El McDonald’s de las bases de datos

McSQL
José Luis me comentaba durante una comida hace unos días que no podíamos dejarnos de hacernos eco acerca de la compra de MySQL AB por parte de Sun Microsystems.
La verdad es que el anuncio no debería soprender a nadie. Es ley de vida en informática que el pez grande se come al chico y MySQL llevaba tiempo poniéndose los colores brillantes de cebo apetecible.
En primer lugar, creo que 2008 será un año en el que Sun estará en el punto de mira. Jonathan Schwartz tendrá que demostrar si la estrategia Open Source que ha postulado para Sun puede dar sus frutos. Schwartz está ahora en la picota un poco de la misma forma en la que Carly Fiorina lo estuvo cuando HP absorbió Compaq.
No hay que olvidar que Sun ha perdido un tercio de su valor en el último año, aunque bien es verdad que no ha sido el único gigante tocado, IBM también ha perdido un 10%, aunque la estrategia de IBM respecto del Software Libre parece estar más clara, y, además, IBM cuenta con muchos planes B, en caso de que la cosa F/LOSS falle de los cuales Sun aparentemente carece.
Como tantas otras compras especulativas, el precio pagado por MySQL es bastante superior a lo que sería razonable por su volumen de negocio y algunas analistas han afirmado incluso que ha terminado en manos de Sun porque carece del volumen de negocio y clientes suficiente como para salir a bolsa con buenas expectativas.
La verdad es que yo creo que en el fondo nadie tiene ni puñetera idea de qué es lo que va a pasar con esta compra (y me incluyo).
MySQL ha basado su estrategia pasado en ser la base de datos más cutre y simplona. Yo ni siquiera considero la archipopular versión 3 de MySQL como una base de datos de verdad sino más bien un sistema de ficheros indexados con un recubrimiento de interfaz SQL por encima.
Incluso las nuevas versiones 5.x de MySQL están muy por detrás en casi todos los aspectos de PostgreSQL 8.x
El gancho de MySQL ha sido que es fácil de instalar, consume pocos recursos hardware y en el fondo es un producto simple lo cual lo hace es ideal para ISPs y para usuarios con escasos conocimientos y bajos requisitos. En definitiva el éxito de MySQL es que ha sido como el fast-food de las bases de datos: rápido, fácil, barato, y eficaz para paliar el apetito si estás dispuesto a sacrificar algunos requisitos nutricionales.
Con la compra de Sun, ahora los clientes corporativos ya pueden justificar porqué están comprando MySQL. Yo creo que Sun abrirá definitivamente las puertas de MySQL a las empresas. No porque vayan a mejorar en producto, más bien lo más probable es que se carguen las relaciones con la Comunidad, pero ahora en vez de usar Oracle para todo, los directores de sistemas de información podrán justificar el uso de MySQL para las miriadas de aplicaciones tácticas de pequeño tamaño que se estaban haciendo con Oracle, SQL Server o hasta con Access.
Funcional y técnicamente, MySQL sigue estando muy por detrás de Oracle, pero no todas las aplicaciones necesitan un mega-motor de base de datos que cuesta la tana de dinero como Oracle. De modo que MySQL tiene un nicho de entrada buenísimo como gestor de base de datos para aplicaciones tácticas en grandes empresas o incluso como sistema de base de datos principal en empresas de tamaño medio.
Post relacionado: In a Vortex (Jhonathan Schwartz)
Charla relacionada: How and why MySQL grabbed $1bn in five weeks (Ashlee Vance)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Mercado y Oportunidades de Negocio. Guarda el enlace permanente.