Enfermedad

Obsesionarse incluso con la victoria es una efermedad. Obsesionarse con demostrar lo que uno ha aprendido también es una enfermedad. Obsesionarse con atacar también es una efermedad, lo mismo que obsesionarse con defenderse. Incluso obsesionarse con desembarazarse de la enfermedad, también es enfermedad. Fijar la mente en cualquier cosa se considera una enfermedad. Todo esto son cosas que están en la mente, y la cuestión radica en afinarla para desembarazarse de ellas.
Yagyu Munenori. Primer libro de Las Tradiciones Familiares.
El el Sutra del Progreso Heróico (Suramgamasamadhi), una de las escrituras más importantes del budismo mahayana, se describen cincuenta tipos de enfermedad. Aunque el maestro chino Foyan redujo los tipos a dos:
Según mi escuela, sólo hay dos tipos de enfermedad. Primero: montar un burro para salir a buscar otro burro. Y segundo: Ser reacio a desmontar una vez que se ha montado. Es relativamente fácil encontrar un individuo lo bastante sagaz como para reconocer el primer tipo de enfermedad. La enfermedad más difícil de tratar es darse cuenta de que no necesitas montar el burro tras haberlo hallado y montado.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Mitos, arquetipos y filosofía. Guarda el enlace permanente.