Porqué Quora no saldrá del ámbito geek

Vivek Wadhwa tiene un buen artículo en TechCrunch titulado Why I Don’t Buy the Quora Hype explicando porqué en su opinión Quora no cruzará el abismo de los adoptadores tempranos al público general.

Sus premisas esenciales son: 1ª) que en Silicon Valley diseñan productos mirándose el ombligo (empezando porque sólo dejan poner preguntas en inglés) y lo que sucede es que, a veces, por casualidad dichos productos resulta que son un bombamzo también fuera del Área de la Bahía; y 2ª) que los respondedores estelares perderán el interés cuando tengan que competir por su karma con millones de personas y spammers que no tienen otra cosa mejor que hacer que responder en Quora.

Y ciertamente no es que lleguen para nada los primeros al nicho de responder a preguntas, en el cual ya se encuentran tanto mediadores de temática genérica como Yahoo! Answers como especializados tipo StackOverflow que conviven con los motores de conocimiento computacionales como WolframAlpha o DBPedia.

Los puntos fuertes de Quora son la credibilidad de su equipo fundador (ex Facebook), sus capacidades semánticas y la forma en la que se engancha como una garrapata a tus cuentas de Facebook y Twitter para invitar a tus amigos y conocidos a responderte.

Yo estimo que Quora llegará ser un sitio de los que reciben decenas de millones de vistas al mes, pero no miles de millones como Google, Youtube o Facebook. Mis razones para pensar eso son:
1ª) La componente lúdica no existe. Es todo como muy serio. Y lo que verdaderamente genera tráfico a mansalva no es la información de calidad sino los contenidos de ocio y relación interpersonal.
2ª) El sistema de karma no es muy evidente. No es para nada sorprendente que Robert Scoble sea el usuario #1 de Quora, a fin de cuentas Scoble sería capaz de petar los servidores de Twitter tweeteando él solito. El karma funciona bien como gancho. En España funcionó con Barrapunto y con menéame. Pero los superusuarios tienen tendencia a perder el interés en sus estadísticas con el paso del tiempo.
3ª) No está claro cómo sobrevivirán a los trolls y al spam.
4ª) La gente necesita explicaciones sencillas para las cosas.
El sistema debe ofrecer una respuesta válida dentro de los dos o tres primeros comentarios. Puntuar las respuestas es relativamente sencillo, a fin de cuentas basta con que el propio usuario que planteó la pregunta puntúe su respuesta favorita. Pero eso sólo se puede hacer cuando la pregunta tiene una respuesta directa. Algunas preguntas tienen respuestas que son intrínsecamente largas y controvertidas. Además, puede ser el propio inquiriente el que favorezca una respuesta sobre otras como medio de propagandístico.
5ª) Escribir una pregunta es sorprendentemente complicado.
Antes de dejarte preguntar, el sistema te pone toda clase de pegas y sugerencias para “educarte” en la forma más correcta de escribir la pregunta. Esta complejidad puede simplemente ser letal, porque no es algo que la gente pueda entender.

Y para terminar, es ciertamente curioso ver qué hace el IntelliSense de Quora cuando empiezas a escribir una frase que comienza por “Por qué…”
Quora Por Qué

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Usos sociales de la tecnología. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *