La UE rechaza el recurso de Microsoft y confirma la multa de 497 millones

La Gran Sala del Tribunal de Primera Instancia de Luxemburgo (TPI) dicto el pasado día 17 de septiembre la sentencia que cierra de forma prácticamente inapelable un proceso histórico de nueve años en el cual Microsoft fue multado con 497 millones de euros en 2004 por abuso de posición dominante y nuevamente con 280 millones en 2006.
Los más de cien abogados con los que Microsoft acudió al TPI no pudieron cambiar prácticamente nada en una sentencia en la que el tribunal respaldó, en casi todos los puntos, las sanciones previas de la Comisión Europea.
El caso comenzó en 1998 cuando Sun Microsystems denunció a Microsoft ante la Comisión y se inició una investigación que se prolongó hasta 2004 y en la cual se concluyó que Microsoft abusaba de sus rivales al integrar en Windows otras aplicaciones (en particular Windows Media Player) y al negarse a facilitar información sobre sus protocolos.
Habrá que ver ahora si las medidas de la UE tienen algún efecto real en la práctica. Aunque Microsoft lo tiene difícil para obviar la sentencia debido a la jurisprudencia que sienta, no hay que olvidar que estas batallas legales están completamente integradas en su estrategia de negocio. No es la primera vez que Microsoft paga por continuar abusando, como cuando pagó 750 millones a AOL en un acuerdo extrajudicial para que dejara de protestar por su navegador, dinero que rentabilizó con creces a la vista de la apabullante cuota de mercado que consiguió para Internet Explorer.
Microsoft aún puede recurrir el fallo de la Corte ante la instancia judicial superior, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en un plazo de dos meses y el recurso está limitado a cuestiones de derecho, por lo que en teoría no puede apelar el fondo de la sentencia.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Entorno Legal del Software Libre. Guarda el enlace permanente.