El wikipedista típico es un antisocial

Hace un par de años, una mujer bastante vinculada a la blogosfera me confesó que ella jamás saldría con un blogger. “Todos ellos son personas con un ego insoportablemente hiperdesarrollado”, me dijo.
En el ámbito literario, cuando Isaac Asimov quiso crear un arquetipo de sociedad cerrada al progreso mandó a los enciclopedistas de la Fundación al remoto mundo de Terminus.
Esto no pasarían de ser opiniones discutibles sobre la personalidad del webactor típico, de no ser por estudios como el de los israelíes Amichai-Hamburger, Lamdan, Madiel y Hayat sobre las características de personalidad de los miembros de Wikipedia del cual se hace eco Peter Aldhous en su artículo Wikipedians grumpy and closed-minded.
Lejos de la idea del contribuidor altruista, el estudio presenta al wikipedista típico como un misántropo, egoista, gruñón y cerrado a nuevas ideas. Incluso contiene regalitos especiales para las mujeres wikipedistas, calificándolas de ser, en general, un grupo de introvertidas que usan la red para expresar aquello que no pueden expresar en el mundo real.
El perfil de personalidad, más o menos encaja con el de otro estudio realizado en HP por Huberman, Romero y Wu titulado Crowdsourcing, Attention and Productivity referenciado por Nicholas Carr en su post the sour wikipedian, en el cual se muestra que la gente sube videos a YouTube no para crear un procomún digital sino simplemente para captar la atención de otros usuarios, y, si no lo consiguen, rápidamente dejan de contribuir.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Organizando la Comunidad. Modelos de Desarrollo, Patrimonio Común de Innovación, Software Libre y Desarrollo Social. Guarda el enlace permanente.