¿Es el Software Libre un fenómeno mayoritariamente público?

Impecable la organización del X Congreso Hispalinux, por lo bien pensado y trabajado que está siendo todo gracias al trabajo del comité directivo y de los voluntarios.
Lo único que se echa en falta es mayor presencia de la empresa privada en las conferencias.
Es difícil discutir a estas alturas que la implantación masiva de Software Libre en colegios, ayuntamientos, hospitales y otras instituciones está siendo en general muy exitosa (salvados escollos privativos enquilosados como Autocad o Access que todavía hay que correr en máquinas virtuales).
Lo que no parece es que la tendencia vaya a la misma velocidad en el sector privado. Hoy un alto responsable de la Junta de Andalucía comentaba que en parte es normal, porque el sector privado no tiene porqué cumplir con determinadas políticas necesarias en la administración pública (como puede ser la accesibilidad desde distintos navegadores).
La vicepresidenta 2ª y consejera de economía, comercio e innovación, Mª Dolores Aguilar, decía el jueves que en la Junta de Extremadura lo que quieren es que se reconozca la tecnología como un producto extremeño de calidad igual que el jamón y el aceite. Si se empeñan lo suficiente lo conseguirán (en esta vida la voluntad lo es todo) pero no será un camino exento de penurias.
El tejido TIC del sur de España es totalmente dependiente de las juntas extremeña y andaluza. Y, aunque está bien usar a la administración como motor de demanda y adoptador temprano, no se puede sustentar todo un sector basándose exclusivamente en las administraciones publicas como cliente.
Está por ver si de todo el esfuerzo político, mediático, y económico que se ha hecho en incubadoras TIC florecen realmente empresas que sean capaces de subsistir sin subvenciones ni contratos públicos conseguidos de cabildeo por los pasillos de las consejerías. Además, más vale que se den prisa, porque los fondos FEDER (maná del cielo) no durarán para siempre.
El siguiente paso para desarrollar empresas de software potentes es convertir a las telcos y a los bancos en clientes de Software Libre. Sobre todo a los bancos, arquetipo de cliente vaca donde los haya para la informática. En algunos sectores la transición será más fácil, como por ejemplo los hospitales. Porque las empresas que colaboren en el desarrollo de software para hospitales y centros públicos de salud eventualmente empezarán a ofrecer forks de las soluciones desarrolladas por la administración al amparo de las licencias libres. Pero en los sectores de actividad donde la administración pública no desarrolla software para si misma (por ejemplo en enlatado de alcachofas en almíbar) no habrá la misma cantidad de sustrato base disponible para que germinen soluciones verticales.
También es importante internacionalizar las empresas. Y para ello se precisan fundamentalmente dos cosas: 1ª) conocimiento de la cultura del pais cliente y 2ª) puntos de entrada. Eso significa hablar al menos inglés y preferiblemente otras lenguas también y conocer la cultura y la idiosincracia de la población extranjera. Los puntos de entrada más sencillos son pequeños casos de éxito en España que la matriz central de una multinacional pueda observar y comprar. Aunque también existen problemas como las restricciones impuestas por políticas globales de sistemas de información que impiden introducir “troyanos” en forma de pequeñas aplicaciones tácticas, y el peligro de que la matriz en vez de comprar la solución española simplemente la copie.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en El Software Libre en la Administración, Noticias y eventos, ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.