El hype de los Clouds Privados y la captación de talento y capital

El pasado día 23 de marzo la start-up barcelonesa Abiquo publicaba una nota de prensa anunciando la apertura de nuevas oficinas en Silicon Valley, concretamente en Redwood City, junto con una nueva ronda de financiación de 5,1 millones de dólares. Justo poco después de que otra empresa de clouds privados con base en Santa Bárbara, Eucalyptus Systems anunciase el reclutamiento de Mårten Mickos como su nuevo CEO.
Es envidiable la facilidad que las empresas californianas tiene para captar directivos estrella y salir en la prensa. Una empresa como Abiquo tiene que invertir meses y meses de funcionamiento “en modo clandestino”, como ellos mismos reconocen en su nota de prensa, y remover Roma con Santiago para obtener algo de buzz marketing. Redwood City, además, es posiblemente el mejor emplazamiento en el área de Silicon Valley, porque, aunque no tiene tanto caché como Palo Alto, al estar más o menos en el centro del valle permite contratar con mayor facilidad a empleados de toda el área de la bahia. Sin embargo, para un spin off de la Universidad de California en Santa Bárbara las cosas son mucho más fáciles. Un lobby a sueldo puede presentarles a los entrepreneurs in residence (el término norteamericano para los emprendedores de éxito que se quedaron en paro tras vender su empresa por una millonada). Y con un mínimo de relaciones públicas salen en The Register.
Con lo curtidos que están los emprendedores españoles de operar en el desierto, si el entorno fuese tan favorable aquí como lo es en Silicon Valley, probablemente les daríamos sopas con hondas.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Computación en la Nube, Morfeo Think Tank, Tecnologías Libres. Guarda el enlace permanente.