El servicio es la infraestructura

Inspirado como en muchas otras ocasiones, Nicholas Carr comenta en su post Innovation, not infrastructure acerca de Salesforce y su nuevo lenguaje de programación propietario Apex que la empresa que eligió las siglas CRM es NASDAQ, pretende no sólo ser un proveedor de software como servicio (SaaS) sino ir más lejos hasta convertirse en el Data Center del cliente. Es por ello, según Carr, que Salesforce ha decidido comprar su propia infraestrutura en lugar de subcontratarla a terceros.
Carr pone a Salesforce como ejemplo de lo que él llama la tercera ola de las tecnologías de la información: la era de la computación como una utility.
El arrollador marketing estadounidense tiene a algunos “gurús” hipnotizados.
Ya he mostrado anteriormente mi poca simpatía por estas empresas que usan Software Libre para crear productos propietarios, subvierten el espíritu de las licencias libres de su software base y profundizan en el vendor lock-in y en la venta por dominio del cliente para tener uno de los PER más altos del sector, con un ratio de 131 (Microsoft tiene 18,5 y SAP 28,6).
El AppExchange Mobile que Salesforce lanzó en abril tras la compra de Sendia fue una buena maniobra táctica de divide y vencerás. El problema de integrar el CRM con el teléfono móvil es que cada dispositivo tiene un interfaz diferente. En vez de hacer el intento de soportarlos todos, Salesforce siguió en parte el modelo de desarrollo de drivers de Windows, en el cual cada fabricante se desarrolla él mismo los adaptadores que necesita. AppExchange fue un movimiento astuto, pero de ahí a lo que dijo Mark Gorenberg de que Apex es el gran tsunami para una gran plataforma de aplicaciones hay un trecho.
El modelo SaaS en la picota
En su artículo The Future Of Software is Software, Josh Greenbaum cita la compra de MRO Software por parte de IBM como ejemplo de que el SaaS no es la panacea universal. Para Greenbaum, el aplicativo de Enterprise Asset Management que vende MRO, aunque utiliza SOA, es, sencillamente, demasiado complejo y poco estandarizable como para permitir un modelo de negocio SaaS “la cantidad y complejidad de la multitud de interfaces externos que un sistema EAM requiere, y la complejidad de sus informes y análisis, son tan específicos para cada empresa que prácticamente dejan fuera de juego al modelo SaaS“.
Yo creo que Apex es precisamente un intento de superar las barreras inherentes que ahora mismo tiene el modelo SaaS. Esta claro que ningún producto cubre todas las necesidades. En software ese dicho íngles de “one size fits all” no se cumple.
El futuro del software es el modelo SaaS, aunque sigan existiendo nichos para software tradicional bajo licencia EULA o desarrollado a medida, la mayoría de la oferta y la demanda se moverán hacia SaaS.
Posts relacionados:
Virtualización, Grid y Web Services
El software y la infraestructura de operaciones
Artículo relacionado:
La PYMEs deberían hacer outsourcing de absolutamente toda su informática (David Berlind)
Actualizaciones:
SaaS adoption set to explode (Nicholas Carr)
Cloudwatching (Nicholas Carr)

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Computación en la Nube, Iniciativas que cambiarán el mundo, Mercado y Oportunidades de Negocio, Modelos de Negocio, ¿Dónde estamos? ¿Hacia dónde vamos?. Guarda el enlace permanente.