The Long Tail ERP

Tener un producto Long Tail es uno de los factores críticos de los negocios actuales.
El Long Tail es la razón por la cual Google Adwords genera ingresos a raudales mientras que Facebook aún sigue luchando por que entre suficiente publicidad.
Aunque dicen que en Adwords más de la mitad de publicidad entra por los anunciantes de viajes (lógico si se tiene en cuenta de que la mitad de todo el volumen de e-commerce son viajes) en realidad la clave de AdWords es la forma en la que permite anunciar cualquier producto por raro que sea a un público minoritario.
La base de datos de usuarios de Facebook, en teoría, es mejor que la de Google, a fin de cuentas Facebook sabe quién eres, dónde vives, cuántos años tienes, si eres hombre o mujer, y hasta la lista de las causas que admiras. ¿Cual es el problema de Facebook entonces? Pues que su oferta publicitaria compite con los mass-media clásicos, mientras que Google es el realidad una alternativa para productos que no pueden anunciarse en la televisión.
Una historia similar es la que han contado los directivos de Openbravo a sus partners congregados en la conferencia de Barcelona: que la diferencia de Openbravo con SAP o Dynamics será su marketing de cola larga basado en la indispensable colaboración de los partners.
Ciertamente es imposible en la práctica fabricar un ERP global que funcione auténticamente bien en todos los paises. Las diferencias en la fiscalidad y en muchos otros factores externos simplemente son demasiado grandes como para que un único producto, por muy parametrizable que sea, cubra todas las necesidades.
La idea de un ERP base de fuente abierta extensible y modular, está muy bien. En realidad la próxima herramienta dominante en la arena de los ERP será algo parecido a Eclipse, un framework sobre el que desarrollar extensiones para cubrir necesidades concretas de cada cliente. Tendrá algunas características de un diseñador de flujos de proceso de negocio, combinadas con un editor WYSIWYG para crear formularios visualmente y generadores de informes; pero, además, este nuevo ERP incorporará librerías de objetos estándar para representar clientes, productos, pedidos, etc. No se tratará de un kit de hágaselo usted mismo, como los BPM actuales, que sirven para todo y no sirven para nada a menos que trabajes sobre ellos. Sino de un aplicativo que será 100% operativo “tal cual” pero a la vez plenamente extensible.
Estamos, no obstante, aún lejos de esta nueva generación de herramientas de desarrollo para aplicaciones de gestión superpotenciadas, que ofrezcan lo mismo que los verticales de SAP pero bajo licencia Open Source y programables modularmente mediante estándares abiertos.
No sólo la tecnología necesaria ya es bastante complicada por si misma, sino que, además, modelizar un ERP modular es extremadamente complicado y, lo más difícil de todo, organizar una Comunidad que realmente coopere requiere una multitud de ajustes sutiles en las relaciones entre las partes.
Matt Assay ponía a Mozilla como ejemplo de un producto que consiguió hacer frente a Internet Explorer gracias a la extensa cantidad de contribuciones de La Comunidad (más de 6.000 plug-ins). En realidad, yo opino que el éxito de Mozilla no tiene nada que ver con los plug-ins. Me pregunto cuantos de los usuarios de Mozilla lo son porque les gustó algún plug-in que encontraron para el navegador. Mozilla se abrió paso simplemente porque es un navegador mejor que Internet Explorer y los usuarios, tras probarlo, repiten y recomiendan su uso. Además, Mozilla no tiene un modelo de negocio basado en La Comunidad, sino que el grueso de sus ingresos provienen de lo que pagan los buscadores como Google por que Mozilla potencie su uso.
Yo estoy 100% convencido de que el futuro es un ERP modular de cola larga. Sobre lo que tengo mis dudas es acerca de si una Comunidad puede crear un ecosistema de componentes que realmente sean monetizables tanto por el fabricante del producto base como por los partners. Desde luego sería algo absolutamente pionero, puesto que las comunidades actuales, bien están férreamente subvencionadas y controladas por su sponsor principal, bien resultan imposibles de gobernar de una forma en la que se pueda sacar dinero de ellas.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Modelos de Negocio, Organizando la Comunidad. Modelos de Desarrollo, ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.