Los 4 jinetes del apocalipsis

Los 4 jinetes del Apocalipsis
Según el estudio The Future of Enterprise Software de Forrester hay 4 factores que van a redefinir el panorama del software:
1º)  SOA (Service oriented Architectures)
2º)  F/LOSS (Software Libre)
3º)  SaaS (Software as a Service)
4º)  Offshoring (llevarse el desarrollo a Bangalore)
Todo ello para reducir la fricción de mercado y mejorar la commodización del software.
A mi se me ponen los pelos como escarpias.
Según Forrester el cambio será evolutivo, antes que revolucionario.
Sobre SOA dicen que la integración es costosa y cara. Yo voy aún más lejos: SOA está pasado de moda. Ya pasó su hype. Queda muy bonito sobre el papel, pero su uso práctico en el mundo real es bastante limitado. Aunque a medio/largo plazo es de esperar que se mejore la interoperabilidad “nativa” entre las aplicaciones reduciéndose la demanda de consultoría de integración tecnológica.
Sobre el Software Libre, Forrester apunta con certeza que la frustración (yo lo llamaría desequilibrio) que causan las licencias de software tipo EULA, han generado, casi a la fuerza, una reacción opuesta en forma de Software Libre.
Desde el punto de vista del cliente, el Software Libre es el auténtico Chollo del 1-2-3. Pero no tanto es así para el fabricante, quien renuncia de saque a buena parte de sus otrora pingües beneficios.
No obstante, para compensar, de nuevo, el Software Libre, si con las EULA los clientes estaban atados, con el SaaS (basado en Sw Libre) es aún mucho peor: ¡no sólo te secuestran el código sino también los datos!
Para el cliente el SaaS es mucho mejor (en teoría) al principio, porque la inversión inicial es (presuntamente) inferior. Pero luego te quedas pillado igual. Para el proveedor el SaaS es una nueva via a la competencia perfectamente despiadada de funcionalides por precio con el agravante de que se necesita, además del desarrollo, un gigantesco departamento de operaciones para mantener la monstruosa infraestructura que requiere ser un ASP (Application Service Provider).
Y el Offshoring es ya como el monstruo final de los videojuegos. Por la noche tengo terrores nocturnos en los que millones de licenciados de piel aceituna salen de una universidad hindú como zombies a la caza de almas vivas. Dispuestos a trabajar 12 horas diarias por cincuenta dólares. Según la Fundación AUNA en Bangalore había 240.000 empleados en software en 2004 frente a 175.000 en Silicon Valley ¡y la cifra no habrá dejado de crecer, imparable, desde hace dos años! El tema es tan fuerte, que en Barcelona la Cambra de Comerç y el Ajuntament firmaron un acuerdo en noviembre de 2005 para intentar traerse trabajo de la India al parque 22@ reconvirtiendo suelo industrial del Poblenou.
Por el Amor de Dios que alguien haga algo para preservar los márgenes comerciales y los salarios en la industria del software. O de lo contrario yo me monto un puesto de frutos secos todo a 1€ para competir con los muy honorables negocios de algunos chinos residentes en España.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Software Libre y Desarrollo Social. Guarda el enlace permanente.