Cuatro métodos eficaces para dejar de pensar


El clásico es formar una pareja y dejar que el amor y/o sexo nublen tu pensamiento, es un método antiguo pero muy efectivo. La contra es que creo que su efectividad disminuye con el tiempo debido a un fenómeno de acostumbramiento:(. Por esto es que se hace necesaria la búsqueda de nuevas parejas y/o experiencias, lo cual conlleva sus propios problemas.

El segundo es uno muy bien visto socialmente, al menos fuera del país, la devoción al trabajo. Es en cierta forma una manera personal de justificar tu existencia, alternativa a la religión y la ciencia.

Tenemos también a los más modernos medios de comunicación y entretenimiento (diarios-televisión-radio y libros-historietas-cine-videojuegos-Youtube, respectivamente), que con su catarata de información prácticamente colapsan nuestra red neuronal impidiendo, en el mejor de los casos momentáneamente, una reflexión profunda.

Finalmente, hay que mencionar a los diversos tipos de drogas (legales o no). Es quizás el método que menos dedicación requiere por parte del usuario, pero sus resultados son dispares y se encuentran siempre afectados por el fenómeno de acostumbramiento, que disminuye su efectividad con el correr del tiempo.
Fuente: Looking for it… (NAF)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.