Complejidad social

Vía Ecotecno me encontré el enlace al post de Clay Shirky The Collapse of Complex Business Models en el cual comenta la tesis de Joseph Tainter según la cual es la complejidad que ellas mismas crean lo que acaba matando a las grandes civilizaciones.
En cibernética hay un principio que afirma que en cualquier sistema la complejidad del mecanismo de control es aproximadamente igual a la complejidad del sistema controlado.
Creo que es una gran verdad que cada vez que se introduce alguna “mejora” la sociedad se vuelve un poco más burocratizada e incapaz de reaccionar ante eventualidades hasta que finalmente el peso de los acontecimientos fuerza una simplificación abrupta.
La tecnología puede ayudar a manejar y ocultar la complejidad, pero al final por mucho que se mejore y automatice un proceso siempre queda una complejidad irreductible que hay que manejar.
Con la aprobación de cada nueva media social o económica jamás he oído a nadie argumentar que no debería imponerse debido a la complejidad extra que añade al sistema. Conviene recordar que esta complejidad extra siempre se traduce en forma de mayores gastos fijos imposibles de reducir y menores posibilidades de modificar las leyes y regulaciones para cambiar el funcionamiento de las cosas.
Post relacionado: Decálogo para la revolución social venidera.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.