BillG: Un programador al final del día

Vale la pena leer la historia de Joel Spolsky sobre su primera reunión con Bill Gates para decidir sobre la introducción de VisualBASIC en Excel.
Me trae a la cabeza ciertas ideas :
• Una de las claves de la genialidad estriba en percatarse de cómo lo macroscópico se relaciona con lo microscópico.
• No es la visión, sino el trabajo concienzudo a nivel de detalle, lo que le ha traido a Bill Gates su fortuna.
• Si tienes que lidiar con un programador (o quien sea) que se cree un sabiondo, hazle preguntas hasta agotarle. Prepara la ofensiva, y pregúntale sin tregua ni descanso, eventualmente llegará a un punto en el que tendrá que reconocer que hay algo importante que no sabe.
• Sea cual sea la jerarquía de tu empresa, nunca pierdas el contacto directo con el nivel operativo.
• Los Masters MBA, NBA y Del Universo están bien. Pero al final del día mejor si sabes realmente de qué va lo que tienes entre manos.

Compartir:
  • Twitter
  • Meneame
  • Facebook
  • Google Buzz
Esta entrada fue publicada en Casos Prácticos. Guarda el enlace permanente.