Y Microsoft se hizo Open Source

Tras leer el último MSDN Flash de Octubre uno no puede por menos que pensar que Microsoft ha decidido hacer con el Software Libre lo mismo que hizo con todos sus rivales en el pasado: fabricar su propia versión del mismo producto y emplear su arrolladora maquinaria de marketing para aplastar cualquier atisbo de competencia.
La newsletter bimensual de Microsoft presenta el nuevo sitio web dedicado al Open Source de Microsoft incluyendo referencias a las oportunidades económicas y de trabajo en comunidad que representa el Open Source, incluyendo acuerdo con productos substitutivos y/o competidores de otros de Microsoft como MySQL, Zend y SugarCRM. Un giro de 180º para una empresa que en 2001 prohibía el uso de algunos de sus productos en combinación con software “potencialmente viral”.
Da la impresión de que Microsoft está dispuesta a llegar a acuerdos con quien sea (amigo o enemigo) con tal de que los usuarios sigan utilizando Windows como sistema operativo base.
Y no es para nada una mala idea. A fin de cuentas Microsoft no ha tenido con todos sus productos ni de lejos el éxito de Windows y Office. De modo que tiene sentido permitir que algunos substitutivos Open Source erosionen los productos perros a cambio de mantener la cuota de la auténtica vaca de la empresa.
Además, si Microsoft se quitara de encima el sambenito de ser el adalid del software privativo, ganaría muchos puntos a los ojos de los programadores y los superusuarios, quienes últimamente son en su mayoría pro Open Source.
La verdad es que las dos licencias de Microsoft aprobadas por OSI: Microsoft Reciprocal License (Ms-RL) y Microsoft Public License (Ms-PL), son bastante claras y sencillas y cumplen escrupulosamente con los 10 criterios de la Open Source Definition.
Ahora, lo que está por ver es si Microsoft realmente pretende incorporar la filosofía Open Source lentamente en su estrategia, lo mismo que ha ido haciendo Sun, o si por el contrario, la táctica consiste en una manzana envenenada, cuyo propósito es hacer que los usuarios acaben pensado que Microsoft y Open Source es lo mismo, igual que durante un tiempo creyeron que Internet Explorer y navegar por Internet era la misma cosa.
Artículo relacionado: Google obstaculiza la licencia open source de Microsoft (Rafael María Claudín, vnunet.es)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Modelos de Negocio. Guarda el enlace permanente.