Del Community Manager al Community Champion

Hay algo fundamentalmente erróneo en el hecho mismo de reclutar a un community manager. Por la experiencia en Software Libre se sabe y está más de demostrado que el 1% de los usuarios genera el 99% de los contenidos de La Comunidad. Entonces ¿qué sentido tiene contratar un manager? Lo que hay que captar para dinamizar una comunidad son campeones, personas a quienes por su talento o su carisma los otros deseen seguir, a fin de cuenta así se llama a los usuarios en las comunidades: followers y un follower, por definición, difunde y esparce, en el mejor caso, pero aporta poco conocimiento nuevo en el proceso.

La opinión pública siempre ha considerado a la radio como un medio más creíble que la prensa y la televisión. Esto es porque la figura del comentarista radiofónico tiene mucho más peso que la del articulista periodístico casi anónimo o el presentador de televisión. En ausencia de evidencias que señalen lo contrario la gente tiene tendencia a creer cualquier cosa que les diga una persona que conocen, mientras que, por lo general, desconfían a priori de los mensajes institucionales.

Excepto quizá las grandes marcas lifestyle tipo Mac o Ducati, una de las primeras cosas que debería hacer cualquier organización que desee cultivar una Comunidad es ponerle cara y ojos y a la comunicación. ¿Cuantos Linus Torvalds o Richards Stallman o Julians Assange hay en nómina? El resto es mera implementación, de verdad, enviar invitaciones, refreir contenidos y post-procesar estadísticas es la parte más fácil de resolver en la ecuación del social media.

Twitter genera una enorme actividad diaria. Sin embargo, hay una gran masa inactiva detrás. Un 66% de miembros de la red siguen a menos de 10 personas y un 80% han twiteado menos de 10 veces.
Twitter's dirty little secret
Vía: RWWES

P.D. No me gusta el White Label, aunque ciertamente es mejor que los horrendos Ballantines y J&B, me parece uno de esos escoceses que que la gente aprecia “porque es escocés”. No obstante, me encanta su publicidad basada en la personalidad. A veces lo compro sólo por eso, y ni siquiera me han pagado el product placement.
La risa no se finge Andreu Buenafuente para White Label

Posts relacionados:

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Marketing Online, Usos sociales de la tecnología. Guarda el enlace permanente.