El barroco tecnológico

Barroco” es una palabra portuguesa que en español se traduce por barrueco (perla irregular, o falsa joya).
Wikipedia explica que el dolor psicológico del hombre, en busca de anclajes sólidos, se puede encontrar en el arte barroco en general. Y que todo fue enfocado alrededor del Hombre individual, como una relación directa entre el artista y su cliente, en un intento de hacer el arte menos distante de las personas.
Creo que algo similar podría aplicarse a lo que sucede con los productos de éxito hoy en día.

Red Dell El pasado viernes un administrador de sistemas nos contaba en una cena que una usuaria le había pedido consejo para comprar un portátil y que ésta, tras escuchar todas las opciones, había decido ignorarlas y comprar simplemente el de color rojo, porque era el más bonito, y luego se había ido a buscar un bolso a juego.
Cada vez importa más el diseño y la estética de los productos. Hace nada aparecía Personas en Mozilla Labs, una herramienta para personalizar el skin de Firefox. E inmediatamente Google contraatacaba con una campaña anunciando que a Chrome le puedes poner un look’n feel de Dolce & Gabbana. Google Chrome Dolce & Gabbana

Cada día se habla menos de las funcionalidades y prestaciones que objetivamente tenga un producto. Importa que mole y que quede bonito en el escritorio, y si luego es una mierda envuelta en papel de regalo pues… ¡qué más da! total, todo el software es un poco crapy.
Empezamos a vivir una época donde emocional prima sobre lo pragmático quizá porque lo pragmatico ya es suficientemente bueno, o porque no se sabe muy bien como superarlo.
Como en el barroco, quizá es que el renacimiento tecnológico nos dejó tantas cosas que de un tiempo a esta parte sólo hemos sabido mejorarlas pintándolas de dieciseis millones de colores.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Desmitificando FUDs, ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.