Tiempo real

La adicción a los gadgets no es nada nuevo, ni nada sorprendente. Pero, como dice Steve Gillmor en TechCrunhIT se volverá mucho más acentuada rápidamente gracias a los nuevos teléfonos móviles con conexión permanente a Internet.
Hace unos dias en la tele, una choni decía que ella, cuando tenía dinero, se gastaba todo el saldo en mensajes cortos SMS.
Me pregunto de dónde surge esta necesidad humana de estar permanentemente conectado, como los Borgs.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Iniciativas que cambiarán el mundo, ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.