El emprendedor cantamañanas

Hoy estuve comiendo con los promotores de una incubadora de empresas y con algunos compañeros de Tibi. Estaban, entre otros, José María Peláez, José Luis Marina y Agustín Cuenca, quien se ha abierto un nuevo blog sobre desarrollo web, por cierto.
Durante la charla, dijeron, los entendidos, que nueve de cada diez proyectos no pasan el test de la risa. Es decir, la prueba de que al oir al emprendedor te desternillas de lo débil que es el planteamiento que te está exponiendo. Y para etiquetar a esta fauna de buscadores de financiación crearon la figura del emprendedor cantamañanas.
Quejarse de la escasez y mala calidad de inversores de capital riesgo queda bien, pero ¿qué pasa con la calidad de los proyectos? Salió a relucir que, si bien hay acuerdo sobre la carencia de inversores que vayan a las presentaciones con la chequera lista, no es menos cierto que los buenos proyectos también son muy escasos.
El perfil que se dió, más o menos, del emprendedor cantamañanas fue el siguiente:
• Cree que ha tenido una idea como a quién se le ha aparecido Dios en forma de una zarza ardiente.
• Su idea en realidad no es más que un refrito de otras que ya están en producción.
• Ha hecho un MBA y está excitadísimo por poner en práctica la receta de la sopa de ajo que acaba de descubrir, pero no tiene ni idea de cómo desarrollarla, piensa que eso simplemente es implementación y que ya contratará a alguien…
• No ha hecho un MBA y sabe cómo hacer la sopa, pero no tiene ni idea de cómo venderla.
• Carece de un equipo (aunque sea pequeño) bien balanceado.
• Es incapaz de explicar de forma cuantitativa y razonada (ni siquiera en teoría) quién pagará cuánto dinero por qué producto o servicio en qué momento del tiempo.
• Busca alguien que le pague un (buen) sueldo garantizado durante dos años por probar su idea pajarera.
• Busca alguien que le inyecte cinco millones de euros del tirón en primera ronda sin tener nada más que humo.
Posts relacionados:
Métricas Triple A
10 estupideces de los emprendedores noveles
La “Idea” uno de los mayores enemigos del emprendedor (Carlos Blanco)
Ideas hay muchas… ejecuciones… (Justo Hidalgo)
El ego del emprendedor: problemas (Emilio Márquez Espino)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Emprendizaje, Modelos de Negocio. Guarda el enlace permanente.