Carisma

Al evaluar una inversión potencial, cualquier consideración acerca la calidad de la idea, el tamaño del mercado o los beneficios potenciales es irrelevante.
Esto es así porque casi nadie es tan genial, y porque existe una cantidad innumerable de cosas que pueden ir mal en un negocio.
En tales circunstancias, lo único que importa es la calidad del líder y de su equipo, y su capacidad para superar ostias que vengan dobladas con inquebrantable determinación.
Esto se llama creer en alguien. Es una de las cosas que los estadounidenses hacen mucho más amenudo que los españoles. Y una de las razones por las que los gringos han conseguido grandes logros. De hecho, en España, la última vez que alguien creyó en alguien, fue cuando Cristobal Colón.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Mitos, arquetipos y filosofía, Modelos de Negocio. Guarda el enlace permanente.