Open Cloud Manifiesto

Sun, IBM y RedHat (entre otros) está promoviendo el nuevo Open Cloud Manifiesto (PDF) ideado por Reuven Cohen.
Resumidamente, el borrador del Open Cloud Manifiesto dice lo siguiente:
1. Los proveedores de servicios deben trabajar conjuntamente para asegurarse de que los desafíos de seguridad, integración, portabilidad e interoperabilidad se cumplen con estándares abiertos.
2. Los proveedores no deben usar su posición dominante para tomar cautivos a los clientes.
3. Los proveedores deben adoptar estándares que ya existan siempre que ello sea posible.
4. Cuando sea preciso crear nuevos estándares, hay que hacerlo de forma pragmática, evitando que proliferen innecesariamente demasiados de ellos, y usando los estándares para promover la innovación, no para inhibirla.
5. Cualquier esfuerzo de la comunidad alrededor del open cloud debe estar orientado a satisfacer las necesidades de los clientes y no por las necesidades de los proveedores.
6. Los grupos que trabajen sobre temas de open cloud deben coordinarse para evitar que sus esfuerzos se solapen.
Fácil y lógico ¿No? A fin de cuentas se trata de seis puntos totalmente genéricos que cualquier con un mínimo de sentido común encontraría razonables.
Pues el caso es que de saque Microsoft y Amazon ya se han negado a apoyarlo.
Steve Martin publicó en su blog en MSDN que Microsoft rechaza el manifiesto debido a la negativa de sus creadores a aceptar contribuciones. En realidad el post va un poco más lejos y deja claro que estándares son Internet Explorer 8, Silverlight, Azure, y punto.
Geva Perry comenta que no han hecho más que empezar a hablar y ya están a ostias.
Antes de contratar o ponerse a desarrollar sobre una plataforma cloud asegurarse muy bien de cómo son los acuerdos de servicio y qué grado de dependencia se adquiere de dicha plataforma.
No es lo mismo desarrollar sobre una plataforma basada en Open Source como abiCloud o con máquinas virtuales en Amazon EC2, que escribir aplicaciones en plataformas privativas como Salesforce o Azure.
Gavin Clarke comenta en The Register que hoy por hoy el almacenamiento de base de datos que ofrece Azure ni siquiera es relacional y que se parece más al viejo sistema de ficheros secuenciales indexados ISAM de IBM.
A fin de cuentas si tienes una máquina virtual siempre puedes congelarla en una imagen y cargarla en otra plataforma. Pero si te pones a usar APIs privativos entonces ya estás casado con una plataforma cloud en concreto para siempre.
Grupo de discusión en Google sobre Open Cloud Manifiesto

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Tecnologías Libres, ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.