De programadores y abogados

ComillasUna cosa sobre la que Google está teniendo un cuidado extremo en su escalada de prominencia es no llamar la atención sobre su poder […]
[…] una vez que el departamento de justicia empiece a husmear, la era de Google se habrá acabado.
Esto es realmente lo que le pasó a Microsoft. No es que el dpto. de justicia les pusiera una demanda antimonopolio. Pero el reinado de Microsoft se terminó el día en el cual el dpto. de justicia inició investigaciones acerca de la empresa.
Porque ese día, Microsoft empezó a contratar abogados. Montones de abogados. Buenos abogados. Y también contrató agencias de relaciones públicas.
Cuando una compañía está ocupada contratando abogados y relaciones públicas, tiene menos dinero para pagar a buenos ingenieros. Y peor aún, eso abogados se entrometen en el camino de los ingenieros cuestionando todo lo que hacen visto de su perspectiva y advirtiendo de las malas consecuencias si no se cumplen sus consejos.
Muy pronto no se hace ningún movimiento sin consultar con los abogados ni se habla con nadie sin un mentor de relaciones públicas no está presente. La vida se vuelve menos divertida, y los mejores programadores empiezan a largarse.”
Dana Blankenhorn, Risks in Google killing Adobe Flash

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Entorno Legal del Software Libre. Guarda el enlace permanente.