Innovar en los negocios

Innovar en los negocios es ocupar un espacio en la mente del consumidor que nadie más ocupa.
Dicho espacio puede conquistarse con un producto claramente diferente de los demás. Pero también puede ganarse realizando cambios en la distribución, en el empaquetado, en el precio, en la relación con los proveedores, o hasta en la publicidad.
En el (falso) Diario Secreto de Steve Jobs se hace un análisis de porqué Dell ha perdido sus ventajas competitivas.
Fake Steve Jobs argumenta lo siguiente:
Comillas
Dell fue por un tiempo una empresa innovadora, pero sus innovaciones no involucraban el diseño del producto. Eran mejoras de eficiencia en el la manufactura y la distribución.
En la distribución, Dell esquivó el complejo y costoso modelo en 2 ó 3 capas de sus rivales consistente en vender a mayoristas como Ingram Micro y Tech Data que a su vez vendían a minoristas que eran quienes en último término trataban con el cliente […] Lo que cambió las reglas del juego fue Internet, pero a medida que el resto de los fabricantes pudieron abrir también tiendas en la web las ventajas de Dell fueron borradas.
En la manufactura, Dell averiguó antes que los demás cómo exprimir a los proveedores y hacerles competir entre ellos. Contrataron a un montón de ex-empleados de Wal-Mart para refinar tal práctica. Por ejemplo, si quieres vender piezas a Dell tienes que aceptar enviarlas y almacenarlas en Round Rock (Texas) en unos almacenes de Dell y pagando alquileres a Dell por dicho almacen hasta que Dell las necesite.
El problema con estas “innovaciones” es que las ventajas competitvas que crean están huyendo hacia China […] El arma real de China son sus legiones de brillantes ingenieros low-cost.
A dónde quiero llegar es a esto: las únicas innovaciones que vale la pena hacer son aquellas que involucran ideas en el producto y su diseño. […] Lo que me resulta sorprendente es la poca cantidad de empresas que se dan cuenta de ello.

Yo no estoy para nada de acuerdo con el razonamiento anterior. Es más, creo que económicamente venenoso pensar en la innovación como un fin en si mismo y sólo centrada en el producto.
Dell es todavía el segundo mayor fabricante de PCs ¿no es eso acaso un éxito? La tienda online de Dell, al menos en España, sigue siendo la mejor. Los portátiles de Dell, al menos en España, siguen siendo los mejores en relación calidad/precio. Los plazos de entrega de Dell, al menos en España, son rapidísimos y muy fiables.
Y al último grito en innovación de producto que le den morcillas. Lo último de lo último en innovación de producto se llama Windows Vista, y es, entre otras cosas, un cáncer para Dell y el resto de los fabricantes a quienes no les ha quedado otro remedio que ofrecerlo preinstalado porque tienen su alma vendida a Microsoft.
FSJ escribía su post en respuesta a otro de Charles Cooper en c|net titulado
If Apple can go home again, why not Dell?
en el que sugería que si Apple puedo resurgir de sus cenizas gracias a los iPod ¿porqué no podría hacerlo Dell?
Los iPod y los iPhones son rabiosamente innovadores, si, pero lo que les ha hecho conquistar el mercado no es sólo su diseño, eso ayuda, si, pero también están los hechos de que tienen una gran capacidad de almacenamiento, las pilas duran bastante y la usabilidad está muy currada. Yo creo que las características tecnicas han pesado tanto como el diseño en el éxito de iPod.
Post relacionado: Inventar no importa un carajo

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.