En España se presta escasa atención a la propiedad intelectual del software

Siempre me ha sorprendido la animadversión que muchos programadores sienten por la SGAE. Puedo entender que el público en general les odie en tanto en cuanto con sus demandas económicas se interponen entre la gente y los contenidos multimedia que desean. Pero la ley que protege el software en España es muy similar a la ley que protege la música y en realidad una parte de lo que queda del canon tras la sentencia de la UE debería ir a los bolsillos de los programadores ya que los CDs se usan tanto para copiar música como para copiar programas. En cualquier caso, la disputa del canon va camino de convertirse en irrelevante porque todos los soportes ópticos serán muy pronto tan obsoletos como los vinilos.
Si en Estados Unidos pecan por exceso del uso y abuso de las patentes de software, en España sucede un poco lo contrario y poca gente parece darle importancia a la propiedad intelectual del software.
Aunque el registro del código es bastante sencillo, imprimes los fuentes ¡qué anacrónico! o los tuestas en un CD y los llevas al registro, a mi me costo dos años conseguir un registro europeo de marca. Además, tras el registro inicial del código, como lo que escribimos se libera bajo licencia Affero GPL, optamos por seguir publicándolo en SourceForge y desde entonces nunca lo hemos actualizado en el registro de propiedad intelectual en siete años.
Hace unos días me escribía Eduardo Loyola de Escrow Spain apropósito de registraS©ft y sus servicios para dotar a los desarrolladores de herramientas con las que proteger su know-how.
Abogados que registren marcas hay bastantes, pero que entiendan realmente de software no hay tantos. Y, adicionalmente, el registro de propiedad puede ser una acción cautelar defensiva necesaria incluso aunque no se pretenda en ningún momento cobrar royalties a terceros por el software. Muchos contratos contienen cláusulas de propiedad intelectual, pero rara vez se formaliza legalmente nada derivado de ellas, lo cual puede llegar a ser peligroso.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Entorno Legal del Software Libre. Guarda el enlace permanente.