BadVista: ¿Porqué están siempre cabreados?

BadVista
Ayer me enviaron el enlace a la noticia en Navegante de elmundo.es sobre BadVista, el nuevo blog de la Free Software Foundation (FSF) contra Windows Vista.
En el correo en el que venía el enlace me preguntaban: ¿Porqué los partidarios del Sw Libre están siempre como una gallina cabreada contra Microsoft?
Me gusta una frase del periodista Dana Blankenhorn: “The Devil is always in the details” (la trampa está siempre en la letra pequeña del contrato).
En este caso el demonio tiene dos formas:
Una se llama Trusted Computing cuyo fin verdadero es que el fabricante de software (Microsoft) pueda saber exactamente en todo momento lo que estás haciendo con tu PC, aunque en realidad lo disfrazan de un nuevo mecanismo de seguridad.
La segunda son las nuevas cláusulas de la licencia EULA de Vista. Que imponen restricciones a la virtualización, publicación de benchmarks y otros usos del sistema operativo relacionados con el DRM.
El meollo de la cuestión es que las actualizaciones de software son una oportunidad para introducir mejoras tecnológicas pero también son una oportunidad para cambiar las licencias legales de los productos.
Para el fabricante, la licencias son muy rígidas, una vez que las has otorgado no las puedes revocar. Además, si te equivocaste en la redacción inicial, no es factible cambiarla y mantener la mitad de la base instalada con la licencia vieja y la otra mitad con la nueva, entre otras cosas porque te volverías loco intentando determinar cual es cada mitad.
Artículos relacionados:
Why Microsoft must abandon Vista to save itself (Don Reisinger)
Why people hate Vista (Galen Gruman)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Entorno Legal del Software Libre. Guarda el enlace permanente.