Microsoft y la esfera soviética

¿Qué haces cuando tienes delante de ti a un competidor grande y poderoso?
Buscas extender tentáculos de influencia. De eso iba la guerra fría, cuando el escenario bélico parecía Europa y las decisiones estratégicas se tomaban por miedo a la ingente cantidad de tanques soviéticos o a los indetectables submarinos nucleares.
En el ámbito empresarial, los japoneses lo llaman keiretsu (coalición de empresas unidas por ciertos intereses económicos como Mitsubishi o LG).
Microsoft siempre ha apoyado bastante a sus partners. Se encarga de que dispongan de buena documentación, software, los certifica y los lleva de la mano a los clientes.
La táctica ahora es, además, firmar acuerdos con empresas fabricantes de Software Libre que beneficien indirectamente a Windows. Como cuando Marc Fleury se jactaba de sus acuerdos de JBoss con Microsoft. O los recientes pactos con Novell. Se trata de que a estas empresas les interese que la infraestructura del cliente sea Windows. Y en ese terreno llevan las de ganar, porque la mayoría de los fabricantes simplemente no pueden permitirse el lujo de no soportar su producto sobre Windows.
El desenlace final es incierto. Porque si bien se pueden controlar los paises satélites por la fuerza y sofocar las revueltas puntuales desplegando tanques, se sabe y está más que comprobado que estas estructuras de poder tienen tendencia a desintegrase en repúblicas independientes a la primera de cambio.
Artículos relacionados:
Microsoft Partnerships, Open Source Software ISVs (Stephen Walli)
Would you do Open Source Marketing for Microsoft? (Stephen Walli)
The magic word driving Microsoft open source strategy (Dana Blankenhorn)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Mercado y Oportunidades de Negocio. Guarda el enlace permanente.