Copiar es saludable y recomendable

ComillasAllá muevan feroz guerra ciegos reyes por un palmo más de tierra, que yo tengo aquí por mío cuanto abarca el mar bravío, a quien nadie impuso leyes”.
José de Espronceda, la canción del pirata, 1840.
Yo no entiendo casi nada sobre desarrollo cognitivo, pero simplemente yendo a un zoo creo que es fácil percatarse de que la diferencia mental entre un chimpancé de un niño humano es la prodigiosa habilidad de éste último para imitar comportamientos. Un niño es siempre muchísimo más torpe que cualquier animal de su misma edad y, sin embargo, a la postre, les acaba siempre aventajando.
Fue a Luis Bassat hace ya lo menos 20 años a quien le escuché decir en una ocasión que en su agencia tenían el mejor departamento de investigación del mundo: investigaban todo lo que funcionaba y lo copiaban.
A Luis Martín Cabiedes (a quien mencionaba en un post reciente) le escuché afirmar que a él le encantan los emprendedores copiones de ideas que han funcionado bien en otros paises.
Lawrence Lessig va un paso más lejos y defiende que todo es un trabajo derivado y que innovamos a base de copiar.
Los bloggers, yo mismo, somos de esos copiones. El penúltimo y antepenúltimo post los copié de otros blogs (están hasta las referenciass). Y el anterior a esos dos de un congreso.
Cualquier restricción o crítica a la copia es un obstáculo al progreso general en favor de los derechos individuales, que también deben ser respetados, por supuesto. Por otra parte, hay pocos indicadores del éxito tan fiables como descubrir que le están copiando a uno hasta la saciedad.
Post relacionado: Ser una estrella pop es fácil.
Artículo relacionado: El plagio: Cómo detectarlo (Maria Teresa)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Patrimonio Común de Innovación, Software Libre y Desarrollo Social. Guarda el enlace permanente.