El “Open Source Comercial” no es Open Source

Cada vez es más tristemente frecuente encontrarse con el timo de licencia.
Funciona de la siguiente manera:
1º) Una empresa desarrolla un producto de software más o menos bueno, más o menos innovador y más o menos estable.
2º) Se crea una Community Edition y se lanza a bombo y platillo bajo licencia GPL entre geeks ávidos de novedades tecnológicas y artilugios novedosos.
3º) Con esta rampante base de adoptadores tempranos se crea la impresión de que el producto en cuestión es la moda potenciando al máximo las descargas e invirtiendo masivamente en relaciones públicas con la prensa.
4º) Se recorta la Community Edition de forma que a todos los efectos prácticos sea inservible para cualquier empresa. Por ejemplo se deja todo excepto el sistema de permisos sin el cual es imposible garantizar la seguridad de acceso a la aplicación.
5º) Se oculta lo más posible el código fuente, la documentación, y todo lo relativo al producto. De modo que formalmente exista pero sea en la práctica inservible como base para realizar derivados.
6º) Se crea paralelamente una Enterprise Edition que es la rama del producto que funciona de verdad.
7º) La Enterprise Edition lleva una licencia EULA de toda la vida, pero, como no es posible llamarla EULA porque los talibanes Open Source se pondrían furibundos, pues se busca otro nombre por ejemplo “OpenBombo Network Agreement”.
8º) En el Acuerdo de Uso del punto 7 se disfraza una licencia por máquina o por procesador bajo un contrato de soporte. Básicamente, el usuario firma lo que en apariencia es un contrato de soporte, pero en la práctica contiene cláusulas como “el software podrá ser utilizado simultáneamente en dos servidores, uno de desarrollo y otro de producción”.
9º) Para ocultar aún más la jugada, se explica que la licencia de uso elimina algunas de las restricciones que impone la licencia GPL, como por ejemplo la redistribución de fuentes, y ¡claro que las elimina! ¡como que el usuario ni recibe los fuentes ni tiene derecho a redistribuir la edición enterprise.
10º) Ahora ya se tiene al cliente cautivo como con un producto privativo clásico de toda la vida, sólo que mejor, porque vive feliz en la creencia de que ha mejorado su posición adoptando un producto abierto.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Adoptando Sw Libre en una Organización. Guarda el enlace permanente.