de las redes sociales en los saqueos británicos | La Pastilla Roja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *