Actualizaciones ciegas

Ya son varias las empresas que veo actualizarse ciegamente a MS-Office 2007 y luego lamentar profundamente dicha decisión.
En la ingenua creencia de que cualquier software futuro será mejor que el actual se llevan a cabo actualizaciones masivas que no tienen ninguna justificación y que no responden a ninguna demanda de los usuarios.
Luego vienen las sorpresas: el hardware antiguo no es lo suficientemente potente para ejecutar MS-Office 2007. Se producen largas esperas al abrir o al dar al botónd e grabar. Los usuarios se sienten desconcertados con el nuevo interfaz, que parece exprésamente diseñado para esconder todas las opciones que necesitas. Y por sorpresa se encuentran que las personas de otras empresas que aún no se han actualizado no pueden abrir documentos en los nuevos formatos OOXML, BIFF y BIFF 12.
Resultado: dinero invertido en crear una gran masa de usuarios frustrados y enfadados.
Lo mejor que ha hecho Microsoft para escritorio han sido Windows 200 Pro y Office 2003. Y desde entonces han ido para atrás. Lo mismo que retrocedieron desde Windows 98 a aquel engendro que fue Windows ME.
Software más nuevo no significa que funcione mejor. Antes al contrario, cuanto más recientemente sacado del horno, mayor la tendencia a fallar de un programa.
Artículo relacionado:
Contrataciones ilegales en las Administraciones Públicas (Estándares Abiertos)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Adoptando Sw Libre en una Organización. Guarda el enlace permanente.