La propiedad intelectual de Novell va a parar a manos de Microsoft

Nuclear Explosion Clown
Por si no teníamos bastante con el desastre de Sun a manos de Oracle, ahora, tras cinco años en la picota y una ronda final de quinielas, Attachmate y Microsoft han comprado Novell lo cual puede tener malas consecuencias para el Software Libre.
En primer lugar, Attachmate es una empresa que comenzó su andadura vendiendo emuladores de terminales IBM 3270 para PC y que actualmente está controlada por un grupo de inversores liderado por Francisco Partners, Golden Gate Capital y Thoma Cressey Bravo. A Attachmate lo que más le interesa de Novell es su línea de negocio de virtualización basada en Xen porque la virtualización es la continuación casi natural de la emulación de terminal. Además, los inversores compran las empresas para ganar el máximo dinero a corto plazo. lo anterior implica que, a menos que SUSE pegue un imprevisto e improbable pelotazo, la distribución de Linux de Novell está muerta, y probablemente veremos Novell (o lo que quede de ella) revendida nuevamente en 3 años.
En segundo lugar, como parte de la compra, Microsoft adquirirá 882 patentes de Novell por 450M$ en efectivo. Y esto es lo peor. Novell tiene el copyright de UNIX que le ganó en una ardua batalla legal a SCO. Pero lo más importante es el portfolio de patentes con el cual Novell protegía sus activos digitales de Software Libre y, de rebote, al resto de la Comunidad. Aunque nunca se ha probado su validez en un tribunal, según el abogado principal de Microsoft, Brad Smith, dijo en 2007 que el kernel de Linux infringe 107 patentes de Microsoft. Lo bueno que tenía el portfolio de Novell es que con algunas de ellas podían contra-atacar tomando como blanco a Microsoft Office y otros productos de Microsoft (es imposible escribir ningún software no trivial que no viole al menos una decena patentes). Fue por esto en parte que en 2006 Novell firmó un polémico acuerdo de cooperación con Microsoft. En parte para sembrar el FUD de que los clientes de SUSE estaban más protegidos que los de Red Hat frente a demandas por infracción de propiedad intelectual. Pero también en parte porque a Microsoft no le interesaba una guerra de destrucción mutua garantizada.
Ahora que Microsoft controla las patentes de Novell puede que se haya abierto la veda de cacería legal y que prácticamente todas las distribuciones de Linux se vean obligadas a pagar royalties a Microsoft.
Post relacionado: La mano negra de Novell no era sólo Microsoft
Artículos relacionados:
Understanding the Novell Deal (Andy Updegrove)
Novell’s Sale to Attachmate: The Untold Story Finally Revealed (The VAR Guy)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Entorno Legal del Software Libre. Guarda el enlace permanente.